Noticias

Ticnova recurre a aromas de diseño en sus tiendas de informática

Retail

De esta manera, la compañía que surte a las tiendas Beep y PCBox, entre otras, quiere mejorar la experiencia del cliente en los establecimientos y dar una imagen homogénea

La aromaterapia entra en las tiendas de Ticnova.
La aromaterapia entra en las tiendas de Ticnova.

Todo es poco para que el cliente se sienta a gusto en una tienda y compre. Para mejorar la experiencia de los clientes en los cientos de puntos de venta que dependen del grupo Ticnova (Beep, PCBox, BeepBox o La fábrica del cartucho), esta compañía está renovando sus espacios con una comunicación visual más persuasiva, acompañada de una estudiada disposición de los productos que invita a experimentar y testearlos.

Ahora, el grupo además se ha apoyado en una técnica de neuromarketing denominada marketing olfativo. Dando aromas determinados a las tiendas, Ticnova pretende aumentar el tiempo de estancia y dar coherencia, haciendo que el cliente perciba que todos sus establecimientos pertenecen al mismo grupo, con independencia de la enseña. En la compañía hablan de extender "el mismo sello olfativo". 

Para este proyecto de aromatización, Ticnova se ha apoyado en Cuarto Sentido. Santi Juan, director de marketing de Ticnova, afirma que finalmente la compañía ha optado por crear dos fragancias, una que identifica a sus tiendas de informática (Beep, PCBox y BeepBox), y otra
para su cadena de rellenado de cartuchos de tinta. 

Gabriel Jiménez, director de marketing de Cuarto Sentido, explica que con la aromaterapia se consigue "una diferenciación total sobre la competencia". "El cliente tiene la sensación de estar en un lugar diferente, especial, único, inmediatamente después de atravesar la
puerta de entrada el cliente se sitúa en un plano totalmente emocional". Una vez ya se ha superado este primer momento, Jiménez añade que "el cliente, influido desde la parte emocional, ordena sus inputs sensoriales transformándolos en valores racionales, tecnología, vanguardia, innovación, seguridad, servicio, personalización".

La perfumista Beatrice Aguilar, de origen francés, ha sido la experta encargada de crear las dos fragancias de Ticnova. Para las tiendas de informática ha elaborado un aroma que "transmite modernidad y elegancia". "La nota sutil del almizcle lo hace muy refinado, limpio y discreto. Es todo lo contrario de un perfume invasivo, pero sin embargo no pasa desapercibido. Una sofisticación mesurada y prudente. Tiene una
tonalidad ligeramente masculina por sus notas especiadas".

En cambio para las tiendas de La Fábrica del Cartucho, la mezcla transmite "pura alegría, es espontánea, directa y positiva". "Es una combinación ante todo divertida con la que creamos un buen feeling con la marca y el cliente se siente arropado desde que cruza la puerta de la entrada hasta que se va". 

LA PREGUNTA
¿Está interesado como partner en explotar el negocio de servicios de seguridad gestionados?