Noticias

Arrow deja atrás el trastorno del Brexit

Mayoristas

Eric Nowak, responsable europeo del mayorista, habla de los planes de la compañía para este año

Eric Nowak, jefe europeo de Arrow.
Eric Nowak, jefe europeo de Arrow.

Entre 2007 y 2014, el mayorista estadounidense Arrow creció a gran ritmo en Europa gracias en parte a una activa política de compras. El momento cumbre llegó en 2013 con la adquisición del mayorista alemán Computerlinks, especialista en seguridad y servicios, por algo más de 300 millones de dólares. El mercado español no quedó fuera de los planes expansivos de la compañía, y así cayeron bajo el control de Arrow compañías como Diasa, Distrilogie, Mambo o Altimate. Como consecuencia, Arrow es hoy el primer mayorista centrado en soluciones empresariales del mercado local, con una facturación de 500 millones de euros en 2016, un 19% más que un año antes.

De la situación de la compañía y de los planes de la misma para los próximos ejercicios hablan ahora, en conversación telefónica, Eric Nowak, presidente de Arrow ECS en Europa, y Alexis Brabant, durante un tiempo el jefe del mayorista en España y que en estos momentos tiene responsabilidad sobre el sur del continente. Nowak, que recuerda que ahora mismo Arrow opera en 29 países de Europa, dice que el continente está cubierto en términos geográficos, aunque no niega que pueda haber más operaciones de compra, sobre todo para expandir el portfolio en ámbitos como los servicios y el Internet de las cosas.

En España, sin embargo, no prevé operaciones. Alexis Brabant recuerda que Arrow ha sido capaz de doblar su volumen de negocio desde 2012 sin hacer una sola adquisición. “Arrow ha ganado cuota en muchas marcas”, asegura Brabant. En los últimos meses, ha habido rumores de que Datatec, el holding sudafricano en el que se integra Westcon-Comstor, podría estar negociando la venta del mayorista y que entre los posibles compradores estaría Arrow. Preguntado sobre este extremo, Nowak dice que no le sorprende que su compañía esté en las quinielas porque es “uno de actores principales de este mercado”, pero se niega a comentar más sobre el asunto.

En el último trimestre del 2016, cada pata de Arrow se comportó de manera muy diferente. Mientras que el negocio de componentes electrónicos avanzó un 9%, el de soluciones empresariales (ECS) cayó un 21% en términos de ingresos. Nowak justifica esta caída por la depreciación del euro con respecto a la libra y al dólar. “Más de dos tercios de la caída del negocio de ECS se debe al tema de la conversión de monedas”. Además, el directivo asegura que la contabilidad también se ve afectada por el peso cada vez mayor de las ventas de servicios y de soluciones a través de cloud. Descontados estos efectos, Arrow ECS avanzó un 3% en el último año.

Alexis Brabant, responsable de Arrow en el sur de Europa.
Alexis Brabant, responsable de Arrow en el sur de Europa.

En todo caso, Nowak reconoce que la compañía ha sufrido los efectos del Brexit y las dificultades de algunos fabricantes de hardware. “El negocio de los servidores está sufriendo en el mundo, aunque en cada país se comporta de forma complemente diferente. España, por ejemplo, fue uno de los países más exitosos para nosotros el año pasado”, explica. Alexis Brabant reconoce que hay un giro en el negocio de los servidores estándar y tradicionales. En todo caso, Brabant espera crecer razonablemente este año en el ámbito de los servidores, sobre todo si la Administración española por fin empieza a invertir.

Erik Nowak asegura que el cloud está creciendo a muy buen ritmo y que ahora mismo hay conectados a su plataforma en la nube –ArrowSphere- más de 1.700 proveedores de servicios en Europa. También están progresando a buen ritmo los negocios de software de infraestructura, seguridad o almacenamiento. “Este año seremos capaces de crecer en términos de moneda constante más que el año pasado [un 3%] y volveremos a los niveles de crecimiento anteriores al Brexit”, asegura Nowak.

Alexis Brabant recuerda que en los últimos cinco o siete años, Arrow ha ido dejando progresivamente el hardware en beneficio del software, y cuenta que el networking y la seguridad seguirán tirando del negocio en España. Finalmente, Brabant reconoció que la adopción de tecnologías en la nube de VMware, Microsoft o Citrix en el sur de Europa va más lenta. Sin embargo, la oferta en países como España es muy completa y las expectativas son altas para 2017. En este sentido, Microsoft, que se unió al portfolio cloud de Arrow hace justamente un año, será una pieza clave. 

LA PREGUNTA
¿Está suponiendo la ley de registro horario una oportunidad de negocio para los partners de tecnología?