Noticias

Una cuarta parte de los españoles se plantea cambiar de empleo en 2020

Negocios

Un estudio de Infojobs que indaga en los propósitos laborales de los españoles para el nuevo año descubre que la principal preocupación es la formación. También son muchos los que quieren mantener el estrés a raya

Otro año está a punto de empezar y son muchos los que aprovechan esta época del año para marcarse nuevos retos de cara al 2020. Los propósitos de año nuevo representan una buena oportunidad para reflexionar sobre aquellas cosas que queremos mejorar o cambiar con el fin de estar más satisfechos con nosotros mismos, y en consecuencia algo que queremos cumplir porque nos ayudará a ser más felices con nuestra vida.

En este contexto, el portal de empleo InfoJobs  ha realizado un estudio para analizar en qué medida la población ocupada española se hace propósitos de año nuevo y cuáles de ellos son los que predominan en el ámbito laboral. Este estudio, elaborado con una encuesta online a algo más de 3.200 personas, refleja que el 42% de los españoles se hace propósitos de año nuevo, siendo las mujeres las más propensas a realizarlo. Mientras que ellas lo hacen en el 49,5% de los casos, el porcentaje de los hombres baja hasta un 35%. A su vez, del total de encuestados que afirman hacerse propósitos de año nuevo, el 62% ha manifestado incluir en su listado alguno vinculado con el ámbito laboral.

En concreto, mejorar la formación (48%) con algún curso de reciclaje o de nuevas herramientas ocupa la primera posición del ranking, seguido del "no estresarse" (45%) y aprender inglés u otros idiomas (29%).  Cabe señalar, a su vez, que el 26% de los encuestados también tiene como propósito para el nuevo año "cambiar de empleo" y el 23,5%, "organizarse mejor en el trabajo".
 

Las mujeres priorizan no estresarse 

Al analizar los datos por género, se observan diferencias entre hombres y mujeres. En el caso de ellas, el propósito que más se plantean es el de "no estresarse" (en concreto, el 51% así lo manifiesta). A este le siguen mejorar la formación (48%), aprender inglés u otros idiomas (30%) y cambiar de trabajo (30%).

En cuanto a los hombres, a diferencia las mujeres, su principal propósito de año nuevo es mejorar su formación (49%). No estresarse se ubica en el segundo puesto, con un porcentaje mucho menor (37%). Esta diferencia en los porcentajes es natural si atendemos al estudio de Cinfasalud,  avalado por la Sociedad Española para el Estudio de la Ansiedad y el Estrés (SEAS), que confirma la mayor propensión de las mujeres a padecer estrés. Por otro lado, el propósito de aprender inglés u otro idioma aparece también en la tercera posición, con un 29%. Sin embargo, para ellos es más importante organizarse mejor en el trabajo (26%), que aparece en cuarta posición, por delante de cambiar de trabajo, citado por el 21% de los ocupados.



 

Consejos para formular y cumplir los propósitos de año nuevo
 

  1.  Empieza por un solo propósito. Ir a por muchos nos dispersa y nos frustra. Escríbelo en un papel.
  2.  Reflexiona sobre si es suficientemente específico. “Hacer ejercicio” no es un propósito, “salir a caminar 3 tardes a la semana durante una hora” sí lo es.
  3.  Reflexiona sobre su dimensión, tiene que ser alcanzable. A veces nos ponemos metas demasiado grandes y a la semana ya nos sentimos frustrados. Es mejor partirlo, por ejemplo: No es lo mismo decir que para perder peso voy a ir al gimnasio todos los días, que decir, el primer mes voy a ir 2 veces a la semana e ir incrementando la frecuencia paulatinamente.
  4.  Baja este propósito en una acción muy concreta: cuándo lo harás, dónde lo harás, de qué manera y cómo sabrás que lo has conseguido… si al bajarlo sientes frustración, vuelve al punto 3 sobre la dimensión. Tiene que ser algo que te motive y que sea posible.
  5.  Visualiza el resultado final, y recuerda la finalidad última de para qué lo definiste. ¿Sigue siendo motivador? Pues adelante. Empieza cuanto antes y sé constante. Confía en ti y los resultados llegarán.


 

LA PREGUNTA
¿Cómo afectará a su negocio la crisis desatada por el coronavirus?