Noticias

El reciclaje de productos electrónicos se mantiene en España durante el año de la pandemia

Negocios

Recyclia recoge sólo un 10% menos de residuos RAEE, a pesar de confinamientos, cierres de oficinas y limitaciones de movilidad. Además, en pilas bate récord

La Covid-19 ha mermado la actividad en muchos sectores. También lo ha hecho en el del reciclaje. Los confinamientos y limitaciones de movilidad, unido al abandono de las oficinas por el teletrabajo, redujeron en un 10% la recogida que hace Recyclia en España, una entidad que agrupa fundaciones como Ecopilas, Ecofimática o Ecoasimelec. En concreto, Recyclia recogió en 2020 un total de 51.800 toneladas de aparatos electrónicos, por las 57.500 de un año antes.

En todo caso, José Pérez, consejero delegado de Recyclia, asegura que la caída fue menor de la esperada y que eso fue en parte porque la actividad de su organización siempre se consideró esencial. Además, el directivo recuerda que después de los meses de marzo, abril y mayo, en que millones de españoles tuvieron que permanecer en casa a causa del confinamiento general para combatir la pandemia, la actividad se recuperó notablemente. Donde sí se notó más el parón el ciclo de reciclaje fue en las oficinas, que durante meses se quedaron vacías o a medio gas.

Equipo directivo de Recyclia.
Equipo directivo de Recyclia.

Por otro lado, Recyclia estableció un récord de volumen de reciclaje en el capitulo de las pilas y baterías. En 2020, Recyclia gestionó nada menos que 7.300 toneladas de estos residuos, tanto de tipo doméstico, como industrial y de automoción. Además, en Recyclia empiezan a notar la llegada a sus puntos limpios de las primeras baterías de la nueva movilidad eléctrica, es decir, la proveniente de patinetes, motos y coches que prescinden de los combustibles fósiles para circular. En 2020 ya gestionó 54 toneladas de este tipo de producto.

También en el futuro, la organización espera que crezcan los desechos de paneles solares, una tecnología de generación de energía que lleva camino de popularizarse en industrias y hogares de todo el país. De hecho, en 2020 el incremento del volumen de paneles solares reciclados fue del 329%, hasta alcanzar las 481 toneladas. A este respecto, hay que recordar que el reciclaje de este tipo de aparatos es obligatorio sólo desde 2015, cuando fueron considerados legalmente residuos electrónicos.

Más fabricantes y puntos de recogida en la red

José Pérez considera que tras un año “inesperado” y atípico, “la conciencia ambiental de los ciudadanos y de toda la cadena comercial de los productos electrónicos ha alcanzado un nivel de madurez de la que todos nos podemos felicitar”. Y aunque para Recyclia bajó el volumen reciclado de productos electrónicos en el año de la pandemia, subió, sin embargo, el de los fabricantes e importados adheridos a sus fundaciones. En 2020 llegaron a los 1.684, un 4% más. Por su parte, la red de recogida aumentó en 12.509 puntos, y ya cuenta con casi 92.000 en toda España, un 16% más.

 

LA PREGUNTA
¿Está notando en su negocio un incremento de la morosidad o de los impagos debido a la crisis económica que está dejando la Covid-19?