Opinión

La gestión de la impresión inteligente: más allá del ahorro de costes

En los últimos años, la información se ha convertido en una obsesión para los responsables de cualquier organización. Y no es de extrañar, ya que factores como el análisis de datos proporcionan conocimientos muy valiosos que pueden aumentar la eficiencia operativa de una empresa y su valor global de negocio. De esta forma, el análisis de datos revela información relevante sobre cómo funciona una organización, presentando una visión general del estado actual de las operaciones, haciendo más fácil predecir los patrones de mercado y anticipándose a las tendencias de los clientes.

En mi opinión, las soluciones de gestión de impresión inteligente ya están preparadas para esta nueva ola de negocios basados en datos, no sólo por los beneficios que aportan a nivel de impresión, sino por cómo pueden ayudar a las organizaciones a afrontar sus retos. La mayoría de organizaciones están viendo cómo la impresión no gestionada supone una carga económica para sus intereses. Por ello, me atrevería a afirmar que, en el actual entorno empresarial, no hay excusas para que la impresión no esté gestionada al mismo nivel que otros costes de negocio que sí lo están. No obstante, esta situación tiene fácil solución: el uso de herramientas de gestión de impresión inteligente. Estas plataformas proporcionan a las organizaciones la capacidad de asegurar y gestionar contenidos durante todo el ciclo de vida del documento.

No hay excusas para que la impresión no esté gestionada al mismo nivel que otros costes de negocio 

Desde mi punto de vista, la demanda de soluciones de gestión de impresión inteligente se verá impulsada por el estado actual de la economía. Si bien es cierto que las perspectivas siguen siendo algo inciertas, lo que está claro es que la necesidad de controlar los costes propiciará que las tecnologías de impresión adquieran más protagonismo. La realidad es que este tipo de soluciones ya han demostrado tener un impacto considerable en los volúmenes y costes de impresión de las organizaciones. Por lo tanto, es evidente, que es una oportunidad perfecta para ahorrar dinero.

Pero, más allá del ahorro de costes, la gestión de impresión inteligente permite reforzar otros aspectos clave del negocio como la seguridad. En esta nueva era digital, todas las empresas tienen la obligación de garantizar la protección de los datos de sus clientes. Por ello, un entorno de impresión seguro es una pieza clave para ayudar a estas organizaciones a conseguirlo. Lo mismo ocurre con las cuestiones medioambientales. Sin duda, el impacto ambiental sigue siendo una de las prioridades de la mayoría de compañías. En este sentido, la gestión de impresión inteligente permite a las empresas revisar detalladamente el uso de impresión para, de esta forma, implementar medidas que ayuden a reducir el consumo de energía, el volumen de impresión y el daño al medioambiente.

La economía digital continuará evolucionando y, a medida que los beneficios de la analítica de datos se expandan a través de todas las facetas del negocio, las soluciones de gestión de impresión inteligentes se presentarán al mismo nivel que cualquier otra parte del negocio, ayudándola a funcionar de forma más eficiente ahora y en el futuro.

LA PREGUNTA
¿Cuál será el producto estrella del Black Friday y Cyber Monday?