Noticias

La tecnología en el extremo se convierte en un suculento bocado para el canal

Fabricantes

Vertiv quiere impulsar la venta de soluciones y servicios edge computing por parte de sus socios de canal, una tecnología que crecerá un 41% anualmente hasta el año 2025

Sergio Ferrer, director de canal de Vertiv
Sergio Ferrer, director de canal de Vertiv

“El modelo de negocio está cambiando porque la tecnología en el extremo está promoviendo la aparición de micro data centers y soluciones idóneas para ser comercializadas por el canal de distribución”. Quien así se expresa es Sergio Ferrer, responsable de canal de Vertiv en España, que reconoce la labor de fondo de sus socios de negocio para llegar a sus clientes.

De acuerdo a un estudio de la compañía dado a conocer por Luis Casero, field marketing manager en Vertiv, el edge computing, o tecnología en el extremo crecerá a un ritmo anual del 41% hasta 2025, una cifra que resultará muy positiva para los integradores interesados en comercializar este tipo de soluciones.

Aunque no se han atrevido a dar una cifra de crecimiento, Vertiv espera impulsar este negocio con sus partners a través de sus ocho mayoristas, cuatro de ellos pertenecientes al canal eléctrico: Berdin, Sonepar, Aselcom e Ibersystem-, y otros cuatro del canal TI: Aryan, Esprinet, Ingecom y Vinzeo. En el portfolio de soluciones edge preparadas para el canal destacan los SAIs monofásicos de tamaño pequeño y mediano, los racks y PDU (unidades de distribución de energía en rack), así como las soluciones de monitorización y refrigeración. Todos estos productos pueden desplegarse rápidamente, ofrecen gestión remota y servicio de extremo a extremo.

José Alfonso Gil, country manager de Vertiv, asegura que la tecnología en el extremo puede suponer una gran oportunidad para España que podría convertirse en el quinto nodo de comunicaciones europeo. “Con una inversión de 500 millones de euros podríamos tener un retorno de 6.000 millones de euros”.

Arquetipos del edge computing

“Vemos que el Edge Computing está evolucionando progresivamente y cogiendo forma según cuatro arquetipos digitales”, según explica Luis Casero, quien también enfatiza que el 90% de los datos han surgido en los últimos dos años. El primer arquetipo son las aplicaciones con uso intensivo de datos y entre los que se cuentan las ciudades, fábricas y casas/edificios inteligentes, la distribución de contenido de alta definición, la informática de alto rendimiento, la conectividad limitada, la realidad virtual y la digitalización de oil & gas.

En el caso de aplicaciones sensibles a la latencia humana se incluyen son la venta minorista inteligente, la realidad aumentada, la optimización web y el procesamiento de lenguajes naturales, mientras que las aplicaciones sensibles a la latencia máquina a máquina se refieren fundamentalmente a transacciones financieras y red eléctrica.

Por último, dentro de la categoría de aplicaciones vitales para la vida se incluyen el transporte inteligente, la salud digital, los coches conectados/autónomos, los robots autónomos y los drones.

LA PREGUNTA
¿Cuánto supone el IoT (Internet de las cosas) en su negocio actual?