Opinión

Vías para crecer en el complicado negocio de servidores

No corren buenos tiempos para el canal que vende servidores. Muchos indicadores marcan descensos en las ventas de este tipo de máquinas en España. Según GfK, en 2019 la caída de este mercado fue de casi un 17% en unidades. La migración de cargas de trabajo a las nubes públicas, que se viene anunciando desde hace mucho, se ha acelerado en los últimos ejercicios. Eso explica el auge de compañías como AWS o Microsoft (con Azure).

Como dice un integrador de sistemas en un amplio reportaje que dedicamos al tema en el número de febrero de CHANNEL PARTNER, “la pregunta no es si las grandes empresas se moverán a la nube pública, sino cuándo lo van a hacer. Estamos ante un negocio muy afectado por el cloud”. Sin embargo, el predominio absoluto de la nube pública que se vaticinaba en los entornos corporativos no se ha producido. Una prueba es el auge de Red Hat, una de las compañías bandera del cloud híbrido, que en enero mostró su poder de convocatoria en Madrid reuniendo a varios miles de profesionales informáticos del mercado español.

En todo caso, ni canal ni fabricantes de máquinas deben bajar la guardia. Con unas instalaciones on-premise en retirada, los especialistas en sistemas deben ofrecer soluciones flexibles y que sean capaces del orquestar las diferentes modalidades de nube que conviven en las empresas. Quizá en la línea de lo que está haciendo HP con GreenLake. También deberán estar atentos para aprovechar la oportunidad del edge computing, es decir, los entornos de computación más alejados de los grandes centros de datos y donde la comunicación con la nube no es eficiente. Porque hay vida inteligente más allá del cloud. 

Asimismo, los integradores tienen una oportunidad en la venta del software y el networking que complementan a la computación en los centros de datos. Y, por último, tendrán que plantearse seriamente la certificación con los hiperescalares y la especialización en algunos de los múltiples servicios que hoy ponen al alcance de los clientes Azure o AWS. Porque, como reza el dicho popular, si no puedes con tu enemigo, únete a él.   

LA PREGUNTA
¿Cuál va a ser, en su opinión, la evolución de la demanda de tecnología en el sector público en los próximos meses?