Casos de éxito

Altim lleva SAP a Pan Milagros

Negocios

La panificadora de Toledo, que factura 27 millones de euros al año, ha mejorado procesos con SAP ERP Business All-in-One

Instalaciones Pan Milagros.
Instalaciones Pan Milagros.

Pan Milagros, firma de origen familiar que nació en 1903 como una panadería tradicional, decidió hace una década dar un giro a su negocio para adentrarse en el mundo de la gran distribución. Actualmente, cuenta con tres fábricas y dos divisiones: pan congelado y de molde. Como resultado, la compañía hoy emplea a un centenar de personas y sus productos se distribuyen en toda España y Portugal. Además, en términos de facturación, Milagros, que se ubica en el municipio toledano de Olías del Rey, ha doblado con creces sus ingresos, pasando de 12,5 a 27 millones de euros de facturación anual. En el ámbito tecnológico, la compañía también ha evolucionado.

Altim, consultora especializada en SAP que está acreditado como Gold Partner, fue el proveedor elegido por Pan Milagros para renovar su herramienta de gestión empresarial y mejorar así sus métodos de trabajo. “La manera de trabajar que teníamos no era óptima para seguir creciendo. No llevábamos la producción como lo hacemos ahora”, afirma Ana Aranda, responsable financiera en la compañía. Antes de la implantación de SAP, Pan Milagros trabajaba con técnicas tradicionales de administración basadas en datos en papel y en documentos de Excel. De hecho, en los últimos 4 años, había controlado la gestión con dos programas. Gracias a la implementación de SAP ERP Business All-in-One ya es posible para este cliente llevar un control de costes exhaustivo y maximizar el control de la trazabilidad.  

Solución estándar

Pan Milagros quería una solución que no fuera a medida sino estándar, con el fin de no depender de una empresa pequeña o de una persona. El proyecto se desarrolló en dos fases. La primera se prolongó desde mediados de noviembre del 2014 hasta mediados de enero del 2015, y durante ese tiempo se llevó a cabo la implementación, arranque y soporte del módulo financiero, con el objetivo de comenzar el año fiscal trabajando ya sobre el nuevo sistema. En una segunda fase, que fue de febrero a junio de 2015, se desarrolló la parte logística del proyecto. El proyecto de implantación fue realizado por equipos mixtos de trabajo formados por profesionales de Pan Milagros y de Altim. Para abordar el proyecto, cliente e integrador decidieron utilizar la metodología de proyectos ASAP Focus, que ha permitido optimizar cada una de las fases y asegurar la estabilidad en la puesta en marcha del nuevo sistema.

Aunque la entrada en producción del nuevo sistema ha conllevado muchos cambios de procedimientos en Pan Milagros, además de un gran esfuerzo en recursos humanos y financieros, en pocos meses el cliente se ha dado cuenta de que la elección de SAP ha sido “acertada y ayudará a que la marca encuentre nuevas oportunidades y retos para ampliar el número de clientes, tanto en España como en su plan de proyección internacional”, señalan desde Altim. Además, según afirma Ángel Luis de Lucas, director general en Pan Milagros, es previsible que la colaboración de su compañía con SAP no acabe aquí. “Para los próximos años queremos internacionalizarnos y, para esto, SAP es una herramienta fundamental. En el futuro contamos con SAP como proveedor estratégico para nuestro negocio”, señala.

Beneficios para el cliente

La solución SAP Business All-in-One reduce el tiempo de gestión global de inicio a fin, incrementando la eficiencia y la productividad en la elaboración del pan. Pan Milagros dispone de mayor cantidad de información y de más precisión en todo el ciclo de transformación de las materias primas hasta los productos finales. Además, SAP Business All-in-One permite la interrelación entre los departamentos, de forma que lo que pasa en cada uno de ellos es conocido por todos los demás, generando así una integración total en los procesos de negocio. Asimismo, el fabricante de Toledo ha optimizado los recursos humanos en los controles de calidad y en la recepción de mercancías en un 30%. El flujo de información permite llevar una comprobación de la producción y los costes, lo que hace posible responder inmediatamente a la competencia. Y es que, como recuerdan desde Altim, conocer el margen real de cada producto ayuda a posicionarse en el mercado con un precio competitivo.