Noticias

Madrid y Cataluña destacan en el uso de la factura electrónica

Pymes

Ambas comunidades destacan, junto con Andalucía, en volumen de e-facturas emitidas del conjunto del territorio nacional

factura electrónica
factura electrónica

De acuerdo al último estudio publicado por Seres, Madrid y Cataluña destacan, junto con Andalucía, en volumen de e-facturas emitidas del conjunto del territorio nacional. El informe destaca que, en 2021, año de la eclosión de la transformación digital en las empresas como resultado de la crisis de la covid-19, el volumen de emisión de facturas electrónicas en Cataluña registró un ascenso del 4,36% respecto a 2020. La comunidad autónoma mantiene el segundo puesto del ranking tras haber emitido un 31,63% del total de e-facturas del conjunto nacional. En esta línea, le precede la Comunidad de Madrid (36,06%) y le sigue Andalucía (8,58%). Para contextualizar, el volumen de emisiones de facturas electrónicas en el conjunto nacional se incrementó un 27,21% en 2021.

Del mismo modo, Cataluña mantiene también el segundo lugar en la recepción de e-facturas con el 23,12% del total, pese a un ligero descenso del 1,84% respecto a 2020. Se sitúa así por detrás de la Comunidad de Madrid (26,96%) y por delante de Andalucía (8,93%). El informe detalla, a su vez, que Cataluña es la tercera comunidad autónoma con mayor número de empresas emisoras de facturas electrónicas con el 9,49% del total nacional en 2021.

En relación al número de empresas emisoras de facturas electrónicas, Madrid (24,69%) y Valencia (11,84%) ocupan el primer y segundo puesto, seguido por Cataluña. En lo que respecta al número de empresas receptoras de e-facturas, Cataluña concentra el segundo mayor número con el 16,44% del total nacional. Se posiciona, de este modo, por detrás de la Comunidad de Madrid (19,71%) y por delante de Andalucía (9,46%).

Datos nacionales

El Estudio refleja que, en los ámbitos B2B, B2G y B2C a nivel nacional, el volumen total de facturas electrónicas emitidas en 2021 experimentó una variación positiva anual del 28,12%. En este sentido, en 2021 se emitieron 296.469.689 facturas electrónicas, 55.738.642 más que en 2020. En concreto, el ámbito B2B lidera el ranking con un total de 257.605.533 facturas electrónicas emitidas en transacciones comerciales entre empresas, un 27,21% más en comparación con 2020. El uso de la factura electrónica en 2021 permitió el ahorro de más de 2.300.604.787 de euros en costes de gestión y evitó un uso de papel equivalente a 16.486 pinos, ahorrando, además, un tiempo en horas de trabajo equivalente a 617 años laborables.

Un 56,01% de las empresas emisoras y un 58,83% de las receptoras pertenecen al sector terciario o servicios, encabezando el uso de la factura electrónica con un total de 62,75% de documentos emitidos y un 77,63% recibidos. El sector secundario, por su parte, supone el 42,80% de las empresas emisoras y el 39,87% de las receptoras con un total de 36,85%de documentos emitidos y 21,87% recibidos. Las empresas del sector primario continúan siendo las que menos se apoyan en el uso de la e-factura, con una representación del 1,19% en emisión y un 1,30% en recepción, sin apenas cambios respecto del año anterior.

Por tipología y actividad de las empresas

La pequeña empresa lidera el uso de la factura electrónica con el 32,83% de las emisiones y el 31,03% de las recepciones totales. La mediana empresa, por su parte, representa el 31,63% de las emisiones de e-facturas y el 23,90% de las recepciones. Le sigue la gran empresa con el 19,89% de las emisiones y el 13,96% de las recepciones, mientras que la microempresa emite el 15,65% de las facturas y destaca por recibir el 31,12% del total.

Las empresas que más emiten sus facturas de forma electrónica pertenecen al sector retail (28,87%), las industrias manufactureras (28,28%), las empresas suministradoras de agua y energía (5,73%), la construcción (5,70%) y el comercio (5,08%). Por otro lado, las empresas que más reciben facturas electrónicas son las industrias manufactureras (28,49%), el sector retail (22,53%) y el sector de la automoción (7,39%).

 

LA PREGUNTA
¿En qué medida se beneficiará, como partner de tecnología, de los fondos europeos?