Fabricantes

A las puertas de la gran transformación

Una vez concluida la primera fase de la virtualización, que se centró en la consolidación y la reducción de costes, la industria prepara a los clientes para dar otro paso. Todos consideran un imperativo la virtualización de aplicaciones y la mejora de la gestión y la automatización de estos entornos. El VDI sigue siendo una asignatura pendiente y en el horizonte está convertir el CPD en un nube propiamente dicha.
escrito por:Redacción Channel Partner13 de noviembre 2012
Imprima esta noticia
mesa-virtualizacion-channel-octubre

La virtualización ha sido una de las tecnologías que han cambiado el panorama tecnológico de las empresas en los últimos años. Una de las consecuencias de la proliferación de entornos virtuales ha sido, por ejemplo, la eclosión del cloud. Para hablar de cuál es el estado hoy del negocio en torno a la virtualización y qué retos tienen por delante los fabricantes y partners involucrados, CHANNEL PARTNER reunió a una docena de expertos, desde primeras marcas a integradores, pasando por mayoristas. La llegada de esta tecnología a las empresas ha pasado por varias fases. En un primer momento, la virtualización entró masivamente en los clientes con el objetivo de desgajar los sistemas operativos del hierro y propiciar así una reducción del número de servidores. Y es que, con la virtualización, el cliente se asegura que las máquinas con las que cuentan están bien aprovechadas y funcionan casi siempre al máximo. Sin embargo, una vez hecha esta consolidación, ahora toca dar otro paso para mejorar la eficiencia de esos entornos y conseguir cierta automatización, además de virtualizar las aplicaciones. También sigue sin despegar el desktop virtual (VDI), una asignatura pendiente que la crisis ha eternizado porque los clientes no ven con buenos ojos retornos de la inversión a varios años, y también la implantación de tecnologías que permitan convertir el CDP virtual en un proveedor de servicios para la organización, es decir, está por ver la llegada de la empresa a la nube privada de una manera firme.

Rompió el hielo en la charla organizada por CHANNEL PARTNER Beatriz Robles, directora de canal de Citrix, que confirmó que la consolidación y virtualización de servidores es un hecho. “Es un commodity en un mercado que ya está maduro”, aseguró. Alejandro
Ruiz Bueno, responsable de desarrollo de negocio de AMD, coincidió en señalar que los clientes primero recortaron costes en el hierro y que lo que toca ahora es optimizar el funcionamiento de las aplicaciones. “Los que apostaron hace 4 o 5 años por esta tecnología deberán evolucionar hacia la nube o virtualizar componentes como la red o el almacenamiento”, señaló el directivo del fabricante de chips. Por su parte, Rubén López-Echazarreta, director de preventa de Arsys, aseguró que aunque un entorno de nube no tiene necesariamente que apoyarse en una plataforma virtual, sí lo hace en la mayoría de los casos. “Estamos viendo una apuesta clara por el cloud en el mercado, y eso tira de la virtualización. Hoy en día se puede virtualizar casi todo, desde la red y almacenamiento a ciertos servicios de seguridad”.

Álvaro González, director del área de Almacenamiento, Virtualización y Centro de Datos de Afina, reconoció que el canal de VMware está cauto en estos momentos debido a la crisis y que, una vez superada la fase de consolidación hay que volcarse en la virtualización de aplicaciones críticas. “La tecnología esta madura, pero los clientes, por la crisis, no han llegado ahí todavía”, apostilló.

