Encuentros

El MWC demuestra que la llegada del 5G a nuestras vidas está próxima

Movilidad

Así fueron las cosas en el Mobile World Congress de Barcelona de este año

Los teléfonos plegables y el 5G acaparan los focos del MWC 2019.
Los teléfonos plegables y el 5G acaparan los focos del MWC 2019.

Es llamativo pero no sorprendente: las redes 5G, junto con los primeros prototipos de smartphones plegables, han sido protagonistas indiscutibles de la edición del Mobile World Congress 2019 que acaba de culminar en la Fira de Barcelona. Otro año, más de 100.000 personas (en concreto 109.000, unas 2.000 más que en 2018) se congregaron para ser testigos de los últimos avances en campos tan variados como telefonía, la inteligencia artificial, la realidad virtual y la conectividad, en un encuentro marcado, de nuevo, por polémicas políticas.

Pero, volviendo a la tecnología, ya desde el fin de semana, y antes siquiera de que la Fira llegara a abrir sus puertas, comenzaron a desfilar las primeras propuestas de telefonía, pasando por novedades como las gafas HoloLens 2 de Microsoft, que cuentan con un visor a través del cual los usuarios pueden ver hologramas en 3D, superpuestos en la realidad e interactuar con ellos. En el campo de los smarpthones, destacó el primer plegable y con tecnología 5G de Huawei.

Samsung se adelantó la semana anterior con su propuesta Galaxy Fold, pero Mate X es un móvil bastante más espectacular y mejor resuelto. Richard Yu, CEO del negocio de consumo de Huawei, anunció que Mate X saldrá a la venta a lo largo de la primera mitad del año, con tecnología 5G y con un precio que no acaba de convencer a muchos, 2.299 euros, aunque, eso sí, cuenta “con tecnología muy avanzada, ya que no ha sido fácil resolver no solo desde el punto de vista de la pantalla, sino de la bisagra y las piezas que la componen”, aseguró Yu.

Huawei Mate X.
Huawei Mate X.

Efectivamente, la bisagra está compuesta por más de 100 piezas patentadas que facilitan su uso como tableta y teléfono móvil. El mercado está expectante, aunque ya han advertido algunos analistas que, al menos de momento, no se espera que los smartphones plegables vayan a copar un gran volumen de ventas, ya que estarán reservados en una primera fase para un nicho muy concreto, el mercado empresarial fundamentalmente, y no para grandes públicos. Pero hasta su comercialización definitiva, todo son especulaciones.

Otras propuestas interesantes en telefonía pasan por los dispositivos LG, también con un terminal 5G, el V50 ThinQ, o Nokia, que presentó cuatro nuevos smartphones con Android, como Nokia 9 PureView, con nada menos que cinco cámaras con tecnología Zeiss Optics, y que no acabaron de convencer a los asistentes al MWC al considerarlas excesivas. También fue protagonista el fabricante chino Oppo, que aunque no presentó modelo plegable en la Fira, sí que filtró un prototipo muy parecido a Mate X que aún no ha visto la luz de manera oficial.

Evolución del 5G en los próximos años

El 5G es una apuesta de largo plazo. Se calcula que este estándar, que multiplica por 100 la velocidad del actual 4G, representará el 15% de las conexiones móviles globales para 2025, y alrededor del 30% de las conexiones en mercados como China y Europa, y de la mitad del total en Estados Unidos. Pero la cantidad de lanzamientos alrededor del 5G aumentará notablemente en 2019, en el que se activarán redes comerciales con este estándar en 16 mercados, tras los primeros lanzamientos en Corea del Sur y Estados Unidos. Estos datos se desprenden del informe ‘Mobile Economy 2019’ que da a conocer la GSMA, la patronal de las telecos que organiza el MWC.

También se dieron a conocer durante la feria los resultados de otro estudio de PwC en el que analiza la monetización de la próxima generación de redes móviles. Esta tecnología dará lugar a redes con muchísima más capacidad y fiabilidad, que tendrán una latencia inferior, consumirán menos energía y permitirán una conectividad masiva, haciendo realidad global el Internet de las cosas. De acuerdo con la firma de análisis, en los próximos cuatro años las empresas del sector invertirán enormes sumas (que llegarán, según el estudio, a los 57.000 millones de dólares) para construir una red de densidad mayor, añadir espectro y actualizar su equipamiento.

Teléfono 5G.
Teléfono 5G.

Y para acompañar estos datos, como no podía ser menos, tanto fabricantes como operadoras enseñaron toda su artillería pesada en torno al 5G. Es el caso de Vodafone España, que ha desplegado 11 nodos 5G en Barcelona para demostrar distintos casos de uso reales en los que ya se puede aplicar esta tecnología. Además, la compañía anunció que ya ha desplegado 5G en otras cinco ciudades españolas: Madrid, Sevilla, Valencia, Bilbao y Málaga, lo que supone la instalación de un total de 85 antenas. Se trata, sin duda, de un importante avance, aunque no es un despliegue lo suficientemente potente como para empezar a comercializar el servicio de manera inmediata, algo que sucederá previsiblemente el año que viene.

Aplicaciones reales

Telefónica por su parte presentó, entre otras cosas, el primer prototipo de una red de acceso abierta (open access) en un escenario de triple convergencia de fijo, móvil y edge computing, para facilitar la incorporación de nuevos proveedores tecnológicos de red y la prestación de nuevos servicios. Este prototipo representa muestra cómo Telefónica entiende el futuro ecosistema de telecomunicaciones para desplegar las futuras redes 5G, las de fibra con la tecnología XGS-PON y los equipos en casa de cliente de manera sostenible. Más allá de su despliegue comercial, en el MWC 2019 pudimos ver ejemplos reales de la aplicación de 5G, como coches conectados, drones contra incendios, asistencia remota de médicos especialistas, trazabilidad de mercancías o smart cities.  

LA PREGUNTA
El crecimiento de la economía se está ralentizando. ¿Hasta qué punto lo está notando en su negocio?