Noticias

La seguridad de la nube sigue siendo una asignatura pendiente en la empresa española

Seguridad

Check Point advierte de que la facilidad para subir aplicaciones y poner programas en producción complica mucho las cosas a los responsables de ciberseguridad de las compañías

 

Mario García, de Check Point.
Mario García, de Check Point.

La plana mayor de Check Point en España ha analizado para la prensa los retos a los que hoy se enfrentan las empresas españolas en materia de ciberseguridad. Mario García, director general de la filial local de la compañía, aseguró que la nube ha cambiado totalmente el escenario. “Todo se pone en producción de forma muy rápida. “Un directivo de TI de una comunidad autónoma me reconocía que tiene 3.600 aplicaciones”.

El problema para García está en garantizar la estabilidad y seguridad de entornos tan cambiantes y diversos. “La actualización de esas aplicaciones es complicada, y hay que mirar la seguridad”. Ese trabajo se complica más aún cuando los propios clientes no saben lo que tienen entre manos. “Muchas empresas ni siquiera saben qué tienen en la nube. Hay que hacer las cosas seguras desde el principio”, advirtió García.

De todas formas, el mercado español y los clientes empiezan a tomar conciencia de que tienen que proteger este flanco. “Check Point tiene más de 4.000 clientes de nube, y un 25% están en el Forbes 500. En España tenemos ahora mismo 173 operaciones abiertas de cloud, vivas. La gente empieza a pensar que debe incluir seguridad en la nube, aunque los que están bien preparados no llegan a los dedos de una mano. Otros empiezan a prepararse. A nivel de compañía, Check Point tiene más de 500 ingenieros de I+D dedicados al cloud”. Además, el proveedor planea contratar a corto plazo más de 100 ingenieros de nube. En el último trimestre, además, este negocio generó a Check Point más de 100 millones de dólares en ventas.  

El problema de la vulneración de los nuevos pasaportes Covid

Eusebio Nieva, director técnico de Check Point en España, abordó un tema más coyuntural, el del peligro que supone la posible vulneración de los nuevos pasaportes Covid para el control de la pandemia esta época estival. “Ahora que la campaña de vacunación está avanzando y que cada vez son más las personas inmunizadas, es preocupante descubrir un crecimiento de un 500% en el número de vendedores de certificados de vacunación falsos entre los meses de marzo y mayo. Esto denota el gran peligro que suponen las personas que están dispuestas a saltarse los controles de los diferentes países”, alertó Nieva.

Eusebio Nieva, de Check Point.
Eusebio Nieva, de Check Point.

Por su parte, Victor Molina, jefe de equipo de canal y telco para ingenieros de sistemas de Check Point, recordó que 2020 fue un año “muy intenso” en el ámbito de la ciberseguridad. Sobre todo debido a la dispersión de las plantillas debido al teletrabajo. “Los clientes han demandado mucha ayuda. El número de trabajadores móviles se ha disparado. En 2024, IDC dice que el 60% de los trabajadores serán móviles.  Muchas empresas han confiado en los dispositivos personales de los usuarios para afrontar la pandemia. El 97% de las empresas han sufrido ataques a dispositivos móviles”.

Molina incidió en que los dispositivos móviles son más vulnerables que nunca porque el 67% de los trabajadores admite haber encontrado y usado alternativas a las soluciones corporativas a su disposición, para así poder ser más productivo en el trabajo. Y esas soluciones no siempre son seguras.

“Está comenzando una nueva etapa tanto para las diferentes empresas a nivel mundial. Los tres vectores en los que hay que centrarse es la seguridad cloud, de dispositivos móviles y de los nuevos pasaportes o certificados de vacunación, porque van a ser los principales objetivos para los ciberdelincuentes. Si cada día va a haber más teletrabajadores conectándose a la red empresarial desde diferentes dispositivos las posibles brechas de seguridad aumentan exponencialmente y es por ello que se deben extremar todas las precauciones posibles y aumentar el software de seguridad correspondiente”, concluyó Mario García.

LA PREGUNTA
¿Qué impacto cree que tendrá Windows 11 en su negocio en los próximos meses?