Entrevistas

"El canal está creciendo un 5% y la demanda aún no ha tocado techo": GfK

Mayoristas

Elena Toribio, business manager en GfK , confirma que el negocio del canal sigue creciendo un 5% en 2021 y que el cliente online es el que ofrece una mayor proyección con aumentos del 50% en la facturación generada a través de mayoristas

Elena Toribio, business manager en GfK
Elena Toribio, business manager en GfK

Elena Toribio, business manager de GfK, confirma que las ventas de portátiles aún no han tocado fondo, como demuestra el crecimiento del 5% observado en apenas mes y medio de año 2021. La responsable del panel de mayoristas de la consultora considera que gran parte de este crecimiento que se inició de forma súbita con el estallido de la pandemia, continúa este ejercicio gracias a la “expansión” y el avance del número de usuarios únicos. “Si hay que trabajar y estudiar en casa se hace prácticamente imposible compartir PC entre los miembros de una misma familia, y, por lo que parece, la demanda todavía no ha tocado techo”.

En el análisis de los tres tipos de clientes quie compran a mayorista en España se desprende que los etailers o tiendas ecommerce son los muestran mayor proyección de crecimiento con incrementos del 50% en la facturación generada por ellos a través de mayorista. “Esto supone el 14% del negocio y demuestra la gran progresión que aún le espera”. Aún así, el cliente B2B, que progresó un 6% el pasado año, es el más importante para el canal ya que  todavía representa aproximadamente un tercio del negocio.

 “La facturación de los clientes on line a través de mayorista ha aumentado un 50%, lo que supone ya el 14% del negocio y demuestra la gran proyección de crecimiento que tienen”

El canal TI ha vivido un año insólito como consecuencia de la pandemia, ¿qué resumen haría de la progresión de este ejercicio en el que ha habido muchos altibajos?

El año 2020 ha sido un año difícilmente comparable con cualquier otro, por razones obvias. La pandemia, y más concretamente el confinamiento “duro”, entre los meses de marzo y junio, supuso un punto de inflexión en nuestro modo de vida y de trabajo y eso marcó de forma importante nuestro consumo y, por tanto, el negocio del mercado mayorista de IT. Por un lado, el confinamiento trajo asociado el trabajo en casa y la educación en el hogar de una forma repentina e inesperada. En mayor o menor medida hubo que equipar los hogares para que cualquier actividad susceptible de ser realizada en remoto se siguiera realizando sin apenas alteraciones, y había que hacerlo de forma rápida. Por otro lado, y según fueron pasando las semanas, las categorías relacionadas con el ocio, como la electrónica de consumo o los videojuegos, también se beneficiaron.

Muchos distribuidores se han beneficiado del crecimiento del teletrabajo, pero otros muchos dejaron de operar con el inicio de la pandemia, ¿ha habido una reducción en el número de distribuidores en España?

Hemos comparado la semana 10 -justo antes de la declaración del estado de alarma-, con la semana 26 -desescalada en prácticamente todas las regiones- y vemos diferencias significativas en función del tipo de distribuidor. El número de clientes con tienda a pie de calle se ha reducido algo más que el número de resellers que compran a los mayoristas, pero en ambos casos esa cifra se ha recuperado y a cierre de 2020 apenas hay diferencias con el principio del año.

“El mercado sigue al alza en este mes y medio del 2021 con crecimientos del 5% y categorías de productos como portátiles o periféricos despuntando”

Los portátiles se han vuelto a coronar como los reyes de los dispositivos y han revitalizado el mercado, ya nadie se atreve a cuestionar la supervivencia del PC. ¿Qué otras categorías de productos brillaron y cuáles se resintieron como consecuencia del desplazamiento a casa y el cierre de las oficinas?

En años anteriores, el portátil se disputaba con los smartphones el primer puesto dentro del negocio de mayorista en términos de facturación. Sin embargo, en 2020 el PC supera por 245 millones a los teléfonos inteligentes hasta alcanzar los 1.275 millones de euros logrando una quinta parte del valor total. A esto hay que sumarle otros negocios ligados al portátil como pueden ser monitores, auriculares, ratones y teclados o webcams... También me gustaría mencionar el repunte de las tabletas que han vuelto a ser una de las categorías que mejor tendencia han presentado.

