Casos de éxito

Valvospain afronta la transformación digital con Talentia

Corporate

El especialista en software de gestión del rendimiento ayuda a mejorar la gestión de recursos humanos y el talento de la firma industrial

Valvospain
Valvospain

Talentia Software, proveedor internacional e integrador especialista en software para la gestión del rendimiento corporativo, ha desarrollado en el grupo Valvospain un proyecto para la gestión de los recursos humanos y del talento, como parte fundamental de la estrategia de creación de valor de la compañía a través de una transformación de su departamento de recursos humanos.

El Grupo Valvospain, formado en 2006 por la unión de tres empresas vascas (Lázaro Ituarte, Fluvial y MTS), se dedica al diseño y fabricación de válvulas de altas especificaciones para las industrias petrolera, gasística, de generación de electricidad y criogenia. Desde 2009, con la incorporación añadida de nuevos profesionales procedentes de otros fabricantes aportando conocimientos complementarios, Valvospain ha venido repensando sus prácticas de gestión del talento, llevando a cabo diversos proyectos de mejora, incluyendo la externalización de la administración de recursos humanos y la implantación de la solución Talentia HCM de la mano de LKS como consultores tecnológicos.

Como resultado de este enfoque, Valvospain ha utilizado el software de recursos humanos con dos objetivos principalmente: automatizar las operaciones, aumentando la fiabilidad de los datos, la descentralización y el nivel de servicio; y dar soporte a las nuevas prácticas de forma fácil y amigable para los usuarios. Con ello, se han logrado reducir errores y tiempos, aumentar la productividad de Recursos Humanos y su capacidad para crear valor, disponer de información, establecer criterios de actuación y aumentar el papel de los líderes en la gestión de personas.

El proyecto de transformación de recursos humanos basado en aflorar el talento como el emprendido por el Grupo ValvoSpain de la mano del software de Talentia se centró en atender estas cuatro líneas maestras de actuación: reducir la dedicación de recursos en el rol tradicional (gestión de nóminas), pero a cambio de asegurarse un elevado nivel de fiabilidad y de servicio (automatización del proceso). Enfocarse a prácticas de gestión de Talento con alto impacto y basadas en evidencias empíricas (mejores prácticas) y desarrollar nuevos roles en recursos humanos y obtener nuevas métricas para la gestión de personas.

De entre las lecciones aprendidas en la implantación de este proyecto, su responsable Abel Las Hayas Gil, destaca las siguientes recomendaciones: identificar la herramienta tecnológica después de haber definido suficientemente su modelo de gestión del talento; elegir un software modular e integrable con otras soluciones tecnológicas, escoger para este viaje a los consultores adecuados, no olvidar formarse, centrarse en los resultados, sin descuidar las actividades y, por último, trazar un plan, evitando confundir el territorio final con el camino a seguir.