Encuentros

El momento de la inversión TI en el sector educativo

Negocios

CHANNEL PARTNER reúne a fabricantes, mayoristas, docentes y administración para analizar el repunte de la inversión tecnológica por parte de los centros docentes

Después de años de sequía presupuestaria, han vuelto las inversiones al mundo de la educación, sobre todo en el sector público. Este repunte inversor también se está notando en la dotación tecnológica de los centros docentes, y se está materializando especialmente en el programa “Escuelas conectadas”, dotado con 330 millones de euros y que pretende llevar la banda ancha a todos los centros de Primaria y Secundaria sostenidos con fondos públicos del país. Para hablar del momento de las TI en el ámbito educativo, pero también de las necesidades de los colegios y los retos pendientes para que los proyectos tecnológicos tengan un reflejo en la mejora de la enseñanza, CHANNEL PARTNER reunió a fabricantes, revendedores, profesores y administración en torno a una mesa de debate.

El hielo lo rompió Ana Urraca, directora de compras de mayorista Vinzeo, una empresa que quiere aprovechar el “crecimiento brutal” que se espera en el sector educativo. Urraca empezó diciendo que queda mucho camino por recorrer: “La informatización en la escuela es todavía incipiente, aunque se han hecho esfuerzos para que todos los chicos tengan ordenadores y acceso a contenidos e Internet. Además, las pizarras están bastante extendidas. Sin embargo, todavía hay muchas diferencias entre la escuela pública y privada, y eso puede influir en el desarrollo del país. Todo el mundo tiene derecho a la misma educación y a las mismas oportunidades”.

Varios de los participantes en la mesa de educación organizada por CHANNEL PARTNER.
Varios de los participantes en la mesa de educación organizada por CHANNEL PARTNER.

Javier Martín, business manager de educación en Lenovo, recordó que España es el tercer país de Europa en introducción de dispositivos en las aulas, “por encima de Italia y Francia”. Eso sí, advirtió de que hay que cambiar la forma de enseñar y los profesores deberían asumirlo. “En Finlandia, los alumnos crean grupos de trabajo y aprenden por proyectos. Se aprende no por repetición, sino por el trabajo en colaboración de los niños. Así, se familiarizan con los contenidos de forma más intuitiva. Los fabricantes tenemos que ser una ayuda para ello. La conectividad es necesaria, los dispositivos también, pero si no hay metodología de enseñanza, no hay nada”, explicó Martín. El directivo de Lenovo no ocultó su frustración con el programa Escuela 2.0, lanzado por el Gobierno de Zapatero en 2009 y que tenía el objetivo de poner un portátil en la mochila de todos los alumnos de 5º y 6º de Primaria del país. “Se compraron millones de miniportátiles que no han servido para nada. No había contenidos y no cambió la forma de trabajar. Queda un mundo por hacer”, añadió Javier Martín. 

La importancia de pensar en un ecosistema

Jordi García, ingeniero de sistemas de Netgear, también coincidió en señalar que “lo importante es pensar en un ecosistema”. “La conectividad, los dispositivos o la tecnología holográfica son cosas que están bien, pero la idea es que los alumnos aprendan de forma innovadora y estén preparados para unas profesiones del futuro que no existen en estos momentos”. Además, dijo que las inversiones en red realizadas por los centros hace sólo un par de años en muchos casos “ya no valen”. “Los alumnos hacen exámenes online y no hay recursos ilimitados de acceso. Por eso hoy se necesita una capa de gestión de los accesos y de las comunicaciones. Esa parte de gestión de la red es el punto débil que nos encontramos actualmente”, añadió García.

Por su parte, María del Pilar López, responsable de tecnología académica de U-tad, centro universitario especializado en tecnologías aplicadas al mundo de la creación, y Juan Carlos Palomino, profesor y presidente de la Asociación Espiral, colectivo de docentes interesados en la aplicación de las TIC en la enseñanza, aportaron una visión de lo que está pasando sobre el terreno. “Las tecnologías están bien, pero no son un fin en sí mismas, sino que son un medio. Necesitamos que las familias y los profesores se impliquen y asuman el cambio”, insistió López, que también coincidió en la necesidad de trabajar por proyectos y de forma colaborativa. En todo caso, señaló que todavía no hay estudios concluyentes que digan hasta qué punto las nuevas tecnologías son beneficiosas para el aprendizaje.

Otros de los asistentes al debate de CHANNEL PARTNER.
Otros de los asistentes al debate de CHANNEL PARTNER.

Juan Carlos Palomino salió en defensa del programa Escuela 2.0, que calificó como “un gran acierto”. Palomino lo valoró como “el pistoletazo de salida a la introducción de las nuevas tecnologías en los colegios”, aunque reconoció que también dejó muchos recursos infrautilizados. En línea con lo expuesto por los otros debatientes, Palomino señaló también en que requiere “una visión global de por qué queremos usar la tecnología en las aulas”. “A mí se me parte el alma cuando los padres apaciguan a los chicos con pantallas. Ese no es el uso que queremos, y por eso es buena la educación y una cultura para saber cuáles son las necesidades. Profesores, alumnos y familias tienen que sensibilizar sobre el buen uso de las tecnologías”, explicó el profesor. 

[La cobertura completa de este encuentro aparecerá en el número 181 de CHANNEL PARTNER, correspondiente al mes de octubre] 

LA PREGUNTA
¿Cuál será el producto estrella del Black Friday y Cyber Monday?