Noticias

El Black Friday ya no es sinónimo de compra compulsiva

Retail

Desde que aterrizara esta campaña en España el consumidor ha sido cada vez más exigente y ha obligado a una mayor sofisticación en la atención de los retailers

Black Friday
Black Friday

La irrupción del Black Friday hace seis años supuso un verdadero desafío para el comercio. A lo largo de este tipo el consumidor se ha ido sofisticando y exigiendo un servicio de calidad disponible en todos los canales y en plazos de entrega cada vez más cortos. Esas fueron las principales conclusiones del desayuno organizado por Prodware y dirigido a conocer las oportunidades que sigue ofreciendo esta campaña a los retailers.

El desayuno organizado en Madrid la semana pasada fue inaugurado por Ana Espada, encargada de iniciar esta jornada con una ponencia sobre omnicanalidad y comercio electrónico, abordando las claves para no perder oportunidades de venta por carecer de canales físicos y digitales integrados. “Los consumidores españoles ya hemos entendido cómo funciona el Black Friday. Por eso, ya no realizamos una compra compulsiva, sino que la planificamos, somos más exigentes y buscamos que todos los canales de compra estén integrados. La clave ahora es conseguir captar a este cliente que ha evolucionado”, ha explicado Espada. Para responder a sus expectativas, “necesitamos una plataforma tecnológica que nos permita ser omnicanales, es decir, lograr una lógica de negocio centralizada”.

 Simon Fredriksson, partner manager de Episerver también habló de las posibilidades de incrementar las tasas de conversión y el pedido medio utilizando la personalización basada en inteligencia artificial. “Los retailers están sometidos cada vez a más presión. Los clientes esperan experiencias unificadas en todos los canales y la personalización de todas las interacciones. Además, están más informados sobre los productos que los propios empleados”, han destacado. En este sentido señalaron  la utilidad de utilizar la inteligencia artificial y las capacidades analíticas para integrar los datos y la gestión de todos los canales y obtener los máximos resultados de cada uno de ello.

Por último, Maureen Manubens, Business Applications Lead de Microsoft España, habló sobre los servicios Azure para el comercio electrónico. En concreto, su ponencia se centró en las soluciones para atender incrementos brutales de demanda en Black Friday y durante periodos de promociones flash. Manubens ha coincidido en la idea de que “los clientes quieren vivir experiencias únicas”. Asimismo, ha apuntado a la estabilidad, flexibilidad, cumplimiento legal y escalabilidad como algunas de las principales ventajas que proporciona la nube de Microsoft a los retailers para ayudarles a desarrollar una estrategia de omnicanalidad y aprovechar mejor el comercio electrónico.

LA PREGUNTA
¿Cuánto supone el IoT (Internet de las cosas) en su negocio actual?