Noticias

¿Qué nos deparará 2022?

Negocios

En este amplio reportaje, analizamos lo que dará de sí el año en segmentos como la ciberseguridad, el cloud, la venta de dispositivos o la inteligencia artificial

Aunque recientemente la Comisión Europea rebajó las previsiones de crecimiento de la economía española para 2021 y 2022, se puede decir que, después del desplome del 2020, debido a la irrupción de la pandemia y los confinamientos, el tejido productivo está viviendo un rebote de la actividad, y que esa tendencia se mantendrá en los próximos meses. Aunque no está previsto que España este año recupere del todo lo perdido con la crisis sanitaria y que vuelva a los niveles de 2019, sí que mantendrá un crecimiento vigoroso hasta el próximo diciembre. De hecho, según la propia Comisión el avance será del 5,5%.

En cualquier caso, este ejercicio las empresas deberán lidiar con varias incertidumbres, empezando por la propia pandemia y siguiendo por la subida de precios, los problemas logísticos y de suministros o las fluctuaciones en el valor de la energía. No son pocos interrogantes. El sector informático también estará sometido a estas incertidumbres, sobre todo a las que tienen que ver con el flujo de suministro de producto, que desde hace más de un año está limitando el crecimiento de mayoristas, integradores y retailers, sobre todo los que se ganan la vida con la venta de hardware, como los portátiles.

Pero también hay buenas noticias. En el sector informático es previsible que la demanda se mantenga alta en los próximos meses. La ola de modernización que originó la pandemia, sobre todo debido a la adopción del teletrabajo, seguirá empujando con fuerza. Las compañías españolas han adaptado ciertos procesos y han contratado muchos servicios cloud, pero ahora hay que asentar esos cambios y sacarles verdaderamente partido. Además, el sector TI va a ser uno de los más beneficiados con los generosos fondos NextGenerationEU, pues a la digitalización se destinarán uno de cada tres euros procedentes de Europa.

El sector TI va a ser uno de los más beneficiados con los generosos fondos NextGenerationEU, pues a la digitalización se destinarán uno de cada tres euros procedentes de Europa

Ciberseguridad

El mercado de la ciberseguridad mantiene un vigoroso ritmo de crecimiento en España, cercano al doble dígito. Y así seguirá en los próximos años, según la previsión de IDC. Para 2022, IDC calcula que las compras de productos y servicios de seguridad informática en este país podrían alcanzar los 1.749 millones de euros, un 7,7% más que en el 2021. Estos números están en línea con lo que está pasando en Europa, según los cálculos de esta consultora. Por otro lado, no hay visos de que la ola de ataques que desató la Covid-19, y que en el último año y medio ha afectado a infraestructuras críticas (SEPE, hospitales, gaseoductos…), vaya a remitir.

El ransomware, destinado a cifrar los datos de las compañías y permitir así a los delincuentes pedir un rescate por ellos, se ha convertido en un método bastante efectivo (y barato) de ataque. También seguirá siendo un vector de ataque muy popular el phishing. Intentar entrar en una red corporativa a través del correo electrónico de empleados poco prudentes o desprotegidos en localizaciones remotas es un método también muy fácil y eficiente.

Por otra parte, en su previsión para 2022, la firma israelí Check Point anticipa que los ataques a cadenas de suministro de diverso tipo seguirán causando daño. También serán protagonistas las campañas de fake news, que suelen llevar ligadas campañas de phishing. Asimismo, Check Point recuerda que el auge de las criptomonedas también hará que los ciberdelincuentes cada vez presten más atención a este negocio. Por último, los contenedores y los microservicios que se usan para el desarrollo de apps en la nube serán examinados con detenimiento por parte de los hackers, en busca de vulnerabilidades. La nube es segura, pero no infalible.

Los ciberataques copan los titulares de prensa y ya son un tema de comentario general. Eso está haciendo que cada vez más las empresas sean conscientes de los peligros a los que se exponen si no se protegen. En cualquier caso, todavía quedan muchas compañías, sobre todo pymes, que recurren a soluciones anticuadas o que, sencillamente, mantienen sus sistemas a la intemperie. En esas compañías, la labor del canal será fundamental, como asesor (para ayudarle a elegir la tecnología más conveniente) y como elemento de soporte. Como en otros ámbitos de la tecnología, fabricantes y canales de seguridad también seguirán cambiando su propio modelo, pasando de vender soluciones on-premise, a ofrecerlas bajo esquemas de servicio. Por eso, en 2022, los proveedores de servicios gestionados de seguridad seguirán ganando terreno.

Cloud

En un contexto de digitalización acelerada como consecuencia de la pandemia, la migración a la nube híbrida o a modelos multicloud será la base de gran parte de los proyectos que abordarán las empresas en el nuevo año que ahora comienza. Según IDC, el 40% gasto principal en TI de las organizaciones estará relacionado con la nube, cifra que ascenderá al 80% para 2028. IDC confirma también el buen momento que vive la nube pública en España, y que se prolongará en los próximos años. De hecho, entre 2022 y 2024, el gasto en nube pública pasará de 2.252 millones de euros a 4.025 millones de euros. Por segmentos, el IaaS crecerá en ese periodo un 29,3%, mientras que el PaaS lo hará un 32,4% y el SaaS (aplicaciones), un 16,4%. 

