Noticias

Maite Ramos es la nueva directora general de Dynabook

Movilidad

Sustituye en el cargo a Emilio Dumas, que deja la compañía después de casi dos décadas

Maite Ramos, directora general de Dynabook Iberia.
Maite Ramos, directora general de Dynabook Iberia.

Maite Ramos ha asumido la dirección general de Dynabook (anteriormente Toshiba) en España y Portugal. Ramos sustituye en el cargo a Emilio Dumas, que llevaba 19 años en Toshiba y ahora ha decidido iniciar "una nueva trayectoria profesional". Precisamente, Damian Jaume, presidente de Dynabook Europa, ha agradecido a Dumas "todos estos años de servicios a la compañía" y ha deseado todo lo mejor para el futuro. 

Con anterioridad a su nombramiento, Maite Ramos ocupaba el cargo de directora de canal profesional en Dynabook, responsabilidad que asumió en febrero de este año. Licenciada en Ciencias Económicas por la Universidad de Valladolid y máster en administración de empresas por IESE Business School, la nueva directora general tiene "una dilatada experiencia en planificación estratégica en los mercados profesional y de consumo".

Antes de su incorporación a Dynabook, Maite Ramos organizó la puesta en marcha de la división de consumo de Lenovo Iberia, y luego fue nombrada directora general de producto para Iberia del fabricante chino. Posteriormente, se incorporó a la compañía HP como directora de marketing de Iberia.

Emilio Dumas deja Dynabook.
Emilio Dumas deja Dynabook.

En Dynabook, Ramos se ha marcado como objetivo "afianzar y hacer crecer el negocio basándose en la alta calidad y vanguardia tecnológica de sus productos y soluciones, así como en el excelente servicio de soporte" de la compañía. El fabricante, perteniciente ahora a la china Foxconn,  continuará poniendo un foco especial en mercados como el de grandes cuentas, educación, administración pública o distribución y logística.

Objetivo de 100.000 portátiles en el último ejercicio

En una rueda de prensa ofrecida por Dynabook a finales del año pasado, la marca se reafirmaba en su voluntad de competir por el momento sólo en el mercado del portátil profesional en España, que mueve alrededor de un millón de máquinas cada año. En esa rueda la compañía avanzó que su objetivo para el último fiscal, que acabó el pasado 31 de marzo, era vender unas 100.000 unidades, lo que supondría acaparar una cuota del 10% del mercado total de notebooks profesionales en este país. 

LA PREGUNTA
¿Cómo afectará a su negocio la crisis desatada por el coronavirus?