Noticias

Enzyme se apoya en Tech Data para llevar la inteligencia artificial de IBM a las grandes cuentas

Cloud

Hablamos con Harald Messemer, confundador y managing director de Enzyme, un partner que apuesta fuerte por tecnologías de futuro como la inteligencia artificial y el blockchain

Harald Messemer, de Enzyme.
Harald Messemer, de Enzyme.

Enzyme es una consultora fundada en 2008 que usa la tecnología y derivadas como la inteligencia artificial para ayudar a las compañías a “vender más, gastar menos, invertir mejor, tener empleados más productivos o tener clientes más satisfechos”. Así lo cuenta su managing director y confundador Harald Messemer. Para conseguir sus objetivos, la compañía recurre a la atención personalizada y a productos propios y plataformas estándares “que aportan robustez y escalabilidad”.

Precisamente, una de esas plataformas es IBM Cloud, que explota gracias a la intermediación y conocimiento de Tech Data. Gracias a IBM, Enzyme es capaz de proveer chats de conversación o analítica avanzada con modelos predictivos basados en la inteligencia artificial de Watson, un superordenador capaz de responder a preguntas formuladas en lenguaje natural. También hace despliegues omnicanal (web, voz, apps, redes sociales) basados en IBM Cloud en los clientes.  

Chatbot para 4.000 empleados de Ibercaja

A modo de ejemplo, Enzyme ha desarrollado un chatbot para Ibercaja que permite que los 4.000 empleados de esta institución financiera puedan consultar las condiciones del seguro de un cliente. Para una empresa líder en automoción ha hecho una micro-segmentación del mercado basado en un modelo predictivo calculado con los datos existentes. Mientras que para Puig, multinacional de las fragancias con sede en Barcelona, desarrolló un catálogo de aplicaciones móviles para dinamizar el área logística y de ventas, y a la aseguradora Generali le entregó un chatbot con el que los empleados pueden configurar su recorrido de formación personal.

Nos percibimos como integradores ‘full-stack’, lo que significa que podemos trabajar en toda la cadena de tecnologías que se necesitan para diseñar, construir, desplegar y operar soluciones tecnológicas”, explica Harald Messemer, que destaca que ahora son la inteligencia artificial y el blockchain las dos disciplinas donde ve más futuro.

Oficinas de Enzyme en Madrid.
Oficinas de Enzyme en Madrid.

Reconocimiento mundial de IBM

Enzyme acaba de recibir un reconocimiento mundial por parte de IBM. En concreto, el fabricante reconoció el chatbot que Enzyme desarrolló para Ibercaja. Es un galardón que, según Messemer, refleja el buen trabajo desarrollado con IBM y Tech Data. Anteriormente, hace dos años, Enzyme ya había sido galardonado también por otro chatbot destinado al banco online WiZink.

La política de Enzyme es posicionar IBM Cloud en los casos que el cliente no tiene un proveedor de nube preseleccionado, aunque la compañía también es capaz de trabajar con Google Cloud, AWS y Microsoft Azure.

Un producto para tiempos de la Covid-19

A pesar de todos estos logros, Harald Messemer no oculta que la pandemia también “ha pasado factura a su compañía”. “Todo se ralentizó, aprendimos a teletrabajar, aprendimos a conciliar, algún contrato no se pudo ejecutar, otro iba mucho más lento. A la vez hemos aprovechado el tiempo para incubar, lanzar al mercado un producto nuevo llamado www.cowin-19.com y conseguir en apenas seis semanas tres clientes”, comenta el directivo. Se trata de una app de rastreo que facilita información clave a los encargados de vigilar la salud de la plantilla en el caso de que un empleado dé positivo.

Como consecuencia, la firma, que emplea a 80 profesionales fijos y recurre también a otros 40 que son colaboradores externos, mantiene para este año “un plan de negocio ambicioso”, según revela su managing director.

LA PREGUNTA
¿Va a haber roturas de stock en el canal en la recta final de 2020?