Noticias

Primeras reticencias serias sobre el modelo cloud computing

Corporate

Gartner advierte de una posible falla generalizada del modelo cloud y lo sitúa en una ladera descendente.

Gartner acaba de abrir la caja de los truenos. La consultora señala en un informe que el modelo cloud computing no está cumpliendo con  las iniciales expectativas y sitúa esta tecnología en la ladera descendente denominada enfáticamente como "abismo de la desilusión". Todo un mazazo para proveedores y partners que estaban destinando importantes recursos para desplegar su estrategia en torno a este modelo  y que ahora quizás deban reflexionar acerca de esta fórmula.

Una de las empresas que ha dado pábulo a esta opinión es Claranet, el proveedor de servicios gestionados que desde hace tiempo ha comenzado a variar su estrategia para hacer frente a los nuevos desafíos que plantea cloud computing. Es cierto que en el informe de Gartner se sitúa la tecnología cloud computing en el llamado ‘abismo de desilusión’, pero para nosotros este resultado no es ninguna novedad puesto que podemos afirmar que el estallido inicial del cloud computing ha disminuido”, dijo Robert. “Antes de que lanzáramos nuestro servicio virtual data centre en 2011, llevamos a cabo una amplia investigación sobre las preocupaciones de los usuarios sobre la nube. La encuesta se realizó a 300 decisores del mercado TI y encontramos que aún había preocupaciones importantes acerca de la protección de datos, seguridad y fiabilidad con la tecnología cloud computing”.


“Muchos de los encuestados estaban desilusionados con la ubicuidad de la palabra ‘nube’, que tiende a oscurecer la naturaleza de los servicios reales. Además de eso, la industria del Cloud en su conjunto fracasaba en tranquilizar a los clientes potenciales a través de las respuestas a algunas preguntas fundamentales: ¿Dónde están alojados mis datos?, ¿están protegidos mis datos?, ¿cómo puedo garantizar el tiempo de actividad?"

Robert cree que la industria en su conjunto está mejorando, pero que se necesita trabajar más duro para arrastrar los servicios cloud del ‘abismo de la desilusión a la ‘pendiente de la iluminación’.

Cada vez más, los proveedores de servicios se están dando cuenta de que no es suficiente con etiquetar sus servicios con el nombre de cloud. La industria necesita responder a las preocupaciones legítimas de los usuarios: dónde y cómo están mis datos almacenados. Por ello, lo ideal sería ofrecer centros de datos virtuales en el propio país que despejarían las dudas acerca de la soberanía de los datos. Los proveedores también necesitan empezar a tomar responsabilidad por la disponibilidad del servicio en general, incluyendo el tiempo de actividad de red. Para aquellos proveedores que carecen de su propia red, esto requerirá una colaboración más estrecha con los operadores de red para que puedan ofrecer un servicio totalmente integrado. Por ello jugaran un papel muy importante los proveedores de servicios que incluyan servicios de Redes y Hosting, es decir soluciones integradas.

LA PREGUNTA
¿Qué impacto cree que tendrá Windows 11 en su negocio en los próximos meses?