Noticias

Worten: una historia marcada por los números rojos

Retail

La firma lusa desembarcó en este país hace 12 años y ha acumulado pérdidas de más de 350 millones de euros. Dos crisis económicas y la competencia de MediaMarkt le han impedido levantar el vuelo

Tienda de Worten.
Tienda de Worten.

La venta a MediaMarkt de 17 de sus centros supone, de hecho, casi el fin de la aventura de Worten en España. Sobre todo en territorio peninsular, porque la compañía portuguesa mantendrá las 15 tiendas que explota en Canarias, junto a su socio local Grupo Número Uno. Además de esa presencia, sólo mantendrá una tienda física en San Sebastián de los Reyes, además de su e-commerce para satisfacer los pedidos online de clientes del resto del país.

Acaba así un trayectoria de 12 años que comenzó con la compra por 25 millones de euros de la red de nueve tiendas del grupo Boulanger, y que siguió en 2011 con el traspaso de ocho tiendas y 350 trabajadores de la histórica PC City, perteneciente al grupo británico Dixons. El objetivo por aquellos tiempos de Sonae, la matriz de Worten, era extender su dominio en el mercado luso al resto de la Península Ibérica.

Sin embargo, en el mercado español, Worten tuvo que luchar contra varios elementos. Por un lado, la crisis financiera de 2008, que a España llegó más tarde y que mermó mucho la capacidad de consumo de las familias. Más recientemente, la crisis de la Covid-19, que también ha puesto en jaque el consumo, aunque no ha afectado tanto a la adquisición de bienes tecnológicos, que son los que trabaja Worten.

Pero, sobre todo, Worten se ha topado con el poderío de MediaMarkt. Además, la cadena ha tenido que afrontar unas tarifas inmobiliarias altas y la pujanza de Amazon, que se ha llevado buena parte de la tarta del comercio electrónico en los últimos años. Todo ello complicó mucho las cosas a Worten en esta década larga de presencia en España, donde nunca tuvo beneficios.

Más de 350 millones de pérdidas acumuladas

Al revés, los números rojos fueron a más con el paso del tiempo. En 2013 alcanzaron un máximo de 76 millones de euros en España, y en estos últimos ejercicios han oscilado entre los 20 y los 40 millones anuales. Y eso a pesar de que las ventas han ido muchas veces al alza y en 2019 alcanzaron 219 millones de euros, según datos del Registro Mercantil publicados por diferentes medios.

En total, Worten acumula desde su llegada a este país unas pérdidas de más de 350 millones de euros. Como resultado, la compañía, que llegó a tener 60 establecimientos en España, ha estado en varias ocasiones al borde de la disolución. En octubre del año pasado, el auditor (PwC) cuestionó su viabilidad y alertó del impacto “muy relevante” en sus cuentas de la Covid-19. Era un mal presagio. Ahora, el reducto de Canarias y la apuesta por el comercio electrónico podrían ser las bases para su resurgimiento. El tiempo lo dirá. 

 

LA PREGUNTA
¿Cuándo se producirá la recuperación de la economía y del negocio tecnológico?