Opinión

Nuevas empresas, viejos gastos

Mark Dixon, CEO de Regus.

La mayoría de las empresas perpetúan sus prácticas habituales, en lugar de reflexionar sobre lo poco efectivas que éstas pueden ser y en la gran cantidad de dinero que llegan a derrochar.

El Sistema de Producción Toyota (TPS) radica su éxito en la anulación del derroche sin sentido, trasladando su influencia al mundo organizativo. El concepto combinado con el planteamiento de Six Sigma, contribuye a ahorrar a las grandes multinacionales miles de millones de euros al año.

Uno de los principales objetivos de TPS es eliminar lo que los japoneses llaman Muda, una actividad excesiva o inútil que no aporta valor y que consume recursos.

La reflexión sobre el derroche puede llegar a transformar el destino de una empresa. Un estudio descubrió que las empresas estadounidenses que introdujeron el modelo "justo a tiempo" consiguieron (de media) un 70% de reducción de existencias y un 50% de disminución de costes laborales.

Podemos aplicar estos principios en el mundo laboral moderno. Así, tenemos:

  • El Muda de sobreproducción y sobreprocesamiento: Citigroup ha calculado que se podrían ahorrar 700.000 USD al año y evitar 76 toneladas de residuos sólidos, si cada empleado dejase de imprimir tan sólo una página a la semana imprimiendo y fotocopiando por las dos caras.
  • El derroche de potencial humano constituye una nueva categoría de Muda, en forma de fuga de talentos.
  • Mentalidad de fábrica. El Muda del movimiento innecesario se puede ver fácilmente en la forma de trabajar de las empresas, los atascos innecesarios y problemas como la conciliación.
  • El Muda del espacio. De un estudio encargado por Regus se han elaborado unas estimaciones bastante precavidas sobre la infrautilización de espacios de oficina en diversos mercados. Según el estudio, el 38% de este espacio ni siquiera se llega a utilizar. El coste de esta infrautilización va de los 8.000 millones de USD el Reino Unido y Francia a los más de 70.000 millones en China.

Los nuevos sistemas organizativos ofrecen a las empresas la oportunidad de recortar costes y adaptarse a una economía de escala en evolución, personalizado en un tipo diferente de trabajador. Deshacerse de los Muda derroches obsoletos y poco inteligentes, es algo que se debería haber hecho hace ya mucho tiempo.

LA PREGUNTA
El crecimiento de la economía se está ralentizando. ¿Hasta qué punto lo está notando en su negocio?