Noticias

Microsoft rompe la baraja en el mundo del videojuego con la compra de Activision por 60.000 millones de euros

Negocios

Activision es el creador de juegos como Call of Duty y Candy Crush, y en total tiene 400 millones de usuarios activos cada mes

Captura del videojuego Call of Duty, de Activision.
Captura del videojuego Call of Duty, de Activision.

En los últimos tiempos, el negocio de los videojuegos ha estado muy caliente. Al fin y al cabo, un juego de éxito puede llegar a tener cientos de millones de seguidores en todo el mundo, que no sólo se divierten con él, sino que compran en su tienda y que incluso se comunican a través de sus redes. Y eso es mucha fidelización para los tiempos que corren. La semana pasada, Take-Tow se hacía con la compañía de juegos para móvil Zynga, por 12.700 millones de dólares. Pero ayer Microsoft rompió esquemas mentales y empresariales al anunciar la adquisición de Activision Blizzard por nada menos que 68.700 millones de dólares (algo más de 60.000 millones de euros al cambio).

Microsoft quiere así potenciar su plataforma Xbox  y su servicio Game Pass, y plantar cara a la china Tescent y a Sony, que lideran este sector. Y lo hace con una compañía que ha sido capaz de desarrollar algunos de los juegos más importantes de los últimos años, como Call of Duty, World of Warcraft y Candy Crush. Microsoft se queda con los juegos, y también con los estudios que los producen. En total, añade a su esquema una plantilla de más de 10.000 empleados.

Microsoft pagará 95 dólares por acción, y lo hará en su totalidad con efectivo. Microsoft, como ha dejado claro el responsable de su división de videojuegos, Phil Spencer, no quiere vender consolas, sino fidelizar usuarios a través de productos atractivos, y Activision le ayuda a conseguir este propósito. Hay que recordar que Call of Duty fue, por ejemplo, el juego más vendido para PlayStation en Estados Unidos. Según algunos medios, Microsoft no planea limitar el uso de Call of Duty a Xbox, aunque sí podría ofrecerlo desde ella con algunos servicios extra. La compañía de Satya Nadella ya dio un paso parecido con la compra del juego de construcción Minecraft en 2014, por el que pagó 2.500 millones de dólares, y que hoy está disponible en ordenadores, consolas de la competencia y móviles.

Preparados para el metaverso

En total, Activision, una compañía que está siendo investigada por numerosos casos de acoso sexual y discriminación de género, tiene 400 millones de usuarios activos al mes en sus juegos. Todos ellos serán ahora pontenciales suscriptores del Games Pass de Xbox. A más largo plazo, Microsoft podría estarse preparando para el metaverso. Al fin y al cabo, la experiencia inmersiva de un gamer hoy es lo más parecido a ese mundo digital que propone Mark Zuckerberg y que Satya Nadella, el CEO de Microsoft, ve con buenos ojos.

LA PREGUNTA
¿En qué medida se beneficiará, como partner de tecnología, de los fondos europeos?