Noticias

El dropshipping no hace milagros

Mayoristas

Hay mucho mito alrededor de esta modalidad logística. Vender en Internet no parece tan sencillo como lo pintan. No sólo vale con asegurarse el envío de los pedidos a los clientes, sino que hay que trabajar mucho el diseño, los pagos, el esquema de precios o la promoción digital de la página

Dropshipping.
Dropshipping.

En los últimos años se ha puesto de moda en concepto del dropshipping. Muchos mayoristas ofrecen este servicio logítico, consistente en empaquetar y servir los pedidos directamente al cliente final, aunque sean de productos adquiridos en las webs de los distribuidores. La tienda online se encarga de gestionar la atención al cliente, la facturación y la generación de bases de datos, mientras que el mayorista almacena, empaqueta y envía los artículos a nombre del comercio online.

Pero es oro todo lo que reluce cuando hablamos de dropshipping. Rodrigo Martínez, experto en comercio electrónico e instructor en Udemy, plataforma de formación online, pone de relieve cinco mitos sobre el dropshipping, para que, autónomos y pymes especialmente, cuenten con una visión realista y objetiva de lo que implica vender a través Internet y puedan maximizar sus posibilidades de éxito.

1. Desde el día uno ya estás ganando dinero. La realidad es que no te harás rico de la noche a la mañana. Previamente a la creación de tu tienda en línea deberás invertir tiempo, dinero y esfuerzo para hacer una investigación de mercado, convencer y negociar con proveedores o acordar los términos y condiciones de la venta y distribución del producto, así como las ganancias esperadas. Además, tendrás que definir tu modelo de precios y comisiones. 

2. Solo necesitas invertir en una página de Internet. Tampoco es verdad. Además de invertir en una página, tendrás que invertir en los complementos de la página, como por ejemplo temas, módulos, hospedaje, dominio, plug ins, etc. Si vas a vender a otros países, tendrás que pagar por un convertidor de monedas, de forma que cuando alguien fuera de España entre a tu tienda, los precios aparezcan en su moneda local. También necesitarás material creativo para ventas (tanto imagen y vídeo como texto), el cual puedes elaborar tú mismo o encargar a un tercero.
Si buscas captar clientes de otros países, necesitarás adaptar tu publicidad a su idioma y/o a la forma en que se expresan. Por no hablar de las herramientas para aceptar diferentes métodos de pago o la realización de campañas de publicidad y marketing en diferentes redes sociales o sitios web que visiten tus potenciales clientes. Además, para rentabilizar esta inversión, deberás conocer e interpretar la información de rendimiento de tus anuncios para decidir si seguir invirtiendo o realizar ajustes. 

3. Puedo vender cualquier producto de cualquier marca. La realidad es que vender productos de ciertas marcas implica tramitar permisos y licencias para poder comercializarlos. Para esto deberás contactar con distribuidores autorizados y conocer los términos y condiciones para revenderlos. Al ser diseñados y fabricados por grandes compañías, cuentan con estrictos controles de su imagen, por lo que conocer las implicaciones de ofrecerlos sin su autorización es sumamente importante para que te ahorres problemas.

4. Mi tienda vende por sí sola, y solo necesito unas cuantas horas al mes para ver resultados. Un negocio de dropshipping muchas veces conlleva más trabajo que un empleo de oficina. Desde la atención al cliente hasta el reparto de pedidos, siempre habrá actividades que consumirán buena parte de tu tiempo. Piensa en crear un equipo de trabajo, por lo menos para dar el servicio de atención al cliente, de cualquier otro modo te verás atrapado entre atender las preguntas de tus clientes y hacer crecer tu negocio, por lo que no podrás enfocarte plenamente a esto último. Si es tu primera vez vendiendo en línea, en dos meses aproximadamente podrás ver resultados si aplicas las estrategias correctas.

5. El principal elemento diferenciador de mi tienda es el producto. No es verdad. Seguro que lo que vendes alguien más ya lo está ofreciendo, por lo que contar con un excelente servicio y atención personalizada al cliente puede ser tu principal elemento diferenciador. Para hacerlo posible, deberás enamorarte de tu audiencia y generar valor mediante la resolución de sus principales problemas. La mayoría de las veces, esto es mucho más importante que un producto con envío express o un precio más barato. Un cliente bien atendido puede ser mucho más rentable que cien clientes que no vuelven. 
 

LA PREGUNTA
¿Está suponiendo la ley de registro horario una oportunidad de negocio para los partners de tecnología?