Noticias

MCR crece y profundiza en su negocio B2B

Mayoristas

El mayorista especializado en componentes vuelve a liderar el Ranking de Mayoristas nacionales por volumen de ingresos y anuncia mayores inversiones en B2B

Con 338 millones de euros de facturación, MCR vuelve a auparse al podium de fabricantes nacionales por volumen de facturación. Pedro Quiroga, director general de la compañía, valora de forma muy positiva los buenos resultados conseguidos y superiores incluso a los de otras multinacionales del sector. “Podemos competir con ellos porque tenemos una infraestructura logística y financiera que nos permite adaptarnos al entorno: cuanto más volumen más almacenes y mejor financiación”. En relación a la rentabilidad, MCR también está en línea con el resto del sector con cifras cercanas o incluso superiores al 1%.

Con oficinas de representación en Madrid, Barcelona y Oporto, MCR se ha convertido en una de las principales referencias del canal mayorista de componentes, un negocio que supone el peso principal de la facturación de la compañía, aunque las ventas de portátiles y dispositivos de marcas como Asus y Acer y el negocio B2B asociado a digital signage (10%) también han alcanzado un peso  significativo.

Con 8.000 clientes en su base de datos, trabajan regularmente con una base de 3.500 partners anuales de los cuales el 45% supone el canal tradicional, otro tanto los retailers y el 10% restante corresponde a los distribuidores de valor. Quiroga reconoce que el año ha empezado un poco flojito por el cierre de la campaña de Navidad y la coyuntura política y económica. Sin embargo, matiza que en febrero las cosas han ido un poco mejor, “así que vamos a esperar al cierre del trimestre en marzo que normalmente suele ser bueno”.

Aunque siguen explorando nuevas oportunidades y vetas de negocio, los componentes siguen representando la parte del león de las ventas y sigue siendo la principal fortaleza de MCR. “Todos los años seguimos haciendo récord de ventas”.

Dentro de este terreno, el producto de más peso no es la CPU ni la memoria, sino la tarjeta gráfica, con precios que pueden ser superiores a los 1.500 euros. “Para hacerte una idea del tirón que tienen las GPUs te diré que muchas veces los paquetes de 10 tarjetas gráficas de Nvidia ya las tenemos vendidas de antemano”. Afortunadamente en este escenario no hay mucho mercado paralelo, al contrario de lo que sucede en el negocio de discos duros y CPUm donde todavía pervive un 20% de negocio gris. “Yo no sé cómo es posible que siga existiendo esta lacra y que haya empresas dispuestas a arriesgarse a multas multimillonarias o penas de cárcel”.

En este sentido, la falta de disponibilidad de procesadores de Intel desde el pasado verano les ha afectado de forma inevitable, pero no tanto como se esperaba. “Intel nos envía los procesadores desde Holanda y no hemos tenido muchos problemas de suministro, aunque es verdad que al ser un producto caro, de unos 400 euros, da pie a la picaresca del mercado paralelo”.

Acer y Asus, y en menor medida Medion y MSI, son sus grandes marcas de dispositivos, con los que mantienen un vínculo muy estrecho gracias a su especialización en el segmento del gaming: “Hacemos un especial foco en el producto de gaming porque nos reconoce como prescriptor de este tipo de productos”. Con un precio medio de 1.500 euros, el equipo de gaming va ganando peso dentro del ámbito de PC, teniendo en cuenta que un modelo de la gama profesional puede llegar a costar 3.000 euros. Contrariamente a la percepción del mercado, los márgenes en el mundo del gaming son similares a los que ofrece el portátil de consumo.

Negocio B2B

En los últimos tiempos MCR también está poniendo cada vez más foco en el B2B gracias a su apuesta por el negocio de digital signage y su estrecha colaboración con LG y otros fabricantes como Iiyama y Optoma, Clearone o Benq. En este apartado hay un goteo constante de ventas, aunque también muchos distribuidores que trabajan en grandes proyectos como el despliegue de pantallas y videowall en el estadio del Betis o en Burger King. Las oportunidades que se abren son muchas, sobre todo por la buena percepción del mercado:  “Hace poco he estado en el ISE y se nota que hay alegría y movimiento”. En este segmento MCR trabaja con unos 400 partners entre los que se cuentan instaladores, integradores y partners de ingeniería y tiene previsto anunciar nuevos contratos con proveedores en breves fechas. 

El negocio de movilidad sigue siendo una de las grandes asignaturas pendientes para MCR, como reconoce Quiroga, aunque tampoco se muestran especialmente preocupados por no tener contratos significativos: “No hemos sido unos grandes especialistas en movilidad, pero puede surgir la oportunidad en cualquier momento”.

Entre los últimos contratos suscritos destaca el acuerdo para comercializar las soluciones de ecosistema de Xiaomi, que encajan muy bien con los productos de integración de MCR. “Nunca se sabe si esto puede abrirnos la puerta a otros acuerdos con ellos, quién sabe”.

LA PREGUNTA
¿Está suponiendo la ley de registro horario una oportunidad de negocio para los partners de tecnología?