Noticias

Verbatim cierra en España

Fabricantes

La empresa de CD liquida su filial después de que la Audiencia Nacional le impusiera una fianza por IVA y canon digital

Verbatim

El fraude de Verbatim con la hacienda pública viene desde hace más de 6 años atrás. Según una información recogida por el diario El País, la filial española de CD defraudó 10,76 millones de euros de IVA simulando ventas a Portugal a través de un modelo de carrusel, una estafa de infausto recuerdo para el canal de distribución y que se sigue practicando. La empresa ahora está en liquidación, un proceso que comenzó en diciembre de 2013, dos meses después de que la Audiencia le impusiera una fianza de 19,24 millones como posible responsabilidad civil, de la que solo logró recuperar 1,4 millones, según fuentes del caso. El juicio por el caso comenzará en diciembre y se alargará hasta enero de 2015.

Verbatim simulaba que gran parte del material que recibía de su matriz “se destinaba a la venta a sociedades mercantiles de nacionalidad portuguesa, que, acto seguido, estas procedían a introducir de nuevo en el mercado español mediante su venta a sociedades españolas, las cuales procedían a su venta definitiva en el mercado interior español, sin proceder el ingreso del IVA a que estaban obligados mediante la omisión de la presentación de las declaraciones tributarias o mediante el falseamiento de los datos contenidos en las mismas”.

Es lo que se denomina como fraude carrusel. Las empresas pantalla, conocidas como truchas, son liquidadas antes de hacer la declaración del IVA. Había cinco sociedades portuguesas que supuestamente recibían la mercancía e inmediatamente lo mandaban de vuelta a España a empresas pantalla. Acababan en pequeñas tiendas.

La fiscalía, la Agencia Tributaría y la Abogacía del Estado sostienen que en realidad los CD y DVD estaban en manos de Verbatim en España, que había diseñado este sistema para ahorrarse el IVA, el canon digital por copia privada y así ganar cuota de mercado, que llegó a superar el 50% en España. Antes de cerrar, Verbatim España facturaba entre 12 y 14 millones al año y empleaba a 14 trabajadores, según fuentes de la compañía.

LA PREGUNTA
¿Qué impacto cree que tendrá Windows 11 en su negocio en los próximos meses?