Noticias

La administración autonómica es la más avanzada en factura digital

Gestión

Alberto Redondo, director de canal de Seres denuncia el retraso en esta materia de la Administración General del Estado. La firma, que tiene 70 partners, espera crecer un 6% este año.

  La factura electrónica sigue siendouna asignatura pendiente de la administración española. Según Alberto Redondo, director de canal de Seres, firma del grupo francés La Poste especializada en gestión documental, hace apenas un año el grado de implementación de la factura electrónica en las instancias públicas no superaba el 30%. “Sin lugar a dudas, este porcentaje ha aumentado desde la realización de nuestro último estudio, aunque sigue siendo insuficiente y de alguna manera refleja que la puesta en marcha de la factura electrónica en las administraciones públicas españolas no es acorde al importante esfuerzo que se ha realizado para impulsarla”, añade Redondo.     Por ley, en los contratos del sector público la facturación debe hacerse de forma electrónica, aunque no están claros los plazos en que ésto debe ser así, según aclaran desde Seres. En cualquier caso, la implatación de la e-factura no marcha al ritmo debido. “Los principales motivos del retraso han sido la ambigüedad en los plazos de obligación de la Ley de contratos en material de factura electrónica y el retraso en la puesta en marcha del punto central de facturas de la AGE (Administración General del Estado).     Sin lugar a dudas, las distintas administraciones no están para gastos, pero achacar a la crisis económica esta situación es, desde mi punto de vista, erróneo”, dice Redondo. En todo caso, no todo el sector público se ha comportado de igual manera. Redondo destaca que algunas autonomías han sido avanzadilla en este terreno. “Cataluña, Valencia, País Vasco, o La Rioja están en disposición de utilizar la factura electrónica, aunque no la están utilizando realmente. Las más atrasada es la AGE”.
    En el ámbito privado, los principales impulsores de la factura electrónica son, además de la banca, las empresas de distribución y logística, que “han encontrado una solución idónea para ahorrar, para automatizar tareas, para mejorar su gestión, para simplificar su actividad y para mejorar su relación con clientes y proveedores”. En este sentido, Redondo asegura que la factura electrónica puede ayudar a las administraciones en este momento tan delicado: “Hay que abordar profundas transformaciones, recortar gastos, automatizar tareas, mejorar la relación con los ciudadanos, y la factura electrónica es idónea”. Es la crisis como oportunidad.
 
Redondo pasa su tiempo intentando consolidar una red de socios comerciales que lleven sus solucione por todo el país. “El tejido empresarial español es muy capilar y sólo se puede llegar a él a través de un buen canal de distribución. Seres está impulsando y desarrollándose canal buscando acuerdos con partners que faciliten el acceso fácil de la estas empresas a la factura electrónica. Es un canal TIC, pero debemos extendernos a otros ámbitos, como el de la gestoría o la asesoría. El objetivo es llegar a la empresa y cualquier camino es bueno”.     Seres tiene tres figuras de canal: el proveedor de ERP, el consultor-integrador y, en tercer lugar, un conjunto entidades relacionadas con la asesoria jurídica y fiscal. En total trabaja con 70 empresas en toda España. Seres acabó el año con una facturación similar a la de 2010, lo que el director de canal considera un balance “positivo”. En concreto, Grupo Seres ingresó 19,5 millones de euros en 2011. Para el ejercicio que acaba de empezar, Redondo se conforma con un crecimiento “moderado” del 6%. A ello contribuirá la expansión por Latinoamérica.

LA PREGUNTA
El crecimiento de la economía se está ralentizando. ¿Hasta qué punto lo está notando en su negocio?