Noticias

Dynabook quiere vender 100.000 portátiles en España el año que viene

Movilidad

La marca que coge el relevo de Toshiba tiene previsto poner en el mercado este ejercicio 60.000 notebooks para empresa. Además, como parte del relanzamiento de su imagen, quiere volver al mercado de educación

Emilio Dumas, director general de Dynabook.
Emilio Dumas, director general de Dynabook.

Poner una marca nueva en el mercado es una tarea dura. En ello están Emilio Dumas, el director general de Dynabook en España, y su equipo de 20 personas. Eso sí, el fabricante de portátiles cuenta con la tecnología y la base de clientes de la histórica Toshiba, la compañía de la que recoge el testigo. Pero hagamos memoria. Sharp, propiedad del fabricante chino Foxconn, adquirió a mediados de 2018 el 80% de las acciones del negocio de ordenadores del holding Toshiba, que entonces pasaba por apuros financieros. Más tarde, el dueño de Foxconn decidió que los equipos llevaran el nombre de Dynabook, que es como se conocen los Toshiba en Japón y los mercados asiáticos.

Por lo tanto, el reto ahora hacer la transición de la marca en los mercados europeos y en el estadounidense. A pesar de que la operación se anunció hace un año y medio, todavía los almacenes del canal mantienen en stock equipos con la marca Toshiba, y sólo a finales de octubre empezaron a circular los primeros con la nueva enseña. Por eso, en estas últimas semanas es cuando Emilio Dumas y su equipo están dando a conocer a clientes, partners y periodistas su nueva apuesta.

Dynabook, siguiendo la misma estrategia de Toshiba, solo va a competir por el momento en el mercado del portátil profesional en España, que mueve alrededor de un millón de máquinas cada año. Emilio Dumas dice que el objetivo que tiene la compañía para este año fiscal, que acaba el próximo 31 de marzo, es vender unas 100.000 unidades, lo que supondría acaparar un 10% del mercado. Eso supone un crecimiento del 66% con respecto al último ejercicio.

Dumas reconoce que la compañía va a tener que hacer “más marketing” para llegar a esa cota y para ganar nuevos clientes que no han oído hablar antes de Dynabook. En todo caso, el directivo asegura que en España están teniendo “buen feedback en general”. Muchos distribuidores han valorado positivamente la apuesta y el cambio de marca, aunque a otros “les cuesta verlo”. “En todo caso, a los partners les viene bien tener alternativas” a las marcas que más venden, destaca el directivo. Para vender en el canal, el fabricante se va a seguir ayundando de sus mayoristas de siempre: Tech Data, Ingram Micro, Esprinet y Vinzeo

El revulsivo de la educación

Una de las vías de Dynabook para recuperar el terreno perdido por Toshiba es su vuelta al mercado de educación. Dumas recuerda los años en que Toshiba vendía varios cientos de miles de máquinas en colegios, institutos y universidades. “Creo que vamos a recuperar este mercado porque mantenemos contactos con clientes y distribuidores”. Además, Dynabook va a tener en catálogo un portátil robusto de 11,6 pulgadas pensado para los niños.

Dynabook Tecra A40-E.
Dynabook Tecra A40-E.

Eso sí, por el momento va a seguir instalando Windows, y no Chrome, como otros fabricantes con intereses en el mundo docente. Luis Polo, director comercial de Dynabook, también destaca que la compañía tiene mucho que decir en el sector público, aunque la falta de presupuestos o el estancamiento de muchos proyectos les está afectando por el momento. En este sentido, avanzó que Dynabook tendrá que homologarse como proveedor de la administración el año que viene.  

El valor de tener fábrica propia

Dynabook quiere mantener una inversión del 5% en I+D para seguir en la brecha en términos tecnológicos en el área del portátil. La compañía, que depende de uno de los mayores fabricantes de tecnología del mundo (Foxconn), destaca que tiene fábrica propia en la ciudad china de Hangzhou. Eso le permite un control de la producción que no tienen los competidores que subcontratan a terceros el ensamblaje de los equipos. Además, para 2020 prevé lanzar al mercado el portátil de 13 pulgadas “más ligero del mercado”, con procesador Intel de 10ª generación. Dynabook también mantendrá el nombre de las gamas de producto de la antigua Toshiba: Satellite Pro (entrada), Tecra (segmento medio) y Portégé (premium).  

LA PREGUNTA
El crecimiento de la economía se está ralentizando. ¿Hasta qué punto lo está notando en su negocio?