Noticias

La dulce adolescencia de Kaspersky

Seguridad

El proveedor de antivirus y otras herramientas de seguridad cumple 15 años en el mercado. Ahora su objetivo es hacerse fuerte en el desktop de empresa

En cualquier otra industria, 15 años no son nada, como dice la canción. Pero en el mundo de la informática son toda una vida. Kaspersky fue fundada por el ingenieroEugene Kaspersky, que empezó coleccionando virus “como otros coleccionan mariposas”, a finales de la década de los 90. Rápidamente la firma se llevó el beneplácito de los técnicos en seguridad, aunque en sus primeros tiempos le faltó brazo comercial para llegar a los clientes.

Con una plantilla de 20 empleados en 1997, Kaspersky ha crecido hasta convertirse en una corporación con más de 2.400 empleados que opera en casi 200 países de todo el mundo. En España abrió oficina en 2008 y hoy cuenta con un nutrido grupo de profesionales que atiende al canal de distribución y a las empresas locales. En su base global de clientes hay más de 300 millones de usuarios, incluyendo más de 200.000 empresas. 


Precisamente, a medio plazo la estrategia de Kaspersky es hacerse fuerte en el mundo corporativo, una vez que ya disputa a Symantec (Norton) la primacía en el ámbito del consumo. Los directivos de la compañía no han disimulado su intención de convertirse, en un plazo de dos o tres años, en la marca más popular en el puesto de trabajo empresarial (o endpoint) del mercado europeo. Eso sí, le queda mucho por hacer frente a rivales como McAfee y Symantec, que tradicionalmente ha dominado la seguridad en el ordenador de oficina.


El equipo de expertos de Kaspersky Lab ha llevado a cabo innovadores análisis y detecciones de ciberamenazas avanzadas, incluyendo Cabir, Duqu y Flame. Al descubrir estos ataques, y asumiendo uno de los principales papeles en el análisis de amenazas similares, como Stuxnet, Kaspersky se ha convertido en firma de referencia en el combate de una nueva generación de la ciberdelincuencia organizada.

LA PREGUNTA
El crecimiento de la economía se está ralentizando. ¿Hasta qué punto lo está notando en su negocio?