Noticias

La migración a la nube y los servicios digitales, principal desafío de los mayoristas

Pymes

Los mayoristas han debido adaptarse en tiempo récord a las nuevas circunstancias que han permitido acelerar tendencias de negocio que solo se atisbaban hace unos pocos meses.

Digitalización
Digitalización

El confinamiento y la pandemia han hecho trizas todos los informes de las consultoras y firmas de análisis de mercado sobre la previsible evolución del negocio de tecnologías de la información. La implosión del teletrabajo  ha acelerado la digitalización del conjunto de la sociedad mundial, multiplicado por mil la adopción de herramientas de productividad y colaboración por parte de millones de trabajadores, propulsado la migración a la nube e impulsado un tsunami de demanda que aún está digiriendo toda la cadena de valor del canal de distribución TI, con los mayoristas a la cabeza.

Los mayoristas han debido adaptarse en tiempo récord a las nuevas circunstancias que han permitido acelerar tendencias de negocio que solo se atisbaban hace unos pocos meses. Antes de esa fecha, estas figuras barajaban la movilidad, big data analytics, los social media y el ecommerce como algunas de las tecnologías core sobre las que poner mayor foco de negocio.

Como tendencias emergentes se hablaba de inteligencia artificial y robótica, el Internet de las Cosas, Interfaces de nueva generación, realidad virtual y aumentada y blockchain. A estas últimas se han unido nuevas tecnologías y aplicaciones emergentes que están dando respuesta a las demandas de las empresas y usuarios en la nueva normalidad y ante la perspectiva de nuevos confinamientos. En este sentido las más nombradas son las soluciones de automatización y robotización (RPA), herramientas de colaboración y videoconferencia, soluciones de conectividad y conexión VPN, soluciones para medir la productividad y supervisión de los empleados, aplicaciones para la localización de activos y personas o las soluciones para el control de aforos y temperatura.

En esta nueva etapa, los mayoristas se han convertido en una pieza esencial para proveer a partners y empresas de la tecnología necesaria para abordar la digitalización express de las empresas españolas.  En los próximos meses deberán afrontar enormes desafíos que ya están identificando las consultoras y firmas de análisis de mercado como IDC o Gartner y pasan por la inevitable migración a la nube.

Migración a la nube

Y es que de acuerdo a los últimos datos de Gartner el gasto en la nube pública aumentará un 19% a lo largo de este año. Las estimaciones varían pero se espera que el 30% de la fuerza laboral en Estados Unidos teletrabaje a tiempo parcial y utilice herramientas de colaboración como Teams o Zoom, cuyo uso se ha multiplicado exponencialmente en cuestión de semanas desde los 10 millones de media diaria a los 300 millones de usuarios tras la pandemia.

De acuerdo a un informe elaborado por GTDC, el Global Technology Distribution Council, la principal asociación de mayoristas a nivel mundial, esta figura continuará actuando como pieza clave de intermediación en el engranaje entre partners y clientes para poder subir sus negocios a las nubes. En este sentido, los marketplaces de los mayoristas se están convirtiendo en las plataformas de autoservicio idóneas para que los partners TI puedan gestionar y coordinar las suscripciones de sus clientes de una forma completamente automatizada.

Y es las cifras de negocio que se está moviendo en torno a SaaS son suficientemente esclarecedoras. De acuerdo a un estudio de Blissfully SaaS Trends, los clientes finales ahora están invirtiendo más en herramientas SaaS que en dispositivos para sus empleados. Por término medio, los empleados utilizan unas ocho aplicaciones en la nube para gestionar sus negocios, aunque esta cifra puede variar dependiendo del tamaño de la empresa.

Una prueba del importante papel que están desempeñando los mayoristas en la estrategia de migración a la nube de partners y empresas es que los ingresos de negocios en la nube aumentaron un 47% desde abril de 2019 a 2020, de acuerdo a los datos The NPD Group.

La infraestructura y los dispositivos siguen representando casi una cuarta parte del mercado mundial de tecnología de bienes y servicios valorado en 3.400 billones de dólares. Sin embargo, el software está empezando a convertirse en la referencia de negocio para muchos partners y comienza a superar las ventas de dispositivos e infraestructura. De hecho, según IDC en los Estados Unidos ya lo ha hecho.

Para afianzar su presencia en el negocio del software, los mayoristas han comenzado a desarrollar un mayor compromiso con desarrolladores de software SaaS cuyo peso está creciendo cada vez en el actual escenario de apuesta por la nube. Asimismo, también están suscribiendo acuerdos con proveedores de aplicaciones de gestión empresarial y con firmas de soluciones verticales especializadas en sectores como sanidad, educación o industria, entre otros.

LA PREGUNTA
¿Va a haber roturas de stock en el canal en la recta final de 2020?