Migración de Unix a x86

Raquel Fernández, manager de canal de Red Hat, desveló que la gran oportunidad para el canal en estos momentos está en los proyectos de transformación. “Hay un movimiento fuerte del mundo Unix al mundo x86, que cada vez es más seguro y estable”. En esta línea se expresó David García, responsable de desarrollo de negocio de seguridad en Morse, partner de Trend Micro, que confirmó que abundan los proyectos de los bancos para cambiar sus infraestructuras Unix de siempre por sistemas x86, “más abiertos y versátiles”. “Aquí hay una oportunidad de negocio”, añadió García, que también identificó oportunidades en la virtualización
de servicios, almacenamiento o redes. Por parte de HP, intervino José Manuel Segura, responsable del desarrollo de negocio de proyectos cloud, quien recordó que su compañía ha apostado por una solución “convergente” donde la virtualización, la red,
el almacenamiento y los servicios son componentes de una misma pieza. “Es el Virtual System, y sobre esta plataforma el canal aporta sus servicios”.

Jaume Mauri, consultor preventa de Ermestel, partner de NetApp, recurrió a una imagen muy gráfica para dar cuenta de lo que ha pasado hasta la fecha en el mundo de la virtualización. “Las maquinas virtuales aparecieron como setas. Es el server sprawling (proliferación de servidores trabajando a bajo rendimiento). Ha sido muy fácil desplegar servidores virtuales. Ahora toca desarrollar nuevas capas para gestionar esos entornos. Los clientes tienen que abordar más negocio, pero al mismo tiempo tienen que contener los costes de gestión de la tecnología. Además, los clientes están pasando de infraestructuras cerradas a abiertas. Es
otra oportunidad”. A juicio de José Manuel Marina, responsable del negocio cloud en Europa del sur en EMC, “el mercado español todavía está en la fase de pensar qué aplicaciones virtualiza”. El directivo recordó que será clave ofrecer tecnologías de rápida
implantación. “Nosotros estamos haciendo arquitectura convergente con Vblocks. En poco más de 20 días hemos puesto una infraestructura en producción en un banco del sur de España”. Además, advirtió a los partners de que deberán prepararse para dar servicios más allá de los tradicionales: “Los sistemas integrados ya son un commodity. Proyectos que antes tardaban seis meses, ahora se despliegan en menos de mes. El trabajo de los partners ya no está en configurar IP o en instalar cables o instalar vSphere. Eso ya viene de fábrica. Los partners tienen que convertirse en consultores”.
En este punto terció José Antonio Aldehuela, técnico de Compusof, partner de AMD. “El partner no tiene que discutir mucho de tecnología. El socio debe discutir la parte de consultoría. La solución que implante
debe ser convergente y fácil de gestionar”. Además, en su opinión, el integrador debe ayudar a reducir costes de operación, como los recursos humanos o la factura de la luz, que cada vez son aspectos más decisivos. “El integrador también deberá estar atento para abordar proyectos de movilidad que permitan que el usuario pueda trabajar desde cualquier sitio”. Aldehuela aseguró que cuanto más se virtualiza, más compleja es la infraestructura. “Eso requiere más formación en el partner y también en el cliente. El cliente debe tener herramientas que monitoricen el rendimiento de los entornos virtuales o que están en la nube. El partner debe dar esas soluciones al cliente”.

ISP: ¿competencia o aliado?

También discutieron los asistentes a la mesa organizada por CHANNEL PARTNER sobre si las operadoras o los grandes ISP son enemigos o aliados del canal. Para José Manuel Marina, de EMC, firmas como Telefónica o Colt son competidores a tener en cuenta. “Son gente que instalan nubes privadas en los clientes y luego las mejoran con su nube pública”, advirtió. Además, recordó que las pymes van a estar dispuestas a externalizar su informática bajo un esquema de pago por uso. Rubén López-Echazarreta, de Arsys, uno de los proveedores de servicios de referencia en el mercado español, se defendió. “No nos estamos comiendo el negocio del canal. España es un país de pymes que no pueden llegar muchas veces a la tecnología y para ellos tenemos paquetes especiales. Esto es compatible con el canal. De hecho Arsys tiene acuerdos con integradores. Además, todos sabemos que la venta se produce por la confianza y esa confianza solo la tiene el distribuidor”. Para reforzar sus argumentos, el directivo de Arsys exhibió números: el 50% de la facturación de la compañía, aseguró, se hace indirectamente. Otro ejemplo: en los proyectos de recuperación ante desastres (DRP), los partners les suelen diseñar el plan a sus clientes y luego acuden a un operador o proveedor de servicios para efectivamente ponerlos en marcha.

