Noticias

El estado de la franquicia tecnológica en España

Retail

En este país operan más de 3.000 puntos de venta de informática y telefonía, según datos de Tormo

Tienda Beep
Tienda Beep

El modelo de franquicia avanza a pesar de los avatares de la crisis económica. Para muchas personas y emprendedores ha sido una vía para abrirse camino profesionalmente. Según Tormo Consulting, actualmente operan en este país 1.114 enseñas, un 8,8% más que el año pasado, y lo hacen a través de cerca de 60.000 establecimientos. El sector de la franquicia, según los últimos datos de Tormo, esperaba que estos puntos de venta facturasen cerca de 20.000 millones de euros en 2016 y generaran 340.000 empleos.

El avance en general de la franquicia también tiene su correlato en el sector tecnológico. Según datos que aporta Beatriz Vega, directora del departamento de Expansión de Tormo Franquicias Consulting, las 29 marcas franquiciadoras de informática y telefonía de 2015 se convirtieron en 35 en 2016, lo que supone un 20% más. En número de establecimientos, el avance fue también claro. Mientras que a comienzos de 2015 Tormo contabilizaba casi 2.600 tiendas de informática y telefonía asociadas a enseñas, a principios de 2016 había algo más de 3.000, lo que supone un crecimiento del 16%.

En cuanto a los ingresos, en 2014 estas franquicias generaron unas ventas totales de 498 millones de euros, 75 millones menos que en 2015 (lo que supuso un 15,3% de incremento). Asimismo, avanzó el empleo en este tipo de franquicia. Las casi 8.500 personas empleadas a principios de 2015 eran algo más de 10.000 un año después, casi un 18% más. Beatriz Vega ve varios motivos que explican la pujanza del formato de la franquicia en el sector tecnológico. "Uno de ellos es que España es el país de mayor penetración de la telefonía móvil inteligente dentro del ciudadano particular, y esto trae consigo el crecimiento de marcas que operan dando servicio de distinta índole dentro de este ámbito, como la reparación, la venta y, por supuesto, todo lo que tiene que ver con accesorios y complementos", asegura Vega.


Nuevas tiendas Ecomputer

Enrique Samperiz, fundador de la cadena Ecomputer, con sede central en Huesca, pero con establecimientos por toda España, rebaja hasta cierto punto la euforia y dice que las expectativas sobre el crecimiento de la franquicia en momentos de crisis eran muy elevadas y la realidad no ha estado a la altura. Para Alfonso Ruíz, director comercial del Grupo Ticnova, una compañía que integra a los cientos de franquiciados de cadenas como Beep o PCbox, el punto de inflexión para este formato de tienda está en el año 2012.

Enrique Samperiz, Ecomputer.
Enrique Samperiz, Ecomputer.

Hasta ese momento “hubo una restructuración en el mercado debido a la desaceleración de la economía global y del consumo, pero a partir ahí el mercado de la franquicia en general, y el de TI y telefonía en particular, ha visto incrementado su número de establecimientos y su facturación”. En 2016, según Alfonso Ruiz, la tónica ha seguido siendo ésta, “gracias sobre todo al despliegue de las franquicias especializadas en telefonía”. El directivo reconoce que Ticnova menguó en número de establecimientos y facturación en los primeros años de la crisis, pero luego el saldo ha sido positivo. De hecho, en el último ejercicio, Ticnova tuvo 50 nuevas aperturas.

Enrique Samperiz, de Ecomputer, también destaca la pujanza de la franquicia de telefonía, y reconoce que el crecimiento en general de las cadenas TI ha sido “moderado”. En todo caso, Ecomputer, una franquicia que vende equipamiento informático a particulares, pymes y grandes empresas, ha aguantado la crisis y ahora ve como sus ventas vuelven a repuntar. Ya el pasado año, la cadena abrió cinco establecimientos, para totalizar una treintena.

Además, para este 2017, Ecomputer ha dimensionado sus recursos para llegar a las 40 tiendas y crecer en ingresos por encima del 10%. Y, por último, el directivo recomienda su negocio a potenciales franquiciados, porque les ofrece “una buena marca, trayectoria, procesos bien definidos, alto valor en servicios y relación con los mayoristas y fabricantes”. El panorama también se presenta despejado para Ticnova. Según Alfonso Ruíz, el objetivo del grupo minorista con sede en Tarragona es superar los 120 millones de euros y llegar al medio millar de establecimientos.

LA PREGUNTA
¿En qué medida se beneficiará, como partner de tecnología, de los fondos europeos?