Noticias

El canal fue de más a menos en 2021

Mayoristas

Las ventas totales del canal informático suben un 4,6% el pasado año, según Context, frente al 13% que lo hicieron en 2020. Sin embargo, el efecto estadístico, la caída de la demanda en consumo y la falta de suministro llevaron a un descenso claro de la facturación en el segundo semestre

Almacén de un mayorista informático.
Almacén de un mayorista informático.

Las cifras de las consultoras referentes al negocio del canal informático en España en 2021 muestran una desaceleración del ritmo de las ventas en la parte final del ejercicio. Si en 2020, con el estallido de la pandemia y de la demanda de equipos para el teletrabajo o la enseñanza a distancia, el canal logró vender casi un 13% más, en 2021 el avance se quedó en un 4,6%, según avanza la consultora Context, con datos agregados de los principales mayoristas del sector. En total, las ventas del canal se situaron en el pasado ejercicio en los 6.600 millones de euros.

Si se mira trimestre a trimestre la evolución, se detecta una clara quiebra de la evolución a mediados de año. Y es que, según Context, en 2021 el canal empezó a un ritmo incluso más alto que el año previo, con un crecimiento de los ingresos del 20% en el primer trimestre, y del 17% en el segundo. Sin embargo, en el tercero la recaudación cayó un 4%, y un 6% en el cuarto.

En total, las ventas del canal de distribución informático en España se situaron en el pasado ejercicio en los 6.600 millones de euros, según Context

Elena Montañés, country manager de Context, achaca este cambio giro de los acontecimientos sobre todo a un efecto estadístico. “Hay que tener en cuenta que el año 2020 fue muy atípico. La pandemia impactó fuertemente en la primera parte del año 2020, por lo que las ventas en ese periodo no fueron tan elevadas, y a partir del verano se recuperaron y tuvimos crecimientos muy altos. Y cuando comparamos con la segunda parte del 2021, que, además, ha estado fuertemente impactada por la falta de suministro y que también ha vivido una caída de la demanda de consumo, los datos no son buenos”.

Mejor comportamiento de las ventas a empresas 

Montañés destaca que en 2021 sobre todo se ha visto una recuperación de la demanda profesional, más vinculada a la empresa. “De hecho, la parte de valor (productos más enfocados a empresa) ha tenido un crecimiento interanual del 10,5%, y el 14,3% en el cuarto trimestre, mientras que el volumen (los productos más de consumo) ha tenido un crecimiento interanual del 2%, y un decrecimiento del 13% en la recta final del año”.

Por líneas de producto, los portátiles, el equipamiento estrella en 2020 debido al bum del teletrabajo y la formación a distancia, no brillaron sin embargo en 2021. Según Context, los ingresos que dejaron los notebooks en el canal mayorista cayeron un 4% en todo el ejercicio. Mientras tanto, se recuperaron ligeramente los smartphones, que en 2020 sufrieron sobre todo por el cierre temporal de las tiendas y porque la inversión se derivó a portátiles, monitores o cámaras web, entre otros. En 2021, la facturación que dejaron al canal los móviles libres subió un 5%. También se recuperó la demanda de ordenadores de sobremesa (4% de subida).

Los portátiles, el equipamiento estrella en 2020 debido al bum del teletrabajo y la formación a distancia, no brillaron sin embargo en 2021

Por su parte, las tabletas cayeron un 13%, mientras que monitores y televisores, dos productos muy demandados desde el comienzo de la pandemia, siguieron al alza durante 2021, con crecimientos del 8% y del 47%, respectivamente. Un producto que cayó significativamente fue el de los procesadores, un 8%. Y es que no hay que olvidar que componentes como este son los que más han sufrido la crisis de abastecimiento que amenaza al sector tecnológico desde hace más de dos años.

Por tipos de canal, el que mejor comportamiento tuvo en 2021 fue el que se dirige a pymes, con un avance de sus ingresos del 11%. La otra cara de la moneda fue para las tiendas online de informática de consumo, que cayeron en ventas un 5%. Mientras tanto, los resellers corporativos vendieron un 4% más en el ejercicio, y las cadenas minoristas a pie de calle lo hicieron un 2% más. Son cifras que también muestran que el pasado año estuvo más activa la demanda de informática corporativa que la de consumo.

LA PREGUNTA
¿En qué medida se beneficiará, como partner de tecnología, de los fondos europeos?