En HP la armonía entre canal tradicional e ISP es total: “Antes considerábamos a los service providers como clientes, pero ahora son partners. Lo que pasa es que no son partners que vendan maquinas, sino servicios sobre estas máquinas. De esta forma, creamos
una oferta unificada”. Así lo explicaba José Manuel Segura. La apuesta de NetApp por un entorno abierto permite al partner elegir cada una de las piezas que implanta en el cliente. “Nosotros no vendemos bloques monolíticos. En su lugar, damos al canal libertad de elección”, enfatizó José Morales, ingeniero de sistemas de NetApp. El mayorista Afina también defendió que en este mundo de la virtualización caben todos. “Trabajamos con proveedores de servicios que ayudan a los clientes a desplegar VMware. Además, VMware potencia servicios de cloud pública con servicios de cloud privada. A la hora de llevar a este fabricante al mercado, trabajamos con proveedores y canal tradicional para llevar la cloud híbrida al cliente”. La transformación que impone la virtualización y la nube también tiene que ser llevada al campo de las relaciones comerciales, a juicio de Samuel Marín, de Trend Micro. “El panorama es muy heterogéneo y hay sitio para todos: mayoristas, ISP e incluso proveedores que van más directamente al cliente”, aseguró Alejandro Ruiz Bueno, de AMD, para zanjar la cuestión.

El ROI frena el desktop virtual

Los participantes en el desayuno también trataron de encontrar las razones por las que la virtualización de escritorio no ha despegado hasta la fecha, a pesar de ser una tecnología probada y de que los analistas llevan varios años adelantando su boom. Samuel Martín, responsable de canal de Trend Micro, consideró que el mayor obstáculo reside en que el cliente no ve el retorno de la inversión, el famoso ROI: “En un momento en que un PC cuesta poco más de 200 euros, a muchos no les sale la cuenta de ir a VDI”. Raquel Fernández, de Red Hat, detectó otros problemas: “Falla la experiencia del usuario, que tiene que ser idéntica a la que tiene con el PC que ha tenido siempre sobre la mesa. También tenemos que analizar que haya redes para soportar esta tecnología. Y, por supuesto, está el ROI, que no sale en menos de 12 meses”. Además, la responsable de canal de la firma de Linux explicó que el retorno de la inversión en estos proyectos es, en cualquier caso, “complicado de medir”. En su opinión, hay costes fácilmente detectables y otros que no, pero que son igualmente importantes. “Los ayuntamientos de Finlandia han puesto VDI y eso les permite seguir trabajando cuando llega el invierno y no pueden acudir a la oficina porque todo se hiela. Este es un ejemplo que nos demuestra que hay que valorarlo todo. Aquí el VDI está muy pegado a la hoja financiera, y habría que aproximarnos al cliente de otra manera”, añadió. “Hay que decirle al cliente que no solo hay reducción de costes, sino que hay mejoras operativas”, añadió Jaume Mauri, de Ermestel. José Morales, de Netapp, añadió que la marcada tendencia a trabajar con dispositivos puramente personales en el entorno de la oficina, el conocido BYOD (bring your own device), favorecerá la adopción del desktop virtual. Ademas, Morales cree que la industria tiene que trabajar para facilitar el retorno de la inversión del VDI. “Uno de los embudos en este tipo de proyectos está en el almacenamiento y eso nos favorece. Hay que divulgar proyectos como el del operador japonés Softbank, cliente de NetApp que ofrece servicios de VDI a 20 millones de usuarios de aquel país y que, de esta manera, pudieron superar los problemas del terremoto y del posterior tsunami que arrasó la isla en 2011”. David García también se mostró de acuerdo con que el BYOD hará florecer proyectos de escritorio virtual. “Muchos clientes van a requerir VDI porque garantiza la seguridad en entornos con muchos dispositivos personales”. Jaume Mauri, de Ermestel, aseguró que el ROI en servidores aparece en medio año, pero en escritorios “podemos irnos a un año y medio o dos”. “En todo caso”, matizó, “no solo hay que hacer cálculos de capitalización, sino que hay que tener en cuenta los costes operativos. Los usuarios ganan en eficiencia”.