En cuanto a PC de sobremesa vemos diferentes comportamientos entre los modelos All In One -PC con monitor incorporado-, que, como el portátil, ha experimentado crecimiento, o el PC de sobremesa tradicional que se ha dejado 14 puntos respecto al año pasado. También vemos caídas en el almacenamiento físico: discos duros mecánicos, principalmente, ya que SSD queda plano, y memorias flash: tarjetas y USB sticks.  

El efecto teletrabajo también ha alterado las ventas de equipamiento de oficina. Los dispositivos de impresión han crecido, pero en el caso de los consumibles hay un claro cambio de mix entre el tóner y el cartucho de tinta y el crecimiento de estos últimos no ha bastado para compensar la caída del primero. Pero en casa no solo hemos trabajado o estudiado. Hemos visto crecimientos de familias menos vinculadas a las tecnologías de la información puras y, por lo tanto, no tan importantes para los mayoristas, que también se han comportado francamente bien. Es el caso de las TV o los equipos de audio, aunque su distribución a través del canal IT es minoritaria.

Las roturas de stocks también han estado a la orden del día en este año tan atípico, ¿se ha conseguido dar respuesta a toda la demanda?

Es una pregunta difícil de responder. Lo que sí que podemos decir, ya con un mes y medio de 2021, es que el mercado sigue al alza con un crecimiento del 5% y que las categorías más importantes mencionadas anteriormente, como portátiles o periféricos, siguen despuntando. Hay que tener en cuenta que se ha producido una expansión, por decirlo de alguna manera, del número de usuarios únicos de los dispositivos. Si hay que trabajar y estudiar en casa se hace prácticamente imposible compartir PC entre los miembros de una misma familia, y, por lo que parece, la demanda todavía no ha tocado techo.

Las ventas del mercado corporate se frenaron, pero ahora han vuelto a incrementarse, ¿está mejorando las ventas al merdado profesional?

El cliente B2B del mayorista fue el que primero reaccionó ante el confinamiento y la facturación con resellers aumentó en un 54% la semana once mientras que en la semana doce ese volumen de ingresos se incrementó un 24%. Es verdad que en las posteriores esa tendencia no se mantuvo, pero en Q3 y Q4 volvimos a ver crecimientos en torno al 16% en ambos trimestres. En el conjunto del año, las ventas del mayorista al cliente B2B crecieron un 6,1%. Por categorías, a partir de marzo el crecimiento mes a mes en el segmento de portátiles fue a doble y triple dígito, y lo mismo sucede con los periféricos que mencionábamos anteriormente. Las familias que peor comportamiento han mostrado han sido los PCs de sobremesa, almacenamiento, consumibles de printing -en este caso todavía pesaba más tóner- y aquellas relacionadas directamente con el puesto de trabajo en la oficina.

¿Cómo han evolucionado los distintos clientes que compran a mayorista durante el año 2020: retailers, ecommerce, resellers..?

GfK clasifica los distintos tipos de clientes según el tipo de establecimiento y/o consumidor final de estos clientes. Así, hacemos tres grandes bloques: B2B, donde se incluyen los resellers y aquellos distribuidores cuyo foco es el cliente profesional, B2C, con las tiendas de informática tradicional y todos los canales verticales -grandes superficies-, y, por último, el cliente online del mayorista que revende el producto a través de internet. Sin ninguna duda, el cliente B2B es el más importante para el canal. Representa aproximadamente un tercio del negocio y ha crecido un 6% respecto al año pasado. Pero si hay que hablar de proyección es el cliente online el que una mejor progresión ha experimentado. La facturación de los mayoristas con estos clientes ha aumentado un 50%, lo que supone ya el 14% del negocio. En parte, una de las consecuencias del confinamiento ha sido la aceleración de la digitalización en todos los ámbitos y la compra a través de internet ha sido uno de ellos.

 

 

 

 

 

 

LA PREGUNTA
¿Qué impacto cree que tendrá Windows 11 en su negocio en los próximos meses?