Noticias

Los fabricantes de portátiles ODM empiezan a recuperarse tras el coronavirus

Movilidad

Compal y Wistron, dos de los grandes fabricantes taiwaneses de equipos originales, han comenzado a notar la recuperación de los niveles de producción de sus fábricas de China una vez superada la fase crítica del coronavirus

Fábrica china
Fábrica china

Compal Electronics y Wistron, dos de los principales fabricantes ODM de portátiles, están comenzando a recuperar su capacidad de producción en China a medida que la mayor parte de los trabajadores regresan a sus puestos de trabajo. Según fuentes de dichas compañías, tal y como cita Digitimes, es posible que recuperen su nivel habitual de fabricación a finales de marzo tras las cuarentenas impuestas a los trabajadores como consecuencia de la expansión del coronavirus

Sin embargo, ambas firmas siguen preocupadas por el escaso suministro de componentes y también por la menor demanda de consumidores como consecuencia de la expansión del brote de coronavirus en el mundo.

La epidemia en China ha comenzado a desacelerarse recientemente lo que ha permitido al gobierno chino tomar medidas para ayudar a las fábricas locales a reanudar su producción. Los ODM de portátiles con sede en Taiwan son algunas de las industrias objetivo para recibir asistencia, según señalan las fuentes consultadas. a

Por el momento, la mayoría de las fábricas de ODM han recuperado el 60% de su capacidad y han anunciado ingresos consolidados de 1.300 millones de dólares para febrero, un 36% menos que el mes anterior y un 27% respecto al mismo periodo del ejercicio anterior. los ingreso consolidados en los dos primeros meses del año también han descendido un 18.64% en un año.

En cuanto al número de unidades, Compal tan solo envió 1,6 millones de portátiles, casi un millón por debajo de los 2,5 millones del mes de enero. Para el mes de marzo será difícil que llegue a los 4,2 millones de unidades alcanzadas en el mismo mes del pasado año, debido en parte a las tensiones comerciales existentes entre Estados Unidos y China.  

Por su parte Wistron experimentó un descenso del 29% de sus ingresos respecto al mes de enero y un 21% menos frente al mismo periodo del ejercicio anterior. La compañía envió tan solo 850.000 portátiles en el mes de febrero, pero espera alcanzar los 1,4 millones de unidades en marzo, una cifra similar al ejercicio anterior.

Wistron también vendió 120,000 servidores, 600.000 equipos desktop y 600.000 monitores en febrero y el objetivo es aumentar significativamente esta cifra en el mes de marzo.

Sin embargo, Wistron todavía está preocupado por el suministro de componentes, ya que la mayoría de los fabricantes de componentes actualmente solo ven tasas de recuperación de capacidad inferiores al 50%.

LA PREGUNTA
¿Cuál va a ser, en su opinión, la evolución de la demanda de tecnología en el sector público en los próximos meses?