Los sectores más interesados

En todo caso, el cambio en los procesos parece inevitable a largo plazo. “Hay un cambio en los modelos de trabajo en las compañías. El sector financiero se ha apoyado en la virtualización del puesto de trabajo para abordar fusiones y agilizar el time to market”, recordó Samuel Marín, de Trend Micro. Aunque es difícil generalizar, hay sectores de actividad que están apostando fuerte por la virtualización. Por lo oído en el desayuno de trabajo, un caso destacado es el financiero, que gracias en parte a esta tecnología está dando un salto desde el host tradicional a los entornos x86. También el sector de las telecomunicaciones y la administración, a pesar de la crisis, son clientes destacados. Por último están las empresas de nueva creación, que apuestan por los entornos virtuales y en la nube desde el principio. “Estamos viendo una aceleración reciente en la administración pública de los proyectos de cloud. En grandes empresas del sector financiero también vemos mucha virtualización del puesto de trabajo y de aplicaciones”, recalca José Morales, de NetApp. Por su parte, David García, de Morse, señaló que el sector sanitario es candidato para adoptar masivamente soluciones de VDI, por las posibilidades que da de “tratamientos a distancia”. También se están viendo proyectos en el sector turístico y en las cadenas hoteleras, donde los puestos de trabajo están repartidos por medio mundo y el soporte in situ se hace muy costoso. En todo caso, como advirtió José Manuel Marina, de EMC, con la crisis los presupuestos en casi todos los sectores están al mínimo y las consecuencias son claras: “Ahora los clientes dedican 80% o 90% a mantener las luces encendidas. En un país como España, el OPEX lo cubre la gente, trabajando más si es necesario, pero esto no puede seguir así mucho tiempo. Por el contrario, las firmas tienen muy poco para innovación. Creo que la industria debe ayudar a esta gente a seguir avanzando con presupuestos muy reducidos”.

PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Ahorre tiempo y dinero en el proceso de optimizacion de sus redes

Ahorre tiempo y dinero en el proceso de optimizacion de sus redes

Una competencia fuerte, unida a la reducción de los ingresos por servicios tradicionales (voz y datos) fuerza a las empresas de telecomunicaciones a buscar una mayor eficacia operativa. Este es uno de los motivos de que en la actualidad se observe un número creciente de procesos de fusión y adquisición en este sector, que producen normalmente consolidaciones de redes, que son una manera de reducir los costes de mantenimiento de la red.
El factor seguridad frena el almacenamiento en la nube

El factor seguridad frena el almacenamiento en la nube

Según GfK, la la seguridad ofrecida por el disco duro tradicional es un factor que siguen teniendo muy en cuenta los consumidores españoles
Los dientes de sierra marcan la evolución del sector

Los dientes de sierra marcan la evolución del sector

Juan Cabrera, redactor jefe de CHANNEL PARTNER, valora los últimos datos del mercado informático y la celebración del Foro ISV 2016
Quién es Quién del Canal TIC 2016

Quién es Quién del Canal TIC 2016

Este documento aporta datos de contacto de 500 compañías del sector informático nacional y más de 1.000 direcciones de correo electrónico de otros tantos profesionales
Powered by WebShareContentBPS Business Publications SpainArsys
(c) 2017 BPS Business Publications Spain S.L. Todos los derechos reservados.
Si quiere estar informado, suscríbase gratis a los boletines de noticias TIC.