Entre 2022 y 2024, el gasto en nube pública pasará de 2.252 millones de euros a 4.025 millones de euros, según IDC

Más cifras: el año que viene el mercado cloud crecerá en torno al 20% en España, un ritmo de avance que se mantendrá en los siguientes ejercicios y que impactará en el despliegue de proyectos de cloud híbrida en un 85% de las organizaciones españolas. La seguridad, el gobierno de los datos y el control de costes estarán en el punto de mira de todos los despliegues y en algunos casos podrían actuar como inhibidores. El software como servicio (SaaS) seguirá siendo el servicio de nube pública más contratado en España (81% de los encuestados), mientras que el 61% afirman ser usuarios de infraestructuras y plataformas como servicio (IaaS y PaaS).

Datacenter de Equinix.
Datacenter de Equinix.

El software como servicio es, además, la categoría que goza de una mayor tendencia hacia el multicloud, ya que un 42% de los encuestados declara contar con más de un proveedor en este segmento. Con relación a las cargas de trabajo migradas a la nube, más de un 90% de las empresas españolas usuarias de cloud confirma que dispone ya en la nube de herramientas de colaboración para el correo electrónico, las conferencias o la compartición de archivos. La capacidad de almacenamiento o de archivo de datos también son cargas de trabajo mayoritariamente empleadas en la nube (70%).

Los despliegues de tecnología híbrida están entre las prioridades de los partners: principalmente proveedores de servicios gestionados, tanto de cloud pública como privada, que permitirán a las organizaciones empresariales adaptarse a la nueva realidad del mercado, impulsar el crecimiento y la innovación y conectar con los nuevos hábitos de consumo mejorando la experiencia de cliente. Las grandes plataformas hiperescalares de la nube pública, como Amazon Web Services, darán un salto de calidad y reforzarán su presencia en España a través de la apertura de su primera región cloud en España, concretamente en Aragón, donde se ubicarán tres centros de datos. A través de esta apuesta España se convertirá en un punto estratégico de AWS en Europa, al mismo nivel que Dublín, Frankfurt, Londres, París, Estocolmo y Milán.

Dispositivos

El momento pletórico que ha vivido el PC a lo largo de los dos años de pandemia está comenzando a enfriarse como consecuencia de la saturación de la demanda, el menor número de operaciones en el mercado de educación y el grave problema de abastecimiento que afecta al conjunto de la economía mundial. En España todavía no hay datos cerrados de 2021, pero tal y como vaticinaba Context en octubre, es muy posible que no se hayan alcanzado los 3,5 millones de unidades comercializadas en 2020, aunque los datos continúan mostrando avances del 8% para el conjunto del ejercicio.

En el ámbito de los dispositivos, en 2022 es posible que los portátiles vuelvan a ser protagonistas del crecimiento, con el permiso de los chromebooks y los smartphones. La versatilidad, capacidades y amplia funcionalidad de los portátiles los convierten en la mejor propuesta para el trabajo híbrido. Esta renaissance del notebook coincide con un momento de gran ebullición en la actualización y renovación tecnológica de los procesadores. La guerra por reducir al máximo el tamaño de los chips se ha recrudecido al máximo con Samsung y las fundiciones TSMC y Globalfoundries. La coreana, que ha desalojado a Intel del liderazgo en el ranking mundial de semiconductores, prevé la llegada de los primeros chips de 3 nanómetros para 2022. Intel, por su parte, se ha descolgado de esta batalla y ha anunciado inversiones para construir nuevas plantas de fabricación que le permitirán continuar liderando el mercado en 2025.

Línea de fabricación de portátiles.
Línea de fabricación de portátiles.

En el terreno de los smartphones también se está produciendo un importante proceso de renovación tecnológica, a pesar del parón del mercado experimentado en el primer ejercicio pandémico. La definitiva adopción de dispositivos 5G gracias a la bajada de precios impulsará la popularización de esta tecnología entre unos usuarios que están reponiendo sus modelos más rápidamente que en el ejercicio precedente. Los teléfonos flexibles, plegables y con al menos cinco cámaras ya no son ciencia ficción, aunque estas características solo están incorporadas en selectos modelos premium.

En el terreno de los smartphones también se está produciendo un importante proceso de renovación tecnológica, a pesar del parón del mercado experimentado en el primer ejercicio pandémico

Inteligencia artificial, IoT y data

Antes de la pandemia, la inteligencia artificial y la tecnología de machine learning ya habían experimentado un desarrollo interesante con proyectos de implantación en múltiples sectores de actividad, entre los que destaca la industria o la sanidad. Ahora vive también un momento especialmente explosivo gracias a la gran disponibilidad de datos fruto de la digitalización, el avance en el procesamiento gráfico y los importantes desarrollos en el área de la semántica. En el entorno empresarial, la IA está siendo fundamental para optimizar la gestión empresarial y la experiencia del cliente. En este terreno se observan tendencias clave de evolución entre las que se incluye: predicciones de negocio, detección y prevención, IA conversacional, IA para el IoT, robotización, hiperautomatización o marketing personalizado.

En el terreno del IoT también se producirán espectaculares avances gracias a los proyectos asociados al entorno empresarial. La conexión a Internet a través de 25.000 millones de sensores permitirá obtener métricas en entornos industriales o empresariales que mejorarán las tasas de productividad en un 40% o un 50%. Dichos sensores también elevarán el grado de seguridad de los trabajadores de los centros de trabajo de la era poscovid, controlando la temperatura y los datos biométricos para prevenir y evitar nuevos riesgos de contagio.

LA PREGUNTA
¿Qué impacto cree que tendrá Windows 11 en su negocio en los próximos meses?