Noticias

Las grandes compras del sector tecnológico en 2016

Negocios

Las mayores operaciones se localizan en el sector de la telefonía móvil. Qualcomm paga 47.000 millones por el fabricante de chips NXP, mientras que SoftBank se hace con ARM por 33.000 millones. Es el año también en que Microsoft se hizo con Linkedin

Compra de empresas.
Compra de empresas.

El 2016 fue un año fecundo en términos de adquisiciones en el sector tecnológico, una muestra más de que la recuperación ha llegado y las zozobras de la crisis dejan paso a una cierta euforia inversora en busca de nichos de negocio con mayores márgenes y un futuro prometedor. Según un informe de Ernst&Young, sólo en el tercer trimestre del pasado ejercicio se produjeron fusiones entre compañías tecnológicas por valor de 155.500 millones de dólares, un 138% más que a finales de 2015. .

¿Qué han buscado esos inversores y gigantes tecnológicos durante el pasado ejercicio? Pues se han inclinado por compañías que les permitirán ganar posiciones en negocios emergentes, pero de gran recorrido, como la inteligencia artificial, el IoT, los servicios en la nube, las redes sociales, la alta computación o la telefonía móvil.

En cuanto a valor económico, la operación más importante del año fue la adquisición de NXP Semiconductors por parte de Qualcomm. El fabricante de michochips se quitó de este modo de en medio a su competidor más directo por 47.000 millones de dólares, incluyendo su deuda. La idea de Qualcomm: ampliar la oferta de sus micros y llevar a todo tipo de aparatos, desde los teléfonos hasta los coches.

Microsoft y Linkedin anuncian su fusión.
Microsoft y Linkedin anuncian su fusión.

Otra de las grandes operaciones del ejercicio fue la compra de Linkedin por parte de Microsoft, que se produjo a principios del pasado verano, y que se ejecutó por 23.000 millones de dólares. Eso sí, todavía está por ver cómo el gigante de Windows integrará su tecnología y servicios en primera la red social profesional del mundo. 

La otra gran adquisición de 2016 tuvo como protagonista a ARM, el fabricante británico de la arquitectura más extendida en los chips de smartphones. SoftBank, el gigante japonés de las telecomunicaciones, pagó 32.000 millones por una firma que es clave en un negocio que, igualmente, es crucial, el de los teléfonos inteligentes.

Otra compra importante, por lo menos por su montante (9.300 millones de dólares) fue la de NetSuite por Oracle. La compañía de Larry Ellison, muy dada a integrar todo lo que le puede venir bien o hacer la competencia, se llevó un proveedor de CRM, ERP y comercio electrónico en la nube para reforzar su posición frente a marcas como SAP o la propia Salesforce.

Hewlett-Packard Enterprise, por su parte, aprovechó su primer año completo en el mercado para liberarse de algunos activos que no consideraba claves. Así, en septiembre se desprendió de soluciones de software que vendió a Micro Focus por valor de 8.800 millones de dólares. Entre ellas, Autonomy, una compañía que le siempre le dio muchos quebraderos de cabeza, sobre todo financieros, a la corporación liderada por Meg Whitman. Para resalcirse, HPE había adquirido previamente Silicon Graphics, un histórico del sector con una potente tecnología de computación. Y lo hizo por 275 millones de dólares.  

Oficinas de Yahoo.
Oficinas de Yahoo.

En julio, Yahoo ponía fin a muchos meses de rumores sobre su incierto futuro y quedaba en manos de la operadora Verizon por casi 5.000 millones de dólares. Asimismo, en abril, y en el ámbito de las comunicaciones, Mitel se hacía con Polycom por 2.000 millones en una operación espoleada por el fondo Elliot Management.

En el ámbito del hardware de microinformática, ha habido pocos movimientos, y en muchas ocasiones, las cosas no han pasado de ser meros rumores. Así, en octubre se intensificaron los comentarios sobre una posible compra de la división de PC de Fujitsu por parte de Lenovo, algo que en ningún momento se llevó a cabo. Sí se materializaron acuerdos en el mundo de las impresoras. Así, en septiembre HP sorprendió con la adquisición del negocio de printing de Samsung por valor de 1.050 millones de dólares. De esta forma, la coreana dejaba clara su intención de centrarse en smartphones, televisores y chips de memoria.

Tampoco pasó desapercibida, a principios de año, la compra del especialista en IoT Jasper por parte de Cisco, por un montante de 1.400 millones de dólares. Y, por supuesto, en 2016 también se confirmó la compra de EMC por parte de Dell, una de las operaciones estrellas del año precedente y que se fue a los 59.000 millones de dólares. 

LA PREGUNTA
¿Va a haber roturas de stock en el canal en la recta final de 2020?