Opinión

Innovación en la industria de los pagos: por qué los terminales Android son el futuro

Hernan Moya, marketing director de Ingenico TSS Iberia.

Hernán Moya, director de marketing de Ingenico
Hernán Moya, director de marketing de Ingenico

En el mundo hay 2.500 millones de dispositivos que cuentan con sistema operativo Android, según las últimas cifras publicadas por Google. Cuando hablamos de dispositivos Android, lo primero que se nos viene a la cabeza son los teléfonos móviles, pero hay gran cantidad de productos que pueden incorporar este sistema operativo para mejorar sus funcionalidades.

Un ejemplo que poco a poco estará más presente en nuestras vidas es el TPV Android. Mucha gente cree que los terminales de punto de venta con los que pagamos nuestras compras con tarjeta están en tiempo de descuento y que los métodos de pago alternativos y los servicios en la nube ocuparán, en el futuro, su lugar. Sin embargo, la realidad es que los terminales de pago y los nuevos métodos de pago se complementan entre sí y de hecho pueden funcionar más fácilmente en Android.

Pero ¿qué aporta Android a la industria de los pagos que lo hace tan atractivo?

En primer lugar, el entorno Android ofrece la capacidad tecnológica para diseñar e incorporar nuevas funcionalidades, transformando el terminal de pago para dar soporte a las necesidades tanto del dueño del comercio como del cliente, contando con un abanico de aplicaciones potenciales muy amplio.

Precisamente, las aplicaciones de los terminales de pago Android aportan un valor adicional al terminal, extendiendo su función tradicional a un papel más amplio y centrado en el negocio, donde el pago ya no es la única función, pues abre la puerta a distintas vías de ingresos.

Por ejemplo, hasta ahora el proceso para las compras 'tax free' es muy extenso. Es necesario rellenar formularios para declarar los bienes, guardar todos los tickets, etc. Sin embargo, en los terminales Android se puede implementar, y nosotros desde Ingenico hemos trabajado en ello, una aplicación que procesa una transacción de 'tax free' en cuestión de segundos, capturando el número de pasaporte con el mismo dispositivo.

Otra posibilidad que ofrece es convertir el terminal de pago en un dispositivo centralizado para el profesional, desde donde poder hacer todas las operaciones, sobre todo en el sector HORECA. Estas aplicaciones procesan el pedido del cliente directamente a través del terminal y lo envían a la cocina. Cuando llega el momento de pagar, los clientes podrán dividir la cuenta de la forma que más les convenga, directamente desde el dispositivo y el camarero podrá procesar cualquier tipo de pago, aplicar beneficios de un programa de fidelidad y enviar al cliente un recibo electrónico, todo ello desde el mismo punto.

Estos casos y muchos otros que están en desarrollo o que ya se pueden aplicar son claros ejemplos de cómo la innovación en la industria de los pagos permite sacar el máximo provecho del terminal de pago y ofrecer otras fuentes de ingresos adicionales.

En definitiva, Android está ganando terreno en los pagos por su capacidad de crear mayor valor para las empresas que lo utilizan y, además, facilita una mejor experiencia de usuario en el momento del pago, haciéndola más rápida, cómoda y con los mismos niveles de seguridad de siempre. Al fin y al cabo, se trata de llevar el pago tradicional al siguiente nivel.

LA PREGUNTA
¿Qué impacto cree que tendrá Windows 11 en su negocio en los próximos meses?