Noticias

Empresas de tecnología preocupadas por coronavirus

Negocios

Las empresas tecnológicas que realizan sus actividades en España no escapan de las preocupaciones por el coronavirus de Wuhan y su propagación por todo el mundo, sobre todo después del brote descubierto en suelo italiano

Una operaria se protege del coronavirus en una fábrica
Una operaria se protege del coronavirus en una fábrica

Las empresas tecnológicas que realizan sus actividades en España no escapan de las preocupaciones por el coronavirus de Wuhan y su propagación por todo el mundo, sobre todo después del más reciente brote descubierto en suelo italiano.

Concretamente, este tipo de empresas ven afectadas directamente su producción y suministro de componentes tecnológicos provenientes de China, por lo que muchas empresas ya han previsto una caída en sus ingresos debido a las consecuencias de la enfermedad.

Con el stock de componentes que poseen actualmente, algunas empresas han manifestado puertas adentro que si las empresas chinas siguen envueltas en este paro a causa del coronavirus, solo tendrán materiales para operar por un período máximo de tres meses.

A su vez, Apple ha anunciado que sus ingresos se verán reducidos en este trimestre del año debido a todo el impacto que el coronavirus ha causado en las fábricas del gigante país asiático, resaltando la importancia del tema desde el punto de vista económico para la empresa de la manzana.

Las empresas dependen de las fábricas ubicadas en Shenzhen, China

Los costes de producción en China son mucho más bajos y rentables para las empresas más grandes del mundo, por lo que sus fábricas están ubicadas en dicho país asiático para aprovechar todas las ventajas que ofrecen sus leyes y abaratar los costes de sus productos.

No obstante, dicha situación ha hecho que las empresas sean dependientes de las fábricas chinas, las cuales en su mayoría están ubicadas en la zona de Shenzhen, una de las más afectadas por los brotes de coronavirus y que tiene problemas para exportar cualquier artículo.

Sin duda, lo que más preocupa desde este punto de vista es que, lejos de parecer controlado, el coronavirus sigue propagándose hacia diferentes países del mundo y sigue causando estragos en China, aumentado diariamente el saldo de fallecidos a causa de la enfermedad.

¿Cómo afecta esto a las empresas en España?

Las sucursales españolas de empresas como Vodafone no escapan de esta problemática, ya que podrían caer en exactamente en los mismos problemas de suministros si la situación en China no llega a mejorar durante los próximos meses.

En el caso concreto de Orange, la empresa dejó claro que están ideando un plan de contingencia si se llegase al punto en que su stock no pueda ser renovado a causa de los problemas en China.

A su vez, Telefónica ha declarado que sigue bastante de cerca el desarrollo y el impacto del coronavirus en la empresa, en aras de prevenir cualquier tipo de problema de suministro y producción de la empresa.Por ello, la empresa ha comenzado a trabajar con proveedores fuera de China, para de esta forma intentar minimizar el impacto comercial que podría causar la potencial disminución de suministros que podrían sufrir. 

Del mismo modo, las más grandes compañías de apuestas, como , también han manifestado estar expectantes, puesto que temen que la enfermedad pueda afectar a las visitas y al uso que hacen los usuarios en la página, tanto positiva como negativamente.

Finalmente, incluso páginas de compras en China como AliExpress temen verse afectadas por la propagación del coronavirus, y que sus clientes españoles puedan ser reticentes a decidir sus compras en productos de dicho país asiático para prevenir tanto el contagio de la enfermedad, como los retrasos de envíos.

Samsung, Qualcomm y Microsoft, de las más afectadas

Empresas gigantes como han visto cómo el gobierno chino ha ordenado obligatoriamente el cese de operaciones de sus más importantes fábricas, una medida a la que tampoco escapan Apple, Microsoft o Google.

Sin embargo, dos empresas no tan conocidas como Qualcomm y Broadcom también han sido afectadas por este veto a causa del coronavirus, que permanece vigente desde el pasado 28 de enero.

Qualcomm y Broadcom son dos de las principales compañías fabricantes de componentes electrónicos en el mundo, con más de medio millón de empleados en China, y son el ala de muchísimas empresas de tecnología que necesitan de sus materiales para crear sus productos. Asimismo, los fabricantes de móviles Huawei y , que actualmente se han convertido en una fuerza importante en el mercado, se han visto afectadas también por el coronavirus.

De momento, solo nos queda seguir de cerca la situación y esperar que las autoridades sanitarias logren reducir el impacto de esta terrible enfermedad.

LA PREGUNTA
¿Cree que los problemas de suministro y logística van a continuar en el sector TI en los próximos meses?