Noticias

¿Cuándo va a llegar el aprendizaje automático a los RR.HH?

Corporate

Entre un 23% y un 31% de los departamentos de recursos humanos utilizan todavía procesos manuales con metodologías basadas en el uso de Excel y el papel

Las tecnologías digitales impulsan la evolución de las prácticas de empleo, pero la transformación no ha sido fácil para muchos departamentos de recursos humanos. De acuerdo con los datos de Bain & Company, tres cuartos de los directivos y ejecutivos de recursos humanos indican que las tecnologías actuales no han alcanzado un rendimiento óptimo y amenazan la capacidad de las empresas para atraer, captar, desarrollar y retener el talento en su sector, dejándolos en una considerable desventaja frente a sus competidores.

El reciente estudio de Bain & Company, HR’s New Digital Mandate, que recoge los resultados de la encuesta realizada a 500 directivos y ejecutivos de recursos humanos en Estados Unidos, Reino Unido y Alemania, muestra dónde se encuentran los obstáculos y cómo las funciones de recursos humanos se pueden beneficiar del potencial digital.

En la continua batalla por los mejores talentos, las tecnologías digitales juegan un papel cada vez más importante,” señala Michael Heric, socio Bain & Company y responsable del área de Mejora del Rendimiento. “Las herramientas digitales ofrecen a los equipos de recursos humanos, nuevas formas para atraer el talento, así como ayudan a la reducción de costes. Los resultados empresariales, tales como la rapidez, la calidad y la precisión, se están convirtiendo en nuevas razones por las que invertir, pero muchas empresas están atrasadas en cuanto a la adopción y a la aplicación de estas herramientas, dejando la puerta abierta a las amenazas de la competencia.”

Los datos de la encuesta indican que el 87% de los participantes consideran que lo digital transformará fundamentalmente el ámbito de los recursos humanos, pero el 75% reconoce que sus sistemas de IT aún no han alcanzado los resultados esperados. La buena noticia es que la transformación digital de recursos humanos aún se encuentra en una etapa inicial; sin embargo, el tiempo para ponerse al día puede agotarse, ya que el 57% de los encuestados plantean un aumento en los presupuestos en IT hasta en un 10% en los dos próximos años; un cuarto de los encuestados planea aumentar los presupuestos aún más.

El desafío será integrar las nuevas tecnologías sobre las diversas herramientas actuales, muchas de las cuales no están integradas, con interfaces que los usuarios encuentran difíciles de entender o les faltan funciones clave.

Basándose en las experiencias de los principales equipos de recursos humanos, junto con los datos obtenidos del estudio, Bain & Company identifica seis reglas de compromiso que las empresas pueden seguir para tomar las riendas de su transformación digital:

  1. Medición del éxito basado en los resultados empresariales. Recursos humanos siempre ha usado su tecnología para mejorar la productividad, pero hoy, el papel de la tecnología  ha adquirido un papel más importante. De hecho, para áreas distintas a las de contratación y reclutamiento, reducir los costes de los procesos es una prioridad menor que los resultados empresariales más amplios como la rapidez, la precisión y la calidad.
  2. Trasladar las buenas experiencias de los clientes al lugar de trabajo. Los trabajadores a lo largo de su vida en la empresa, desde los candidatos hasta los jubilados, esperan recibir un trato personalizado, como si se encontraran ante los mejores minoristas o proveedores de servicios. Las compañías líderes ya están utilizando las tecnologías digitales para cumplir con estas expectativas.
  3. Subir el nivel de ¨analytics¨. La analítica está demostrando ser un factor clave en la toma de decisiones de los equipos de recursos humanos, tales como la determinación del número de entrevistas a los candidatos necesarias, la creación de una agenda de incorporación para la primera semana de trabajo del empleado; y la creación de un algoritmo que permita revisar las aplicaciones rechazadas y permitan contratar talentos que, en un proceso tradicional, se hubieran perdido.
  4. Prueba y aprende (test and learn). Las compañías pueden beneficiarse incluso en la etapa experimental, como por ejemplo los chatboots, a través de los cuales, los empleados de un call-center, pueden notificar si se ausentan por enfermedad, y ayuda a los directivos a reajustar los horarios automáticamente.
  5. Construir ecosistemas, no islas. A medida que los empleados esperan cada vez mejor acceso a los contenidos, servicios y redes, los departamentos de recursos humanos están recurriendo a agentes externos a la organización para que se encarguen de la organización de eventos.
  6. Ajustar y simplificar procesos, datos y sistemas.  El RPA y los procesos de aprendizaje automático tienen una amplia gama de casos de uso de éxito. Aunque sería mejor si las empresas pudieran simplificar y estandarizar los procesos, datos y sistemas comerciales subyacentes, lo que reduciría el trabajo manual por la necesidad de la automatización a través de RPA en primer lugar.

“La intervención humana sigue siendo clave en los recursos humanos para evaluar y motivar a las personas, pero el uso de las tecnologías sigue creciendo, y el mandato para los ejecutivos de recursos humanos es claro,” afirma Borja Tramazaygues, socio de la oficina de Madrid de Bain & Company. “Es una oportunidad para crear una cartera de apuestas digitales que transformarán la experiencia de la fuerza laboral, mejorando la toma de decisiones de talento a través del análisis, la automatización de los procesos, y liberarán tiempo para actividades de mayor valor, reducirán los costes y, lo que es más importante, mejorarán los resultados empresariales".

LA PREGUNTA
¿Cuánto supone el IoT (Internet de las cosas) en su negocio actual?