Opinión

Regla número 1 del empleado digital: el que más sabe más vale

Las empresas buscan empleados digitales, empleados con capacidades en el uso de la tecnología que la compañía pone a su alcance y con capacidades de ejecución de procesos en los que dicha tecnología acelera la eficiencia y los resultados. 

Nos encontramos en una revolución empresarial vinculada a la tecnología, obvio. Algo que cambia nuestra forma de crear y hacer negocios. La tecnificación de procesos laborales y comerciales convierten a prácticamente todos los trabajadores en protagonistas de un nuevo modelo que pone a la tecnología en el centro. 

En la mente de muchos empresarios, la frase “el activo más importante de nuestra compañía es su gente” ya compite con otra que dice “el activo más importante de nuestra compañía es su tecnología”. Esta última también implica a su gente, pero implícitamente apunta a la criticidad de contar con personal digital capaz de rentabilizar el rendimiento de las herramientas a su alcance. 

El empoderamiento y especialización de los profesionales, tanto de los técnicos como del resto de personal con acceso a herramientas IT, es una necesidad creciente, que también supone una oportunidad para los trabajadores capacitados de aumentar su salario, condiciones y posición estratégica en la empresa. Además, el contar con profesionales cualificados en tecnología y herramientas supone un elemento diferenciador para las compañías y cataliza el crecimiento de negocio de las empresas.   

Predicciones de sentido común: 

1.- Las empresas, desde ya mismo y sin duda en la próxima década. no se podrán permitir contar con empleados no digitales cualificados en un alto porcentaje. 

2.- Las empresas medirán -de hecho ya muchas lo hacen- el modo y cantidad de uso de las herramientas puestas al alcance de los usuarios y dispondrán de mecanismos de control y auditoría del rendimiento obtenido de la tecnología en manos de los empleados. 

3.- El personal con habilidades en el uso de la tecnología tendrá -ya tiene- una mejor posición en la empresa y en el mercado laboral, mientras que aquellos que queden obsoletos en los nuevos modelos de trabajo colaborativo y aprovechamiento de la tecnología a su alcance tendrán dificultades para mantener su lugar en la empresa. 

Cada día se ve con más claridad, que las empresas que acumulan talento y personal digital a todos los niveles son las que están realmente preparadas para capturar la oportunidad entorno a la demanda creciente. 

Conclusiones: 

1.- Los profesionales cualificados en herramientas y tecnología están ante la mayor oportunidad laboral de las dos últimas décadas

2.- Los profesionales con menor cualificación digital seguirán sufriendo una situación laboral precaria, por la menor aportación de valor a su empresa. 

3.- Las empresas que cuenten con profesionales digitales cualificados dispondrán de una de las claves fundamentales de diferenciación y velocidad de crecimiento para los próximos años. 

-------------------------------------------

Si quieres formarte en tecnología, BPS ofrece una amplia selección de cursos en Campus BPS. ¡No te los pierdas! 

LA PREGUNTA
¿Está suponiendo la ley de registro horario una oportunidad de negocio para los partners de tecnología?