Noticias

Crónica de los años oscuros

Mayoristas

En 2012 y 2013 sólo se hablaba en el canal de cierres de empresas, morosidad, escasez de crédito o impagos. Estamos en el epicentro de una crisis que, a nivel general, hizo tambalear al euro y al estado del bienestar

El canal empezó a ver la luz al final del túnel en 2014.
El canal empezó a ver la luz al final del túnel en 2014.

Aunque la crisis que tuvo como origen el colapso inmobiliario en Estados Unidos llegó a España con cierto retraso, propiciado en parte por la miopía de los políticos, al final caló de lo lindo y este país se vio sumido en un verdadero parón de la actividad a la altura de 2011 y 2012, justo cuando los “planes E” del presidente Zapatero dejaban de tener efecto y saltaban todas las costuras.

A ello no fue ajeno ni el sector tecnológico ni el canal de distribución, tan dependientes de la confianza empresarial, del consumo de las familias y del flujo de crédito proveniente de los bancos, un río que se secó pronto y que tardó mucho en volver a unos caudales aceptables. En concreto, en 2011 el canal mayorista de informática cayó en términos de negocio nada menos que un 15%, según la patronal Ametic.

Después de años de crisis galopante y de un incremento espectacular del paro, las familias, muy endeudadas por el inmobiliario, empezaron a ahorrar y eliminaron cualquier gasto de más. Sin crédito, los clientes empresariales también posponían en España las decisiones de compra. Además, la crisis de deuda en Europa dejó sin margen al Estado, que empezó a tener serios problemas para financiarse en los mercados y que también reaccionó reduciendo drásticamente sus presupuestos e inversiones.

El expresidente del Gobierno Zapatero.
El expresidente del Gobierno Zapatero.

Las grandes empresas también adoptaron una actitud expectante y sólo algunas pymes, sobre todo medianas, intentaron paliar la debilidad interna saliendo al exterior. Poco fuelle para una economía como la española. Eso sí, recordando a la ministra de Economía del momento Elena Salgado, el cielo no se oscureció por completo y el mercado tecnológico también tuvo sus “brotes verdes” en medio del secarral. Eran el cloud, la adopción de la movilidad y la banda ancha móvil por parte de las empresas o los nuevos formatos ligeros de PC.

En el sector, estamos en los años en que las empresas se descapitalizan a nivel de personal porque muchos de los puestos de decisión se eliminan de España y se trasladan a París o Londres, o incluso a Estados Unidos. Además, son los tiempos en que muchos empiezan a hablar de la muerte del PC porque ejercicio tras ejercicio los niveles de venta de estos equipos caen irremediablemente. De hecho, esta industria tiene que esperar a 2014 para que el PC vuelva a crecer, después de cuatro años seguidos de descensos.

El canal mira al extranjero

En 2012, las cosas van algo mejor para el canal mayorista, que, sin embargo, sigue sin evitar la caída. En ese periodo, las ventas mayoristas ceden un 10%, según Context (y un 12%, según Ametic). En tres años, las ventas de hardware en este país llegaron a ceder nada menos que un 40% en términos de negocio. Una catástrofe. A nivel macro, España vive dos huelgas generales por los cambios en la legislación laboral, pide un rescate financiero a Europa, la deuda y la prima de riesgo suben a toda pastilla y se nacionalizan varias cajas y bancos (entre ellos Bankia). Pauli Amat, el máximo responsable de Tech Data a escala local, decía en marzo de ese año que el negocio de la distribución se había hundido un 40% en el lustro precedente. Al canal no le queda más remedio que buscar negocio en el extranjero y muchos miran sobre todo a Latinoamérica. 

Rodrigo Rato, en la salida a Bolsa de Bankia.
Rodrigo Rato, en la salida a Bolsa de Bankia.

Pero en 2013 se empieza a ver la luz, por lo menos a nivel macroeconómico. El canal de distribución crece ese año en términos de negocio un 5%, según datos del Ranking del Canal de CHANNEL PARTNER, y un 7,3% según Context. Acaba un bienio negro de caídas de la distribución tecnológica siempre por encima del 10%. Ya desde el último trimestre de 2012 se ven signos esperanzadores. El PC, tantas veces condenado a muerte, empieza a recuperarse esas navidades.

En cualquier caso, hay que advertir que esa ligera bonanza tardó mucho (hasta bien entrado 2014) en notarse a nivel “micro”, es decir, en las cuentas de los hogares y de las pequeñas empresas. En la mesa de líderes que organizó esta revista en marzo de 2013, los asistentes insistían precisamente en recordar la dificultad que todavía existía para que todos se beneficiaran del repunte. El canal crecía en cifras absolutas, pero seguía teniendo problemas con la financiación y con la migración al cloud, que muchos fabricantes ya empezaban a exigir a sus redes comerciales.

Evolución de los ingresos del canal entre 2008 y 2014.
Evolución de los ingresos del canal entre 2008 y 2014.

En las reuniones todavía se hablaba mucho de riesgo crediticio, de impagos o de plazos de pago demasiado largos. Además, en general, el grifo de los bancos seguía cerrado. No obstante, la recuperación, favorecida por unas mejores condiciones macroeconómicas en Europa y en el mundo, empezaba a ser una realidad palpable. Como decían los expertos económicos de la época, empezaba a soplar “viento de cola” y este país tenía que aprovecharlo.

Salimos del túnel

Se puede decir que en 2014 el canal de distribución empieza definitivamente a salir del túnel y dejar atrás lo peor de la crisis. Ese año, las ventas de los mayoristas informáticos en este país suben casi un 16% según datos de esta revista, y un 24% según Context. MCR, el mayorista especializado en consumo que más vende, crece en ese ejercicio nada menos que un 42%. DMI, otra firma nacional con mucho cliente entre las tiendas de tecnología, avanza un 32%.

Satya Nadella, CEO de Microsoft.
Satya Nadella, CEO de Microsoft.

El negocio empieza a recuperarse a todo ritmo y además estamos a las puertas del boom de los móviles libres a través del canal informático, que tantas alegrías iba a dar a la red de ventas en los años siguientes. No obstante, se mantienen los claroscuros. Por ejemplo, los márgenes no se recuperan en la misma proporción, con lo que la viabilidad de las empresas del canal sigue en entredicho. El cloud sigue siendo una asignatura pendiente. Aunque todo el mundo es consciente de que el modelo de negocio ha cambiado y de que la tecnología como servicio será el futuro, no está claro por esas fechas el papel que tendrá en ese nuevo escenario el canal de distribución.

Habrá que esperar a 2015 para ver un giro en este aspecto. Cuando Satya Nadella se ha asentado en el cargo de CEO de la multinacional de Windows las cosas empiezan a aclararse para los revendedores. Por otra parte, el flujo de crédito no acaba de normalizarse y la gran cuenta sigue abusando de unos plazos de pago demasiado largos que ahogan muchas veces a sus proveedores. En cualquier caso, lo peor ha pasado para todos. Y el canal sigue ahí, vivo y coleando, aunque, en el fondo, muy cambiado.

LA PREGUNTA
¿Está interesado como partner en explotar el negocio de servicios de seguridad gestionados?