Opinión

La preocupante parálisis inversora del sector público

Si se miran las grandes cifras, se puede decir que el sector informático español va dejando atrás la crisis. Según la patronal Ametic, esta industria creció en 2016 por tercer año consecutivo y ha recuperado los niveles de ingresos de 2010. La bonanza se empieza sentir en las inversiones de las empresas, sobre todo de las pymes, y hasta cierto punto en los hogares.

Sin embargo, hay un sector que todavía no se ha sumado a la fiesta: la Administración pública. El pasado verano, el Gobierno recortó drásticamente el gasto, y muchos proyectos tecnológicos quedaron paralizados. En los últimos meses, la inversión se ha ido recuperando, pero muy lentamente. En un momento en que la necesidad de digitalización de empresas, instituciones y ciudadanos es perentoria, el sector público anda con las manos atadas por las restricciones presupuestarias de Bruselas y por la incertidumbre política de un Gobierno que sigue en una posición muy débil.

En los últimos tiempos, el gasto TI se ha dedicado en ministerios, consejerías y ayuntamientos de todo el país a parchear y mantener los sistemas funcionando, pero no a innovar y a cambiar procesos para dar una mejor atención a los ciudadanos. La recuperación del sector informático nacional no será completa hasta que el sector público, que representa aproximadamente un 30% de la demanda, espabile. Buena parte del negocio de fabricantes y grandes integradores depende del BOE.

Sin embargo, no está claro que esa recuperación vaya a llegar este año, y para que sea una realidad el que viene todavía quedan muchas interrogantes por despejar. De todas formas, la renovación de los sistemas en nuestras instituciones y la llegada del cloud, el big data o la seguridad exigida por la normativa europea (GDPR) no se puede seguir posponiendo sine die. El futuro del país está en juego.

---------------------------------------------

[En el número 177 de CHANNEL PARTNER, que estará disponible a principios de mayo, daremos un amplio reportaje sobre la evolución última de la inversión tecnológica del sector público en España]. 

LA PREGUNTA
¿Crees que los nuevos Xeon Skylake serán un revulsivo para el mercado de servidores?