Noticias

Los precios subirán un 20% durante la próxima campaña navideña online

Fabricantes

El aumento en las ventas online, de un 7% interanual, se prevé moderado en comparación con el alza histórica del 50% el año pasado

Navidad
Navidad

Las previsiones de Salesforce para la próxima campaña navideña apuntan a que, una vez más, las ventas online superarán el billón de dólares en todo el mundo. Aún así se prevé que consumidores, minoristas y proveedores se enfrenten a un aumento de los precios del 20% y a una disminución del inventario debido a la presión a la que está sometida actualmente la cadena de suministro a nivel mundial. 

El aumento en las ventas online, de un 7% interanual, se prevé moderado en comparación con el alza histórica del 50% el año pasado, y está más en línea con las tendencias de crecimiento pre-pandemia. Esto no evitará que los hábitos de compra online adquiridos durante la crisis sanitaria persistan, puesto que impulsarán las ventas totales a tasas récord durante la próxima Navidad. El crecimiento del comercio online estará marcado por un aumento del 20% en los precios finales de venta, a pesar de que se espera una disminución del 2% en la cantidad de pedidos.

“Todo hace presagiar que los consumidores de todo el mundo adelantarán las compras navideñas, debido a los retrasos en los envíos del año pasado”, señala Enrique Mazón, Regional Vice President Commerce Cloud Spain. “Además, con los problemas en la cadena de suministros que se están experimentando actualmente, disponer de una web atractiva que permita encontrar los productos con eficiencia, rapidez y fiabilidad, así como afinar los aspectos logísticos, constituyen la espina dorsal sobre la que se debe construir la estrategia online para la campaña navideña de este año”.

 

Cinco predicciones clave de los retailers españoles

 

  • La cadena de suministro se verá afectada por el aumento de los costes. Se calcula que el impacto en el retail estadounidense como consecuencia de la subida de precios será de 223.000 millones de dólares.

 

  • Se reinventa el papel de los empleados en tienda. Las tiendas siguen siendo muy importantes, pero deben redefinirse. Algunos dependientes actúan ahora como estilistas y consultores con los clientes, como influencers en redes sociales o prepararán pedidos para su recogida en tienda o para servirse al consumidor desde la tienda.

 

  • Vuelve el consumo presencial. Aunque los canales de compra seguirán siendo múltiples, los clientes empiezan a volver a los espacios físicos para adquirir productos de consumo. En esta relación omnicanal, juegan un papel fundamental las redes sociales, la fidelización y las experiencias de compra personalizadas.

 

  • Una Navidad sin cookies. La desaparición de las cookies abre la batalla por los datos de primera mano o First Party Data. Aparecerán, por tanto, más programas de fidelización que deben cumplir el doble reto de resultar significativos para el cliente y de ser rentables para la marca.

 

LA PREGUNTA
¿Qué impacto cree que tendrá Windows 11 en su negocio en los próximos meses?