Opinión

¡Muchas noches me acuesto llorando!

Me entristece ver tantas pymes ignorando las oportunidades que ofrece la pandemia de Covid-19. Por miedo a lo desconocido o por falta de conocimientos, no contemplan usar fusiones y adquisiciones como herramienta para salir de la crisis o simplemente para mejorar su rentabilidad.

La COVID-19 nos ha cogido a todos por sorpresa y ha cambiado nuestro entorno más allá de nuestra imaginación. Es una crisis sin precedentes, a la cual algunas empresas no sobrevivirán, otras se mantendrán y otras, sin embargo, saldrán reforzadas.

¿Qué oportunidades ofrece la COVID-19?

Ante situaciones de crisis duras, tradicionalmente se genera un clima con un incremento de buenas oportunidades de M&A. El número de empresas interesadas en vender aumenta por varios motivos. Los más frecuentes son la disminución de la rentabilidad, la necesidad de aportación de capital y los cambios generacionales que se adelantan. Esto significa que nos encontramos en un clima propicio para obtener crecimientos sólidos a través de M&A y donde líderes ágiles realizando adquisiciones suelen superar la rentabilidad de la mayoría de sus competencias para así salir reforzados después de la crisis.

Al reposicionarse una compañía a través de fusiones y adquisiciones, se minimizan los riesgos, aumenta la diversificación y se impulsa un crecimiento sólido. La historia nos demuestra que después de las recesiones inducidas por una crisis, las empresas que han utilizado fusiones y adquisiciones tienen períodos de rentabilidad superior a la media.

Estrategias que siguen los líderes que salen victoriosos después de coyunturas adversas

Los líderes se deben preparar para apostar por M&A, equilibrándolo con las acciones inmediatas a la crisis y así asegurar su reposicionamiento para el futuro. Aquellos dirigentes que ahora aprovechan las adquisiciones y fusiones industriales como parte de una respuesta holística de la crisis para diversificar riesgos y garantizar un crecimiento sólido, serán propensos a superar con diferencia la media del mercado a medio y largo plazo.

Saldrá victorioso de la época post Covid-19 el líder que ahora esté definiendo una estrategia M&A y tenga claro cuál es el objetivo según tipo de adquisición. Los competidores directos interesantes ayudan a incrementar volumen (scale acquisitions) y las empresas en el mercado de áreas de negocios complementarios aportan valor y sinergias al negocio (scope acquisitions).

¿Quién saldrá reforzado y quién no?

Los directivos que ya se están preparando para la consolidación acelerada del mercado de las pymes en España saldrán reforzados por haber adquirido nada más presentarse el candidato correcto, aprovechando la consolidación acelerada que la Covid-19 está provocando.

Para otros, una estrategia M&A ahora no es prioritaria en su agenda y deciden no contemplarlo como herramienta de crecimiento y aumento de la rentabilidad. Probablemente habrán perdido una buena oportunidad que otros sí supieron aprovechar.

LA PREGUNTA
¿Va a haber roturas de stock en el canal en la recta final de 2020?