Opinión

Los 4 motivos por los que los proveedores de servicios cloud gestionados son fundamentales

No se puede poner en tela de juicio que la última década ha sido testigo de la aparición y del éxito de cloud. Resulta prácticamente imposible leer cualquiera de las publicaciones actuales sobre TI y no encontrar información sobre el crecimiento, la innovación y los casos de uso que surgen gracias a la nube. Para la mayoría, el término “cloud” es sinónimo de Amazon Web Services, Microsoft Azure y Google, lo que tiene sentido, dado que son con diferencia los proveedores más conocidos y de mayor éxito en la nube pública a hiperescala. Sin embargo, estos tres líderes del sector no van a dominar por completo el mercado. No solo queda espacio para el proveedor de servicios cloud gestionados (MCSP), sino que además existen múltiples motivos por los que este es esencial y, a menudo, la mejor opción para una importante mayoría del sector TI.

1. La infraestructura de la nube pública requiere competencias específicas

Muchas empresas a menudo empiezan con la falsa premisa de que basta con aprovechar la infraestructura on-premise y pasarla a la nube pública a hiperescala. Aunque esta ha sido con frecuencia la promesa y la infraestructura general es similar, la realidad es que muchos de los elementos básicos, como pueden ser planos de control, networking y seguridad, son suficientemente diferentes como para que no tarden en aparecer los problemas.

Elegir un MCSP puede ayudar de una de estas dos formas: el entorno del servicio alojado puede reproducir el entorno on-premise fielmente o un servicio gestionado puede actuar de forma eficaz como intermediario de la nube pública e introducir las competencias cloud necesarias para posibilitar la integración de dos entornos diferentes. Este valor no se debe subestimar en un ecosistema en el que el tiempo de creación de la oferta es una ventaja competitiva fundamental. De hecho, es muy probable que la comunidad MCSP evolucione para convertirse en intermediaria de primera línea de las nubes públicas a hiperescala, al tiempo que facilita y gestiona la transición y el entorno híbrido.

2. Es necesario gestionar de forma eficaz la economía en cloud

Una de mis frases favoritas es: “Cloud no es una ONG”. La capacidad de cloud de impulsar las ganancias se basa en la habilidad para estratificar el margen. Si bien la nube pública puede resultar muy eficaz para las cargas de trabajo elásticas con un alto grado de variabilidad, situar cargas de trabajo en ubicaciones remotas para aprovechar un servicio preconfigurado puede ser considerablemente menos rentable en el caso de las cargas de trabajo estáticas con necesidades predecibles de infraestructura.

Puesto que las diversas nubes públicas están todas luchando por dominar el mercado y los clientes son los que deciden qué cargas de trabajo son las más adecuadas para obtener los beneficios de la nube pública, los MCSP ofrecen la capacidad de extraer la carga de trabajo de la nube pública, al tiempo que monitorizan con atención las características de coste y cambian los datos y los servicios en función del retorno de la inversión (ROI) del cliente. Este es un valor añadido distintivo y definitivo que la mayoría de los clientes no son capaces de medir o reconocer.

3. Muchos servicios ofrecen una experiencia superior al usuario final con un modelo descentralizado

Hay una verdad sencilla en el ecosistema TI: la red importa. Las empresas a menudo se encuentran con que dos de los factores que limitan una oferta de servicio son el tamaño del ancho de banda y la latencia entre la oferta de servicio y el usuario. En ocasiones es posible aumentar el ancho de banda, a pesar de que es caro, pero lo que no se puede es acelerar la velocidad de la luz. Estos dos factores limitantes tienen un impacto absoluto en los servicios y han impulsado la creación de categorías tecnológicas enteras como la de redes de distribución de contenidos (CDN). Si fuera posible enviar los datos desde unos pocos nodos centralizados de distribución a hiperescala no haría falta una CDN. Sin embargo, las CDN han prosperado y seguirán haciéndolo. ¿Por qué? La red importa y los modelos descentralizados pueden ofrecer una experiencia superior.

Muchas de las nubes públicas a hiperescala se han dado cuenta de esto e incluyen ofertas que sitúan pequeñas cantidades del cómputo al margen, en el data center del cliente o en una ubicación de un partner regional. Aunque esto proporciona la oportunidad de mejorar la prestación del servicio, el modelo de negocio de la nube pública a hiperescala no está en consonancia con las redes descentralizadas dado que intentan aprovechar las economías de escala para mantener bajos los precios. Esto plantea la oportunidad para el proveedor de servicios cloud gestionados (MCSP) para añadir la infraestructura en un modelo descentralizado sin conexión directa a servicios de una nube pública central.

4. Los clientes deberían centrarse en el negocio principal

Finalmente, el declive de muchas empresas suele deberse con frecuencia a la falta de un enfoque claro. Intentan gestionar y ejecutar demasiadas cosas a la vez. Al asociarse con un MCSP, pueden obtener un resultado TI con un contrato de nivel de servicio (SLA) que libera importantes recursos internos que podrán centrarse en las tareas propias del negocio principal de la empresa. Se reconoce ampliamente que muchas de las funciones TI, como los servicios de comunicación y correo electrónico, se prestan con frecuencia a través de un partner de confianza y ampliar este modelo a los servicios de infraestructura y plataforma tiene mucho sentido desde el punto de vista comercial. El partner MCSP puede prestar aquellos servicios que representan su principal competencia, de tal forma que la empresa se puede centrar en su propio negocio.

Queda claro que la adopción de cloud ha hecho que el sector se encuentre en plena trasformación. No obstante, sería un error pensar que el resultado final de dicha trasformación es que las empresas tan solo deberían tener en cuenta a los principales proveedores de nube pública. Un partner MCSP de confianza que entiende tu negocio suele ser la opción más inteligente en esta evolución de cloud.

LA PREGUNTA
El crecimiento de la economía se está ralentizando. ¿Hasta qué punto lo está notando en su negocio?