Noticias

El alto coste es el principal inhibidor para promover la innovación

Fabricantes

El soporte técnico y las soluciones diseñadas a prueba de futuro son junto con la reputación y la usabilidad las consideraciones clave a la hora de elegir un proveedor

Informe empresa Tom Tom
Informe empresa Tom Tom

El alto coste y la falta de información son los principales inhibidores mencionados por las empresas españolas a la hora de adoptar tecnología disruptiva para mejorar su productividad. Esas son las principales conclusiones de un estudio conducido por Tom Tom para evaluar el grado de adopción de nuevas herramientas tecnológicas en las empresas.

El estudio, realizado entre 1.400 directivos españoles, desvela que casi la totalidad de las empresas españolas (95%) cree y reconoce que la tecnología es importante para reclutar, motivar y retener a los empleados. Al mismo tiempo, incrementar la productividad (34%), mejorar el servicio al cliente (25%), aumentar las ventas (10%) y reducir los costes del negocio (8%) son los factores de motivación más comunes a la hora de adoptar nueva tecnología.

Sin embargo, prácticamente tres cuartas partes de las empresas (74%) cree que hay una falta de información fiable para quienes buscan introducir nuevos sistemas tecnológicos. De hecho, el 32% de los encuestados cita la falta de información de los proveedores como uno de los mayores retos a la hora de adoptar nuevas tecnologías. No obstante, el alto precio de dichas soluciones es el principal inhibidor mencionado por la compañía, tal y como lo revelan el 54% de las empresas encuestadas. Esta opinión contrasta con los resultados de otros países europeos, como Reino Unido, para los que el coste no es un factor tan relevante. Otras causas de desmotivación en España son la falta de experiencia dentro de la organización (33%) y la imposibilidad de encontrar un proveedor que se ajuste a la empresa (27%).

“Vivimos en un mundo conectado”, comenta Heike de la Horra, director comercial de TomTom Telematics para Iberia. “Las empresas necesitan trabajar con tecnología disruptiva o corren el riesgo de quedarse detrás de sus competidores”.

Pese a todos los problemas, en España somos optimistas y un 82% de las empresas se considera a sí misma 'early adopter' de nuevas soluciones tecnológicas. Además, casi la mitad (42%) de los encuestados dice usar sistemas más avanzados en su casa que en la oficina. A la hora de elegir un proveedor, la investigación descubrió que el soporte técnico (47%) y que las soluciones estén diseñadas a prueba de futuro (45%) son las dos consideraciones claves, seguidas por la reputación del proveedor (39%) y la usabilidad (36%).

"Es vital para las empresas analizar si están invirtiendo en sistemas que serán intuitivos, de apoyo y adecuados para sus procesos de negocios y cubran sus necesidades futuras. En TomTom Telematics, nos tomamos muy en serio lo que piensan nuestros clientes y diseñamos nuestros productos teniendo en cuenta su opinión y necesidades”, finaliza Heike de la Horra.

LA PREGUNTA
¿Cuánto supone el IoT (Internet de las cosas) en su negocio actual?