Opinión

Quédate en casa

Una semana después de declarado el estado de alarma, el canal de distribución TI está demostrando su capacidad de dar respuesta a la perentoria necesidad de los usuarios de teletrabajar desde casa. Los servicios de telecomunicaciones e informática son considerados básicos y esenciales en el actual estado de emergencia sanitaria, lo que confirma el importante papel reservado a toda la cadena de valor del canal de distribución: retailers, distribuidores, tiendas de ecommerce, proveedores de servicios, operadoras, mayoristas y proveedores, entre otros. Y todos ellos, tal y como estamos pudiendo comprobar, no solo están a la altura sino que están dando muestra de efectividad y profesionalidad en estos difíciles momentos para el conjunto de la ciudadanía.

Todos los mayoristas consultados y retailers están atendiendo a sus clientes para servirles producto con la debida protección y también para solventar las necesidades de soporte y atención básicas de los usuarios. Los etailers y tiendas ecommerce también están atendiendo los pedidos de los consumidores, a pesar de los lógicos retrasos por el cumplimiento de los protocolos de seguridad. Los proveedores, por su parte, están sorprendidos por la avalancha de pedidos para adquirir más dispositivos, tabletas y portátiles, así como accesorios de todo tipo, una demanda que está creciendo a un ritmo del 200% . Algunos de ellos ya han anunciado que empiezan a tener problemas de suministro, aunque es ahora cuando las fábricas de China recuperan su actividad normal tras el periodo de cuarentena de sus trabajadores.

Cientos de miles, millones de usuarios profesionales están poniendo a prueba la capacidad de respuesta de las redes, el uso seguro de las aplicaciones de trabajo, la efectividad de los distintos programas de videoconferencia, la capacidad de las operadoras para ofrecer servicio. En un tiempo mínimo los proveedores de servicios están adaptándose a las nuevas necesidades de trabajo en la nube y en remoto de trabajadores y empresas.

En este gigantesco experimento de teletrabajo, es probable que las cosas nunca vuelvan a ser como antes. Los puestos de trabajo virtuales y digitales comenzarán a ganar terreno y permitirán combinar el presentismo del modelo tradicional con el teletrabajo en lo que evidentemente representará un antes y un después de nuestra vida tanto personal como laboral.

Ese cambio de mentalidad también estará en línea con un nuevo modelo de sociedad que prime, por un lado, la productividad real, el ahorro de costes y el buen uso de las herramientas de trabajo, y por otro, permita mejorar el uso consciente y sostenible de los recursos disponibles, fomente la conciliación y el teletrabajo y permita reducir las emisiones de CO2 de los medios de transporte convencionales.

Ahora, que nos hemos visto obligado a recluirnos y confinarnos con nuestras familias en casa para salvar el mayor numero de vida posibles quizás sea el momento de comenzar a cambiar la mentalidad para darnos cuenta de qué es lo verdaderamente importante.

Y por eso, desde mi casa teletrabajando,quiero aprovechar para mandar un abrazo enorme a la gran familia del canal de distribución a la que deseo mucha salud y mucha suerte. ¡Quédate en casa!¡Saldremos de esta! ¡Todo va a salir bien!

LA PREGUNTA
¿Va a haber roturas de stock en el canal en la recta final de 2020?