Noticias

El canal mayorista nota en sus cuentas los efectos de la crisis de componentes

Logística

Las ventas de Esprinet crecen un 9% de enero a septiembre, pero caen un 13% durante el verano. Las cuentas del mayorista italiano están en línea con lo que está pasando a nivel general

Oficinas centrales de Esprinet.
Oficinas centrales de Esprinet.

Esprinet ha crecido en línea con la media del negocio mayorista durante los nueve primeros meses de 2021. Hasta septiembre, la firma con sede central en Milán y con negocio en Italia, España y Portugal, obtuvos unos ingresos de 3.210,8 millones de euros, lo que supone un aumento del 9% en comparación con el mismo período de 2020. A este resultado contribuyó tanto el crecimiento orgánico (+4%) como la contribución de 129,8 millones de euros derivada de las actividades del grupo GTI, adquirido en España en el cuarto trimestre de 2020, y de Dacom e idMAINT en Italia, adquiridas a comienzos del primer trimestre de 2021.  

Por su parte, el margen comercial bruto en el periodo fue de 165,8 millones de euros, un 29% más. Y el EBITDA ajustado se elevó un 39%, hasta los 57,9 millones de euros. El EBIT alcanzó los 44,9 millones de euros, un 63% más, mientras que el beneficio neto tuvo un incremento del 64% (28,6 millones de euros este año, frente a los 17,5 millones de euros del pasado). Según datos de Context que desvela Esprinet, el mercado mayorista en Italia creció un 9% hasta septiembre, mientras que en España avanzó un 10%. En este país, los mayoristas facturaron en los nueve primeros meses del año 4.600 millones de euros.

Las ventas del canal mayorista en España se resintieron entre julio y septiembre un 4%, después de haber crecido de forma vigorosa en la primera parte de año: un 20% en el primer trimestre y un 17% en el segundo

Sin embargo, si se mira el balance del tercer trimestre, el panorama es más sombrío. Esprinet ha caído, y lo hace en línea con lo que está pasando a nivel del mercado general debido a la crisis de componentes y a los problemas de abastecimiento relacionados con la cadena logística. Los ingresos de Esprinet a nivel global descendieron un 13% entre julio y septiembre, hasta los 974 millones de euros. Mientras tanto, otras variables, como el EBITDA ajustado y el beneficio neto también cedieron: un 8% y un 33%, respectivamente. El beneficio neto de la compañía se quedó en el trimestre en 6,5 millones de euros, frente a los 9,8 millones de un año antes. Según Context, las ventas del canal mayorista en España se resintieron en el último trimestre un 4%, después de haber crecido de forma vigorosa en la primera parte de año: un 20% en el primer trimestre y un 17% en el segundo.

Más valor añadido y bum de la venta de soluciones cloud

Alessandro Cattani, consejero delegado de Esprinet, asegura que en los últimos trimestres la compañía “se ha centrado firmemente en aumentar la rentabilidad”, entre otras cosas acelerando el proceso de transición de su negocio hacia la distribución de valor añadido (Advanced Solutions), que crecieron un 60% hasta superar los 600 millones de euros, y de soluciones cloud, que han multiplicado por cinco sus ingresos con respecto a 2020, superando los 100 millones de euros.

Para todo el año 2021, Cattani tiene previsto que Esprinet llegue a un EBITDA de más de 83 millones de euros, por los 80 millones del año anterior. Esa previsión la hace “teniendo en cuenta las dificultades en la logística global y la escasez en la disponibilidad de productos”.

En un escenario de dificultades logísticas y escasez de disponibilidad de producto, Esprinet tiene previsto que su EBITDA en todo 2021 supere los 83 millones de euros, por los 80 millones del año anterior

A más largo plazo, Cattani presenta “un ambicioso plan industrial con vistas a 2024 y en adelante”. En ese plan se incluye el aumento en un 50% de la rentabilidad del grupo en los próximos tres años. Y también un giro del negocio, desde “el actual modelo de negocio puramente distributivo” y a uno de  provisión de servicios completos. La dirección de Esprinet tiene en cuenta que se el modelo que se impone en tecnología se dirige a la suscripción, que primará el alquiler de bienes en lugar de su compra. Y también asume el reto que supone la revolución verde en la economía mundial.

LA PREGUNTA
¿En qué medida se beneficiará, como partner de tecnología, de los fondos europeos?