Opinión

Internet of things: una excelente oportunidad de negocio para el canal

Internet of things, como tendencia tecnológica, es ya una realidad, y va a seguir desarrollándose en los próximos años. Es cierto que IoT es un fenómeno muy amplio y que esta tendencia se está plasmando de forma diferente en cada mercado vertical. Puede que algunas de las aplicaciones más avanzadas de las que se habla sean realidad a medio plazo, pero otras, como cámaras de videovigilancia IP, sensores y detectores de obstáculos en el sector de transporte, equipos médicos... están ya presentes desde hace años en muchas empresas.

La infraestructura de red tiene que ser capaz dar respuesta necesariamente a las exigencias y problemáticas que genera la irrupción de este tipo de dispositivos, y que son muchas, desde la seguridad a la gestión, pasando por el rendimiento y el dimensionamiento de la red. Y es aquí donde entran en juego integradores y distribuidores de valor añadido.

IoT puede convertirse para el canal en una excelente oportunidad de negocio, no sólo de venta de equipamiento, sino también y sobre todo de servicios de consultoría, desarrollo e integración. Muchas de las redes actuales necesitan actualizarse para soportar implantaciones masivas de dispositivos inteligentes. La gestión y configuración de seguridad de las redes para que incorporen IoT de forma segura también van a requerir la implicación de proveedores de servicios, integradores y desarrolladores de aplicaciones, para sacar un mayor partido a la enorme cantidad de datos que generarán estos dispositivos y que, por otro lado, no servirían de nada si no son posteriormente analizados y procesados para su uso en beneficio de las empresas.

Los ámbitos de aplicación de IoT son múltiples. Nosotros tenemos experiencia de despliegues en hospitales, en los que hemos preparado la red para que incorpore dispositivos médicos y clínicos, muy sensibles y críticos, con garantías de seguridad, en universidades, estadios de futbol, industria, etc. Otros de los sectores en los que la presencia de estos dispositivos inteligentes conectados a la red es importante son distribución y logística. Creemos que es más que una tendencia, es una realidad en muchos sectores, y va a ir a más, aunque muchas empresas todavía no tienen claro el impacto que va a suponer el aumento de estos dispositivos en el rendimiento de su red.

En lo que a la red propiamente dicha se refiere, la tecnología para soportar entornos IoT está ya disponible, y las capacidades para asegurar y gestionar un entorno de red IoT también. Evidentemente IoT, en sus usos más sofisticados, presenta retos que preocupan a los responsables de TI de las empresas. Por ejemplo, hay dispositivos conectados a la red que fueron diseñados para funcionar en redes propietarias y cerradas, no para conectarse a la red corporativa.

Es muy probable que tengan sistemas operativos desactualizados, si es que tienen, contraseñas incrustadas en el firmware, accesibles para un hacker, o carecer de capacidades antivirus y de firewall. Pero para ello existen tecnologías de red que pueden mitigar estos problemas. Por otro lado, no es lo mismo el nivel de gestión y seguridad que requiere una red de videocámaras que la que requieren dispositivos de goteo de un hospital conectados a la red, por ejemplo.

Hoy día, una solución de red avanzada ofrece lo necesario para soportar despliegues IoT a gran escala: capacidad, flexibilidad para poder configurar la red de forma dinámica y ágil, seguridad, mediante capacidades de segmentación de la red y control de acceso de dispositivos, y capacidades de gestión, que permiten diseñar y aplicar políticas a cientos de dispositivos, de forma automatizada, centralizada y sin intervención manual.

LA PREGUNTA
¿Está suponiendo la ley de registro horario una oportunidad de negocio para los partners de tecnología?