Noticias

WatchGuard compra Panda Security

Seguridad

Panda emplea a más de medio millar de profesionales y facturó 60 millones de euros en 2018. Desde hace días se sabía que la compañía de Bilbao estaba en venta

WatchGuard Technologies ha alcanzado un acuerdo definitivo para adquirir Panda Security. Una vez completada la integración, la comunidad conjunta de clientes y partners se beneficiará de una potente plataforma de seguridad que conecta la red y el perímetro del usuario, ofreciendo la misma combinación de innovadoras funciones de seguridad y packaging simplificado, y las capacidades de despliegue y gestión por las que ambas organizaciones son conocidas hoy en día.

Durante más de 20 años, WatchGuard se ha centrado en la gestión de seguridad de red avanzada de nivel empresarial, suministrada a empresas de tamaño medio a través de un sólido ecosistema global de partners. La compañía ofrece un código único (SKU) para suministrar una gama completa de soluciones de seguridad de red, incluyendo GAV, IPS, VPN, sandboxing y detección correlación y respuesta de amenazas avanzadas. La adquisición de Panda Security fomenta esa visión y amplía la cartera de productos y servicios de detección y respuesta de amenazas de la compañía centrados en el usuario.

"Las organizaciones se enfrentan hoy en día a un panorama de amenazas cada vez más sofisticado y en evolución, a la escasez de profesionales de seguridad capacitados y a un perímetro cada vez más poroso. Como resultado, la seguridad de la red, la protección avanzada de los endpoints, la autenticación multifactor, las redes seguras y las capacidades de detección y respuesta ante amenazas son clasificadas constantemente como las principales áreas de inversión en seguridad por parte de los responsables de la toma de decisiones de TI y de los proveedores de soluciones TI que los atienden,” señala Prakash Panjwani, CEO de WatchGuard. "Con la unión de las compañías, permitimos a nuestros clientes y partners actuales y futuros consolidar sus servicios de seguridad esenciales bajo una sola marca, respaldados por la innovación y la calidad que es una parte fundamental del ADN de ambas organizaciones.”

Panda Security ha pasado los últimos 30 años revolucionando el ámbito de la protección avanzada del endpoint para empresas y consumidores por igual. Gracias a una combinación de procesos automatizados e impulsados por IA y a los servicios de investigación dirigidos por analistas de seguridad, Panda Security fue el primer proveedor de plataformas de protección para el endpoint (EPP) que ofreció un servicio de certificación del 100%, que garantizaba la legitimidad y la seguridad de todas las aplicaciones que estaban en ejecución. La compañía también ha lanzado recientemente un sofisticado servicio de búsqueda de amenazas disponible para la utilización directa de las empresas y para los Proveedores de Servicios de Seguridad Gestionados (MSSP) que revenden los servicios de Panda Security.  

"A corto plazo, la adquisición de Panda Security hace que la mejor detección y respuesta para el  endpoint, la búsqueda de amenazas, el antivirus (AV) para el endpoint, la seguridad del correo electrónico, la aplicación de parches y el cumplimiento normativo y cifrado de datos estén accesibles para nuestra base de clientes a través de un fabricante de confianza y el proveedor de soluciones de TI que elijan,” continua Panjwani. "A largo plazo, nuestros clientes y partners disfrutarán de los beneficios adicionales que se derivan de que estas soluciones estén estrechamente integradas con el núcleo de la oferta de WatchGuard.”

La transacción está sujeta a las condiciones de cierre habituales, incluidas las aprobaciones reglamentarias, y se espera que se cierre en el segundo trimestre de 2020. WatchGuard ha estado representada en la transacción por Paul Hastings LLP y Cuatrecasas, Gonçalves Pereira LLP. Adicionalmente, Jefferies International ha actuado como asesor financiero exclusivo de Panda Security en esta transacción.

Fin a una carrera en solitario de 30 años

Desde hace una semana se sabía que Panda buscaba comprador. En estos días se ha hablado del interés de fondos de capital riesgo norteamericanos, aunque al final ha sido WatchGuard la que se ha llevado el gato al agua. Con la compra, WatchGuard complementa su oferta, más centrada en seguridad de red, Wi-Fi seguro y autenticación multifactor, con soluciones para el puesto de trabajo (endpoint).

La integración de Panda en WatchGuard pone fin a una trayectoria en solitario de 30 años, porque la compañía española fue fundada en Bilbao en 1990. La firma, participada de forma mayoritaria por su presidente, José Sancho, ingresó 60 millones de euros en 2018 y el objetivo para 2019 era crecer un 14% y llegar a los 90 millones en tres años.

Panda tiene medio millar de empleados y se ha reconocido siempre como "la mayor empresa española de software". Además, ha sido una de las compañías nacionales con más vocación internacional y hoy vende a través de 16 oficinas propias y tiene acuerdos con una extensa red de country partners que le permiten llegar a más de 180 países. La valoración de la compañía, según fuentes del mercado, podría estar entre los 200 y 300 millones de euros.

En los últimos tiempos han entrado en el equipo de asesores de Panda algunos nombres rutilantes de la política y la economía de este país. Entre ellos, Pedro Solbes, que fue ministro de Economía, Luis Miguel Gilpérez, expresidente de Telefónica España, y Óscar Fanjul, que fue presidente de Repsol.

La compra de Panda por parte de WatchGuard evidencia que en el mundo del software y la seguridad el tamaño importa y mucho. Las economías de escala son las que pueden garantizar unos productos que requieren importantes desembolsos en I+D para seguir siendo atractivos para los clientes. 

LA PREGUNTA
¿Cuál va a ser, en su opinión, la evolución de la demanda de tecnología en el sector público en los próximos meses?