Noticias

El negocio de la ciberseguridad crecerá un 6% en España este año

Malware

Según IDC, la confianza digital emerge como prioridad en el ámbito de la ciberseguridad en España.

IDC Research España ha desvelado que el gasto en ciberseguridad en España alcanzará los 1.381 millones de euros en 2020 lo que va a suponer un incremento del 6% con respecto a 2019 y un CAGR del 5,8% en el periodo que abarca del 2019 al 2022.

“Todas las industrias van a crecer. Existe una gran preocupación por la gestión del riesgo, la influencia de la regulación está ganando enteros, así como la seguridad y la confianza desde el diseño y por defecto ya que la experiencia del usuario es la prioridad”, explica José Antonio Cano, director de análisis de IDC Research España.

Por sectores, la consultora prevé que los servicios de seguridad gestionados acapararán el 27% junto con los servicios de integración con un 25%. Por primera vez, el software de identidad digital y confianza aparecen en el ranking con un 4%, lo que desvela la tendencia al alza de la confianza digital que ya empieza a despuntar como prioridad entre los CISO de nuestro país.

En este contexto, IDC Research España prevé que, en 2021, el 50% de los analistas del centro de operaciones de seguridad (SOC) elevará su productividad gracias a la inteligencia artificial (AI) y el aprendizaje automático (ML). Y lo más importante, el 35% de los clientes de MSS serán atendidos por proveedores de MSS en la nube por las cargas de trabajo en la nube en los próximos dos años.

Hoja de ruta para el valor de la seguridad

Según IDC Research España son tres los desafíos a los que los CISO van a tener que responder en 2020: la excelencia en la seguridad operacional, la gestión del riesgo para generar impacto comercial y una confianza digital que permita la transformación digital. “Como consecuencia, el CISO debe ir más allá del conocimiento y experiencia técnica para involucrarse directamente en el negocio”, aclara José Antonio Cano.

Los CISO del futuro no lo van a tener fácil pues deben ser gestores del riesgo, manejadores de crisis, habilitadores de confianza, contar con dotes de comunicación y poseer business skills. Para la consultora tecnológica española, el 2022 será el punto de corte para que los CISO se establezcan como líderes empresariales que puedan proporcionar confianza digital.

LA PREGUNTA
¿Cuál va a ser, en su opinión, la evolución de la demanda de tecnología en el sector público en los próximos meses?