Opinión

En tiempos de crisis, no te detengas

Navegar en medio de una incertidumbre sin precedente como la que estamos viviendo actualmente requiere de agilidad y una flexibilidad en todos los ámbitos.

“Con esta crisis, la demanda de nuestros productos ha aumentado bastante, la automatización de pedidos nos ha ayudado para poder gestionar esta demanda de nuestros clientes”, señala en este punto Felip Meler, FO Coordinator Foodservice en Gallina Blanca.

Por suerte, muchos directivos llevan tiempo entendiendo la importancia de asegurar la continuidad del negocio y han apostado por la digitalización de sus procesos con una solución basada en la nube que les permite trabajar desde cualquier lugar, además de que, una solución cloud, puede ser configurada e implementada a distancia, sin que nadie tenga que desplazarse.

“Durante estas semanas tan duras por el Covid-19, hemos tenido que hacer frente a 8.000 pedidos (32% más que la media habitual), con urgencia, rapidez y precisión, la solución de pedidos de Esker ha sido una pieza clave para poder gestionar todo este volumen extra”, afirma María del Carmen Cano, responsable de Atención al cliente en Accord Healthcare.

Esker propone una continuidad operativa para una gestión, por supuesto en la nube, de la relación comercial entre proveedores y clientes. Para garantizarla, recomendamos:

1. Una única plataforma, en la nube, para trabajar ‘pase lo que pase’ 24/7

¿Qué hacen los departamentos financieros? Pase lo que pase, deben seguir gestionando facturas, cuadrar las cuentas, mantener relaciones positivas con proveedores y clientes. Una plataforma como Esker, que cubre la gestión entera del ciclo de aprovisionamiento y de venta, les permite gestionar, validar, consultar, archivar y recuperar facturas y cualquier otro tipo de documento según el proceso tratado. Desde el portal o desde una app para pedidos, facturas o gastos, los usuarios pueden seguir el estado de gestión de pedidos de compra o informes de gastos; validar, retener o reenviar facturas para su revisión o monitorizar los KPI desde un cuadro de control con métricas customizables.

“Tenemos mucho trabajo, ya que nuestros productos son de primera necesidad y la demanda es desorbitada… Afortunadamente contamos con Esker para poder procesar todos los pedidos que estamos recibiendo. No quiero ni pensar que sería de esta crisis sin ellos”, expresa, en la misma línea, Silvia Lázaro, responsable de Servicio al Cliente en Pastas Gallo.

2. Con la seguridad no se juega

Trabajar en remoto requiere la garantía de que los datos viajen y se alojen de forma segura. Además de las garantías de seguridad física, comunicaciones vía VPN, firewalls, formación continua de todos los empleados según las normas de seguridad de la compañía, alojamiento securizado de datos, etc., Esker incorpora dos cosas en sus infraestructuras que dotan a sus soluciones de un nivel extra de seguridad, garantizando la operatividad frente a cualquier eventualidad:

A) Dos centros operativos independientes para monitorizar de forma continua el rendimiento y continuidad de las transacciones.

Es un sistema de redundancia que permite que Esker continúe operando incluso cuando hay problemas técnicos, gracias a varios niveles de duplicación de datos y al alto rendimiento de Microsoft Azure.

B) Dos equipos dedicados a la vigilancia permanente de la infraestructura. Estos equipos de personas, ubicados en Francia y Estados Unidos, aseguran un control del rendimiento de los servidores y su seguridad. Ponen a disposición de los clientes una web que les permite conocer el estado de productividad de su plataforma  (https://www.trustesker.com/)

3. El servicio de acompañamiento: de la mano del cliente, en remoto

La informática es compleja y debe dejarse en manos de los expertos. El soporte técnico de Esker está compuesto por gente muy preparada y en constante formación. Pero, cuando implementamos un proyecto, también hablamos con usuarios finales que no saben de informática, si no de su empresa, sus clientes y de sus proveedores. Nuestra labor es acompañarlos, no solo en los primeros días de la implementación y la formación, sino en los meses y años siguientes, gracias a un servicio al cliente asegurado por tres equipos de personas basados en diferentes partes del mundo, uno de ellos en Madrid. Sin duda alguna, la experiencia de estas últimas semanas ha llevado a muchos directivos a parar proyectos de automatización de procesos. Si en tiempos normales, este tipo de proyecto es complejo, en tiempos de crisis sanitaria que impide la reunión de personas en modo presencial, es normal que uno se sienta receloso. Sin embargo, dado que tendremos que adaptarnos a un nuevo contexto, con otras crisis, lo recomendable es aliarse con compañías preparadas para dar soluciones rápidas, rentables, precisas, exitosas, en cualquier circunstancia. Para Esker, de cara a sus clientes, la crisis que estamos viviendo es ‘Business as Usual’.

LA PREGUNTA
¿Cree que los problemas de suministro y logística van a continuar en el sector TI en los próximos meses?